María Benjumea

María Benjumea: “Empecé por casualidad, pero no he hecho más que emprender”

El próximo 3 y 4 de noviembre, el edificio Veles e Vents de La Marina de València servirá de punto de encuentro y conexión entre los principales actores nacionales e internacionales del ecosistema emprendedor. Será de la mano de ‘South Summit Health & Wellbeing Valencia’, una iniciativa de South Summit powered by IE University que nace con el empuje indiscutible de María Benjumea.

María Benjumea es fundadora y CEO de Spain Startup, entidad organizadora de South Summit, una plataforma global de conexión para generar negocio en el ecosistema de la innovación.

Desde el inicio de su carrera profesional, Benjumea ha sido una emprendedora indiscutible y prueba de ello es que actualmente se define como “una startapera de 67 años”.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Su valía y su mérito profesional le ha llevado a recibir multitud de reconocimientos, entre ellos, el Premio del Senado a la Trayectoria Personal en 2019 y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo en 2016.

Economía 3 habla personalmente con ella coincidiendo con las próximas citas que ya maneja en el calendario: 5, 6 y 7 de octubre, Madrid y 3 y 4 de noviembre, València.

Una “startapera” de 67 años

– Cuéntanos brevemente, María, tu trayectoria profesional y cómo te has convertido en un referente del emprendimiento.

Soy una ‘startapera’ de 67 años que llevo emprendiendo desde los 24. Pero, tengo que confesar que el gusanillo de emprendedora lo he sentido después, no cuando empecé. Y es que la mayor parte de los mortales no tenemos nada claro lo que queremos ser o hacer. Es verdad que hay algunas personas que sí tienen muy claro que quieren ser emprendedoras, pero la mayoría no. Es decir, yo no empecé con la idea de crear empresas, pero he logrado mucho más de lo que nunca hubiera imaginado.

Lo impresionante de esto es darse cuenta de lo que somos capaces de hacer, de lo que eres capaz de hacer que jamás hubieras imaginado.

Los inicios

– ¿Cómo fueron tus inicios?

Decidí que quería trabajar, pero no a tiempo completo, porque quería compatibilizar el disfrutar de mi hija y mi trabajo. Por ello, me sumé a un proyecto que me pareció muy interesante. Era muy bonito: Taller del Arte, un espacio innovador que combinaba el negocio de anticuario, galería de arte y escuela de restauración… Pero, duró dos años y fracasó.

Me sumé a un segundo proyecto y posteriormente a un tercero creando Círculo de Progreso, después transformado en Infoempleo, que en poco tiempo se convirtió en el portal líder en la búsqueda de empleo.

En sus diferentes etapas este proyecto ha copado gran parte de mi vida profesional. Fui CEO desde el 81 hasta su venta en 2009 (previamente vendí un 51% en 2006) y lo presidí hasta 2012 que fundé Spain Startup.

– Una única empresa que supo ir evolucionando…

Exactamente, ahí es donde te das cuenta de que: ¡claro que tú puedes crear, claro que tú puedes hacer…! Y aunque jamás hubieras pensado que tienes un gen emprendedor o que estabas llamado a lanzar nuevos proyectos, eres capaz de reinventar la empresa una y otra vez. Creando nuevas líneas de negocio, transformando la compañía porque el mundo cambia constantemente y hay que adecuarse… Empecé por casualidad, pero toda mi vida no he hecho más que emprender.

La irrupción de internet

– Precisamente a ti te tocó vivir un momento muy disruptivo con todo el ‘boom’ de internet.

Exacto, vivimos el nacimiento de internet, y aunque entonces no teníamos ni idea, dijimos: ¿esto es una nueva herramienta para dar la información mucho más actualizada y un servicio mucho más inmediato para nuestros clientes y usuarios? Sí, ¡pues vayamos a por ello!

La lógica y el sentido común te lleva a abrirte a nuevos mundos para transformar y complementar tu empresa. Así es como en el 2000 se convirtió en el portal de empleo líder para la búsqueda de empleo cualificado en España.

