Antonio Gallego, presidente de Grupo Ybarra, Miguel Gallego (Migasa)

180 años, 80 países y 40M de kilos: secretos de la mayonesa más famosa de España

Grupo Ybarra Alimentación cerró el ejercicio 2021 con una facturación de 193,4 millones de euros, tiene una plantilla de 250 trabajadores y cuenta con seis centros productivos repartidos en el territorio nacional y situados estratégicamente en las zonas donde se obtienen las mejores materias primas. En 2018 abrió una nueva fábrica en Dos Hermanas (Sevilla), que cuenta con una superficie de 100.000 m2, 15 líneas de envasado de aceites, mayonesa y salsas, un centro de I+D+i y un almacén logístico para 20.000 huecos de palé. La capacidad productiva de las nuevas instalaciones es de 40 millones de kilos de mayonesas y salsas y de 150 millones de litros de aceite al año.

El presidente del Grupo Ybarra, Antonio Gallego, pone en valor en esta entrevista con Economía 3 «la visión exportadora del grupo, que se remonta a sus orígenes y prueba de ello es el premio que obtuvo en la feria de Filadelfia de 1876». Actualmente, sus marcas están presentes en más de 80 países.

Fábrica Grupo Ybarra

Los orígenes de una empresa centenaria

– ¿Cómo surgió Ybarra? ¿Por qué se decidió apostar por la elaboración de aceite de oliva?

Ybarra fue fundada en 1842 por José María de Ybarra, un emprendedor, empresario y político que se estableció en la ciudad de Sevilla tras casarse con Dolores González Álvarez. Entonces tuvo la visión de la comercialización de aceitunas y aceite de oliva de las explotaciones agrícolas familiares a través de la creación de una empresa naviera dedicada al transporte y comercio de cabotaje entre Sevilla y Bilbao, su ciudad natal.

– ¿Cuándo se amplió el catálogo de productos? ¿Cuáles se fueron añadiendo y por qué motivo?

El motivo principal fue una estrategia de diversificación pensando en el futuro. El catálogo de productos Ybarra se fue ampliando desde mediados de los años 60 con la incorporación de mayonesas y salsas, revolucionando un sector en auge con grandes posibilidades de implantación y crecimiento en España. Además, Ybarra ha lanzado al mercado productos tan diferentes como vinagres, verduras, aceitunas, patatas fritas, miel, baguettes e ,incluso, caviar.

Camión de reparto de Ybarra (años 60)

El salto internacional

– ¿Cómo se produjo el salto a la venta internacional? ¿En qué países comenzó la exportación?

Uno de los primeros países fue Estados Unidos y ya en 1876 el aceite Ybarra fue galardonado en la Feria de Filadelfia. La internacionalización va en el ADN de Ybarra.

Desde sus orígenes, la empresa llevó el aceite de oliva tanto en el ámbito nacional como internacional. Algo que llega a nuestros días y se confirma con dos datos: estamos presentes en más de 80 países –destacando China, Brasil, México, Noruega o India– y más de un tercio de nuestra facturación procede del mercado exterior.

«Nosotros exportamos el primer contenedor de aceite de oliva a China»

Algunos hitos de nuestro recorrido internacional son, por ejemplo, la expansión y apuesta por el mercado estadounidense y la constitución de una sociedad en los años 40 para la comercialización de la marca Ybarra en México. País donde actualmente somos una de las marcas más reconocidas. También la exportación del primer contenedor con aceite de oliva a China o el lanzamiento en 2005 de la botella de cristal exclusiva de Ybarra que actualmente está presente en todo el mundo.

Espíritu innovador

– ¿Por qué se decidió apostar por las botellas de plástico para el aceite ya en 1945? Más adelante se pasó al Tetra Brik. ¿Cómo surge ese espíritu innovador?

Junto a la calidad y la visión exportadora, creo que la innovación es otra de las características que nos han hecho una marca reconocida. Va un poco en los orígenes de la empresa y en el carácter de su fundador; que siempre apostó por la innovación en todos los ámbitos empresariales en los que actuó.

Como comentas, Ybarra fue pionera en el envasado y comercialización del aceite de oliva, primero en plástico en los años 40. Y, posteriormente, en tetra brik en los 80.

Actualmente, esa apuesta por la innovación y adaptación a las necesidades de los consumidores sigue vigente y contamos con uno de los laboratorios y centros de I+D+i más importantes de Europa.

Producción de mayonesa en fábrica de Ybarra

La mayonesa más famosa

– En 1968 Ybarra apostó por los productos por los que seguramente es más conocido el grupo. Las salsas y, en especial, la mayonesa. ¿Qué motivó este salto del aceite a sumar la elaboración de salsas?

Aquí seguimos hablando de palabras como innovación o visión. Los responsables de la compañía de entonces entendieron, con buen criterio, que había que diversificar negocio y dar un salto tanto cuantitativo como cualitativo en el mercado. Además, el ser una de las empresas más importantes de aceites fue y es decisivo en este sentido.

