activos en rentabilidad
Adelanto

Adelanta tus rentas e incrementa tu patrimonio

Invertir en inmuebles en rentabilidad ¿Qué es?

Invertir parte de tu capital en cualquier obra nueva atrae ciertos riesgos. Esto se debe a que, mayormente, la rentabilidad en estos casos es a largo plazo, en otras palabras, puede pasar mucho tiempo para que logres conseguir ganancias. Además de esto, el espacio disponible para este tipo de construcciones cada vez es más reducido, y esto es un factor que hace más difícil la operación. Hoy en día, una de las mejores alternativas es invertir en activos en rentabilidad.

Dicha opción te permitirá amortizar el gasto desde el primer momento. Esto significa que, invertir en un edificio de este tipo, te ofrece un rendimiento instantáneo, algo que no se lograría de otra forma.

¿Qué son los inmuebles en rentabilidad?

Debemos destacar que, actualmente, dentro del sector inmobiliario este tipo de operaciones son cada vez más habituales. Se trata de inmuebles que, debido a la actividad que se realice en estos, te ofrecerán beneficios desde el primer día. Podemos toparnos con viviendas destinadas a la actividad turísticas, tiendas, estudios o cualquier negocio enfocado hacia lo comercial.

Por ciertas razones, la rentabilidad de un inmueble influye en el precio de la venta del mismo. Sin embargo, esta no es una cuestión por la cual debamos preocuparnos excesivamente. Un aspecto que no debemos olvidar es qué entendemos por una buena rentabilidad. Algunos dirán que solo basta con un 5%. Pero otras personas pueden pensar que una rentabilidad solo es rentable si supera el 8%. Lo cierto es que eso depende de cada quien. Por otro lado, la ubicación del inmueble y otros factores también influyen considerablemente. Por ejemplo, los inmuebles destinados al uso turístico, te permitirán obtener un mayor rendimiento.

Tipos de rentabilidad

Existen varios tipos de rentabilidad. ¿Cuáles son? Bueno, hay diferentes maneras de clasificación y muchos de estos términos son utilizados constantemente dentro del sector empresarial. Entre estos podemos mencionar las dos más importantes:

  • Rentabilidad económica: Esta es conocida como ROI (siglas en inglés), o Retorno de la Inversión. Esta sólo considera el ingreso bruto y no los medios en los que se ha conseguido dicha inversión. En otras palabras, el financiamiento y deudas en general.
  • La rentabilidad financiera: La conocida ROE, o Return on Equity. Esta es la rentabilidad que toma en cuenta los intereses gastos financieros e impuestos. En conclusión, mide la capacidad de generar beneficios a partir de los fondos propios.

¿Cómo calcular la rentabilidad de tu inmueble?

Calcular la rentabilidad obtenida por tu inversión inmobiliario no es un tema difícil de entender, y esto es algo que no muchos saben. Sólo es necesario algunos valores dependiendo si se trata de un inmueble en venta o en renta. En el caso de que sea un inmueble en venta, debes realizar los cálculos teniendo en cuenta lo siguiente:

  • El valor inicial: ¿Cuánto fue lo que invertiste en el inmueble?
  • El valor actual: ¿A cuánto lo estás vendiendo?

Primeramente, al valor de la venta debes restarle el importe de la inversión inicial. Luego, divídelo entre la misma inversión inicial. El resultado debes multiplicarlo por 100 y el número que obtengas debería ser la rentabilidad expresado en porcentaje. Por otro lado, en el caso de un inmueble en renta, debes considerar los siguientes elementos:

  • Los ingresos anuales. Son la suma de todos los pagos que se realicen en un año.
  • El gasto de mantenimiento. Se refiere a los gastos por diferentes servicios o remodelaciones.
  • El valor inicial. Este es el monto que pagaste por el inmueble inicialmente.

En este particular, a los ingresos anuales le debes restar los gastos hechos por mantenimiento. Luego dividir el resultado entre la inversión inicial, posteriormente multiplícalo por 100. El resultado que obtengas en esta operación sería la rentabilidad del inmueble dentro del plazo de un año. Considera que los gastos por mantenimiento pueden variar. Esto se debe gracias a que existen algunas personas que rentan el inmueble con pocos servicios. Mientras que existen otras que incluyen hasta el servicio de internet.

Recomendaciones para invertir en inmuebles en rentabilidad

Si un activo en rentabilidad ofrece ciertos ingresos, gracias a que en él se desarrolle alguna actividad, lo primero por lo que debes interesarte es en las ganancias demostrables de ese inmueble. Por esto, el vendedor debe ofrecerte esta información, ya que es el foco de mayor interés de la vivienda. Además de esto, es importante que te enfoques en la actividad que se desarrolla además del equipamiento con el que cuenta. Por mencionar un ejemplo, un edificio destinado al turismo, tendrá mucho más valor si posee una piscina. Por otro lado, un inmueble de oficina tiene más valor si posee estacionamiento par trabajadores, entre otros.

Algo así sucede con la ubicación. Este también es un factor esencial al momento de sacar la máxima rentabilidad como sea posible. Debes estudiar cuidadosamente la zona donde se localiza el inmueble en relación con la inversión que vaya a realizar. También debes encontrar un precio que sea acorde al mercado agregando el plus de la rentabilidad. Por otro lado, analiza al inquilino ocupa la vivienda. Es recomendable que sea de mucha confianza y que te garantice una óptima rentabilidad.

¿Por qué invertir en los activos en rentabilidad?

La inversión que realices en activos en rentabilidad te asegura un rendimiento desde el primer momento sin la necesidad de buscar inquilinos. Como lo comentábamos al principio del artículo. Con las construcciones en obra nueva cada vez más reducidas, esta alternativa se convierte en algo muy eficiente. Estamos ante un modelo de inversión que se perfila como un ganar-ganar. Esto, debido a que habrás adquirido un inmueble muy interesante y, además de esto, conseguirás un rendimiento casi instantáneo. Lo cual, es considerado como la clave hacia el éxito.

Ahora que ya sabes lo que son los activos en rentabilidad, quizás estés pensando en invertir en inmueble que estén bajo estas condiciones. No debes pasar por alto la importancia de asesorarte con verdaderos profesionales. Un verdadero especialista te ayudará a caminar hacia el inmueble que mejor se adapta a lo que estás buscando, esto te permitirá alcanzar tus objetivos. Seguir las recomendaciones de los expertos es la mejor forma de asegurarte resultados efectivos y eficientes.