Es decir, el común de los fieles nos hemos ido adaptando a las circunstancias y las circunstancias nos enseñan muchísimo y nos permiten darnos cuenta de que somos capaces de hacer infinitamente más que lo que jamás hubiésemos imaginado. Y tener una capacidad de trabajo y superación infinitamente mayor de la que creíamos y eso es maravilloso.

El reto tecnológico

Definir el negocio es clave

– Reconoces que los primeros proyectos no salieron todo lo bien que se esperaba, ¿qué diríais a aquellos emprendedores que también experimentan el fracaso y cómo armar bien un proyecto para que no fracase?

La verdad es que en los primeros proyectos yo no fui la impulsora, la que los ponía en marcha, pero me ofrecieron la idea y me parecieron preciosas por ello me sumé a ellas. Tengo que reconocer que por entonces teníamos mucha ilusión y ganas, pero muy poca idea del negocio. Eran además unos momentos muy complicados económicamente y por tanto aquello no pitó. Pero, lo bueno es que aprendimos un montón, nos dimos cuenta de que éramos capaces de asumir retos.

Por tanto, yo recomendaría: si tú quieres liderar algo o participar de un proyecto tienes que tener una serie de aspectos muy claros. Por ejemplo, tener el foco definido de qué quieres hacer. Porque definir el negocio es clave. Pero, a la vez, ese foco tiene que ser flexible. No te puedes empeñar en que algo es así y es así porque el mercado te va diciendo y demandando otras cosas… Por tanto, tienes que ir adecuándote a las nuevas necesidades. Es decir, sé flexible para irte adaptando.

El segundo tema para sacar adelante un proyecto es la capacidad de trabajo, muy importante. Saber que te has de volcar en ello, porque nadie te regala nada. Pero, sabiendo que tú eres capaz de poder hacerlo, aunque ello requiera de un trabajo ímprobo.

Asimismo, ir forjando capacidad de resistencia y resiliencia. Y es que, hay muchos días muy malos, complicados, en los que te planteas muchas cosas, pero hay que pensar que mañana será otro día, y que las cosas las verás de otra manera, un mañana que puede ser dentro de un mes, tres meses o una semana…

Y, por último, equipo. Es determinante unirte con los mejores. Es importantísimo que delimitéis bien cuáles son los campos de actuación y las funciones de cada uno, pero es fundamental que empieces, vivas y continúes siempre con la convicción de que te has unido a personas que te complementan y que son los mejores en el aspecto personal y profesional.

Spain Startup

– Señalas que empezaste por casualidad, pero toda tu vida no has hecho más que emprender. ¿Cómo maduraste la idea Spain Startup?

En 2011 ya veía que era muy complicada la convivencia en la compañía. Hoy en día es diferente pero entonces cuando alguien llegaba, lo modificaba absolutamente todo por antagonismo. Hoy ya no pasa porque las compañías se dan cuenta de lo que aporta el equipo que la ha creado y la ha hecho crecer.

Pero, como te digo, yo ya tenía el gusanillo porque veía la cantidad de oportunidades que había para emprender. Al tiempo que detectaba la necesidad de innovación que tenían las grandes corporaciones para seguir el ritmo que demandaba el mercado. Vislumbramos que había unas necesidades por un lado, y capacidad de dar respuesta por otro. Por tanto, era el momento de ponerlo en marcha. Me apoyé en Juan José Güemes que ya conocía. Es el presidente del Centro de Emprendimiento e Innovación de IE Business School.

El contexto era complicado con la crisis financiera. Veíamos que la gente estaba deprimida por la crisis y porque España, que hasta hacía nada había sido “el no va más”, había caído justo al extremo contrario.

Por eso, vimos que había que trasladar a las personas y a las organizaciones que la crisis era coyuntural, pasajera… Y, sin embargo, venía un cambio de una magnitud bestial, para el cual debíamos prepararnos. De hecho, poco tiempo después se empezó a hablar de esta cuarta revolución tecnológica.

La “innovación abierta

– ¿Fuisteis pioneros también en la concepción del ecosistema?

