Javier Torrenteras, director de Verne Academy y mentor en New Digital Workers. Talento digital

El futuro laboral se escribe en digital: datos, ciberseguridad y talento

Actualmente, a nivel nacional, hay más de 70.000 vacantes sin cubrir en el sector tecnológico, según la Asociación Española para la Digitalización (DigitalES). Se espera que esta cifra se duplique, como mínimo, en los próximos tres años, según la Asociación Española de Inteligencia Artificial (IndesIA). Por otra parte, en España, la tasa de desempleo es del 13,8 %. Con un total de 150.701 personas desempleadas solo en la provincia de Alicante, según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Y más de medio millón de estudiantes se gradúan todos los años en la universidad, preparados para entrar en el mercado digital, pero sin saber cómo. En este contexto, el mercado laboral necesita cubrir vacantes e incorporar nuevo talento.

Existen muchos perfiles profesionales en busca de nuevas oportunidades, lo que permitiría equilibrar la brecha existente entre la oferta y la demanda. Sin embargo, estos perfiles necesitan reciclarse y adquirir los conocimientos y habilidades necesarios para poder reorientar sus carreras y cubrir dichas vacantes.

Javier Torrenteras, director de Verne Academy y mentor en New Digital Workers

«La escasez de talento digital ya es un reto en este momento. Nosotros mismos nos encontramos ante una situación en la que es muy difícil encontrar nuevos profesionales que incluir en los equipos de desarrollo. Es el momento de apostar por la figura del aprendiz digital. Personas que sin un background técnico tengan capacidad para reinventarse y convertirse en nuevos profesionales que atiendan las necesidades digitales de pymes y consultoras», expresa Javier Torrenteras, director de Verne Academy y mentor en New Digital Workers.

Inversión en formación

Este proceso de reciclaje y reconversión requiere de una inversión, tanto por parte de quienes buscan reinventarse gracias a las nuevas tecnologías, como de las empresas que necesitan incorporar esos nuevos perfiles. «Las empresas tienen que apostar por invertir en una mayor carga de formación durante los primeros meses hasta que la persona se incorpore al 100 % en su nuevo puesto de trabajo. Pero, estoy seguro de que iniciar un nuevo camino laboral, con la oportunidad de entrar en un ámbito laboral con una tasa de paro rondando al 0 %, ayudará a generar la motivación necesaria para hacer ese esfuerzo de reconversión», explica Torrenteras.

«No hablamos de buscar talento existente, sino de buscar talento potencial, desarrollarlo y validar que es apto para cubrir el puesto»

Y añade: «No hablamos de buscar talento existente, sino de buscar talento potencial, desarrollarlo y validar que es apto para cubrir el puesto. Es decir, podemos estar hablando de procesos de reconversión profesional de entre tres y seis meses; donde las primeras semanas/meses el personal esté focalizado en una formación exprés, también conocida como ‘bootcamp’, donde adquieren los conocimientos básicos y aprenden a enfrentarse a retos».

Verne Academy

Digitalización y talento, la mejor combinación

Desde Verne Academy, la escuela de formación tecnológica de Verne Group, han lanzado el bootcamp New Digital Workers. Se trata de un curso 360º que ofrece -además de la parte formativa que tienen todos los cursos- un mentoring personalizado, seguimiento, prácticas en empresa y bolsa de empleo para que los estudiantes puedan salir de este con empleo.

«Este bootcamp está dirigido a todo aquel que quiera reencaminar su carrera profesional; sin necesidad de que cuente con conocimientos previos y que se sienta motivado por las nuevas tecnologías», explica el director de Verne Academy.

New Digital Workers cuenta con una duración de 14 semanas. En ese tiempo los participantes aprenderán a desarrollar su talento tecnológico en una de estas tres ramas: datos, ciberseguridad o desarrollo no-code. Además, pondrán en práctica todo lo aprendido a través de retos individuales y grupales. También, tendrán a su disposición una bolsa de empleo para realizar sus prácticas.

«Este bootcamp está dirigido a todo aquel que quiera reencaminar su carrera profesional»

Todo ello con el apoyo y colaboración de Microsoft. Los alumnos podrán acceder a su programa ‘Crea Futuro – Alumno 4.0’, que busca poner en contacto a nuevos profesionales tecnológicos con las empresas más punteras del sector.

Además, para facilitar la inscripción de estos profesionales, Verne Academy ofrece becas para que los estudiantes únicamente tengan que cubrir una matrícula de 250 euros como reserva de plaza. La cantidad restante la abonarán cuando encuentren empleo como profesionales técnicos.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.