La materia prima estaba y se le aportó todo el valor posible.

– ¿A qué atribuyen que haya triunfado tanto la mayonesa de Ybarra? ¿Qué impacto ha tenido en la compañía?

La mayonesa Ybarra es nuestro buque insignia. Si preguntas a cualquier consumidor por Ybarra, la primera palabra que dirá será casi seguro ‘mayonesa’. Tanto a nivel financiero como de notoriedad, la mayonesa Ybarra ha sido importantísima para la compañía. Respecto a su éxito, podemos decir que se mezclaron elementos como novedad, calidad o uso gastronómico del producto unido a una estrategia de comunicación pionera y creo que muy acertada.

«Nuestra mayonesa es 100 % natural, no contiene conservantes, colorantes ni derivados lácteos y es apta para celíacos»

– ¿Tuvieron éxito la mayonesa y el resto de salsas en los países a los que Ybarra exportaba y exporta?

Desde un principio, la empresa se centró en la comercialización de aceite de oliva fuera de nuestras fronteras. Exportar mayonesas y salsas es un tema complejo y difícil por las características y competencia de cada uno de los mercados.

Una historia ligada a la publicidad… y a la mayonesa

– En 1975, Ybarra logra su primer éxito publicitario con el anuncio de ‘Que sí, que sí, que el secreto está en la Y’. ¿Qué papel ha jugado la publicidad en la historia de la compañía?

La publicidad y la comunicación jugaron un papel fundamental para el presente y futuro de esta empresa para que se reconozca la marca y fidelice a los consumidores. Fuimos la primera empresa agroalimentaria española que apostó por la publicidad en televisión y el primer éxito, como dices, fue el aún recordado ‘Que sí, que sí, que el secreto está en la Y’.

Posteriormente, también llegaron el exitoso ‘Olé, Olé’ a finales de los 80 o, en los últimos años, la campaña ‘Juntémonos’. También aquí hay que destacar la apuesta de la empresa por el entorno digital y las redes sociales en 2011, donde nuestras marcas son líderes del sector del gran consumo en España desde hace cinco años. Esto nos permite escuchar y hablar con el consumidor de una manera cercana.

Anuncio de mayonesa Ybarra 1969

Diversificación

– A principios del presente siglo, el Grupo Ybarra incorpora también las verduras a su catálogo. ¿A qué se debe? ¿Cómo ha funcionado?

La empresa apostó por incorporarse al sector de las conservas vegetales en una estrategia de diversificación como un grupo alimentario multimarca y multiproducto.

Actualmente somos el mayor fabricante de verduras artesanas y líderes en ventas en el canal retail de España. Nuestra fábrica, la única del sector con el certificado de calidad BRC, está en Lodosa (Navarra), a orillas del Ebro y en una de las mejores zonas productoras del país.

– A principios de 2010 comienzan a aparecer nuevos hábitos y preocupaciones entre los consumidores e Ybarra lanza la primera mayonesa ligera sin azúcares. ¿Es posible hacer una mayonesa realmente saludable? ¿Les ha perjudicado esta ola de ‘realfooding’ y demás?

Es posible hacerla y, de hecho, nosotros la elaboramos. Nuestra mayonesa es 100 % natural, no contiene conservantes, colorantes ni derivados lácteos y es apta para celíacos (sin gluten).

En Ybarra estamos al tanto de las necesidades de los consumidores y las diferentes tendencias. Desarrollamos y comercializamos la mayonesa sin azúcares, pero también salsas del mundo, cremas de vinagres balsámicos de frutas o mayonesas con sabor para atender la demanda de sabores internacionales, exóticos y con un toque gourmet.

Además, en nuestro catálogo contamos con productos ecológicos –aceite de oliva virgen extra, vinagres, mayonesa o alioli– fruto de nuestra apuesta por la sostenibilidad y el medioambiente. Somos conscientes de que el nuevo consumidor es más exigente, atrevido e innovador y, por ello, trabajamos en productos naturales, sanos y a la vez sostenibles.

El secreto del éxito

– ¿Cuáles son los secretos para que Ybarra haya logrado una historia de éxito con tantos años de trayectoria?

Se trata de una suma de un equipo profesionalizado, productos de calidad, trabajo en equipo, esfuerzo constante y tener al consumidor en el centro de nuestras decisiones.

– ¿Cuál ha sido el momento de mayor éxito en la historia del grupo y el de más dificultad? ¿Estamos viviendo ahora uno de los más complejos?

En la actualidad, todas las empresas del sector estamos en un momento de dificultad derivado del incremento de costes de las materias primas y la situación derivada de la crisis del transporte. Afortunadamente en 180 años de historia hemos vivido todo tipo de contextos y de todos ellos Ybarra ha salido reforzada.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.