Siempre se pensaba que las startup debían ser proyectos vinculados a internet. Nosotros considerábamos que no, que las startup eran proyectos innovadores, escalables y globales. Además, supimos que teníamos que involucrar a la corporación porque necesitaba innovación para seguir el ritmo del mercado.

Lo que luego se conoció como innovación abierta. Esto es, poder identificar nuevos productos y servicios que le permitan transformarse. Qué mejor manera de hacerlo que de la mano de sangre fresca, ágil, flexible…

El South Summit

– ¿Y como resultado el lanzamiento en 2014 de South Summit?

Sí, como una plataforma global de conexión con foco en generar innovación, transformación y negocio entre todos los actores. Inversores, startup y corporaciones para la transformación del tejido empresarial tradicional, con un espíritu de win win, porque esto tiene que ser bueno para todos.

– En solo ocho años, South Summit se ha convertido en el encuentro líder de innovación, con más de 52.000 espectadores en su última edición virtual, ¿cuál es vuestro posicionamiento?

No queremos que se nos identifique solo como un evento. Somos una plataforma cuyo objetivo es ser muy eficiente para que esas relaciones de negocio sean constantes y aporten valor real a aquellos que participan de nuestra plataforma 365, todos los días del año.

De hecho, las startups finalistas de anteriores ediciones del encuentro han logrado levantar más de 4.300 millones de dólares en inversión y cerrar multitud de acuerdos con corporaciones de los diferentes sectores productivos.

La importancia de la sostenibilidad

– Y en un contexto donde consideráis la sostenibilidad del planeta fundamental…

Exacto, hemos tomado la decisión de que todo lo que hagamos a partir de ahora esté en el marco de la sostenibilidad. Ha sido una decisión muy meditada, sabemos que será más difícil, más costoso y nos llevará más tiempo de sacar adelante, pero consideramos que es una obligación y un compromiso que tenemos que asumir.

Aún así sabemos que todavía no podrá ser una producción 100% sostenible, por ello dedicaremos una parte del beneficio a paliar y revertir nuestro impacto.

– ¿Estáis convencidos de que urge poner los medios entre todos?

No tenemos un segundo que perder. Pensamos en la oportunidad que tienen todos estos ‘startaperos’ y compañías tradicionales que se están transformando de volver a inventar o reinventar lo que ya existe desde un punto de vista sostenible, bajo el concepto de sostenibilidad.

Estoy entusiasmada, uniendo lo que siempre he defendido. Por una parte, que las empresas son básicas para el desarrollo, al generar empleo y mejores condiciones de vida, y por otro, que al mismo tiempo, lo que generan sea para hacer un mundo mucho mejor, porque no cabe duda de que lo hemos estropeado y urge poner medidas.

Un encuentro “vertical

– ¿Cómo estáis preparando ya Madrid para el 5,6 y 7 de octubre?

Estamos trabajando en un programa de muy alto nivel, y ya tenemos a las 100 startup finalistas que presentarán sus proyectos.

– También tenéis a València en el calendario y pensáis en Bilbao.

En España, el crecimiento del ecosistema está muy capilarizado, no como en Alemania donde Berlín concentra el 80% del ecosistema. Aquí, Madrid y Barcelona están muy a la par, pero no concentran más de un 60% del ecosistema. Con otras tres ciudades encabezadas por València, que están pujando bien fuerte, Bilbao y Málaga. Pero juntas las cinco, no concentran más del 70% algo que es buenísimo.

– ¿Y en concreto qué habéis previsto?

Un encuentro vertical. Una ciudad como València, que está evolucionando y desarrollando un ecosistema tan potente, queremos que sea referente a nivel mundial dentro de una gran industria, y esa gran industria es la de la salud y el bienestar. Es una apuesta a largo plazo que construimos desde ya, con la implicación de las administraciones.

Se seleccionarán unas 20 startups finalistas, que podrán participar en el encuentro y realizar un ‘pitch’ ante inversores y corporaciones. La ganadora accederá automáticamente a la final de South Summit Madrid 2022.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.