Proyecto tractor

A la caza de fondos europeos: 40 empresas para transformar digitalmente la salud

Está prevista la generación de 400 empleos

Publicado el:
Presentación de Digithealth 23

La pandemia de covid-19 ha supuesto un golpe importante para la economía. No obstante, también ha abierto la puerta a que empresas y administraciones públicas se enfrenten a retos desconocidos. El sector de la salud necesita transformarse para seguir ofreciendo una buena calidad de vida a la sociedad.

De esta manera, surge Digithealth 23, un proyecto tractor que pretende marcar una renovación completa de toda la cadena de valor, mediante la transformación digital y ecológica, apostando por proyectos innovadores. Está promovido por el Instituto de Biomecánica (IBV) de la Universitat Politècnica de València (UPV) y AVS Consulting. Se trata de un PERTE que tiene la intención de captar fondos europeos para su desarrollo.

Es un proyecto que tiene la capacidad suficiente, por su tamaño, para modificar y transformar el sector industrial sanitario“, ha asegurado Raúl Natividad, CEO de AVS Consulting.

El proyecto en cifras

Forman parte de esta “Alianza de la Salud” más de 40 empresas de seis comunidades autónomas: Comunitat Valenciana, Cataluña, Madrid, Andalucía, Galicia e Islas Baleares. Júlia Company, directora del IVACE, ha destacado las integración de las pymes en este proyecto. “La salida de la crisis solo se podrá hacer a través de la innovación. Para prevenir futuros problemas hay que invertir en ciencia“, ha expresado.

En cuanto a la inversión prevista, el director gerente del IBV, Javier Sánchez, ha revelado que será de alrededor de 130 millones de euros. Este presupuesto se repartirá en cuatro líneas. El 42% irá destinado a la Transición digital, el 33% al I+D+i, el 21% a la Transición ecológica y el 4% a Formación.

Además, en términos de empleo, se estima la creación de 400 nuevos puestos de empleo directos. Pero, también, evitar la pérdida de entorno a 1.500.

El proyecto tractor involucra a usuarios (gobiernos, sociedad y empleadores); proveedores (hospitales, farmacias, laboratorios o personal sanitario); estructuras de I+D+i (fundaciones, centros tecnológicos o institutos de investigación); y productores (fabricantes de medicamentos, equipos y dispositivos).

Transición ecológica y digital e innovación

Según ha explicado Sánchez, para aportar innovación a la cadena de valor se trabajará en el desarrollo de nuevos sistemas robóticos para manipulación de muestras, sistemas de diseño de fármacos y tecnologías para para la fabricación a medida de prótesis. También, se tendrán en cuenta métodos de rehabilitación basadas en realidad virtual, predicción de patologías y de efectos adversos en farmacología.

Por otra parte, alcanzar la transición digital pasará por la sensorización y análisis de datos masivos, automatización de procesos, integración de asistentes virtuales y creación de plataformas de acceso. Mientras que para la transición ecológica: optimización para reducir el consumo de energía, análisis de ciclo de vida de productos, fomento de la telemedicina, equipamiento más eficiente, reducción de residuos y autoconsumo energético. Las acciones de formación, por su lado, pasarán por cursos de tecnología digital, IA y entornos virtuales.

¿Cuáles son los retos tecnológicos?

Digithealth 23 cuenta con cinco retos tecnológicos:

  1. E-health o necesidad de digitalizarse: transformar el modelo de atención médica convencional en un modelo digitalizado y a distancia.
  2. Recursos energéticos: reducir la alta dependencia en el uso de combustibles fósiles que emiten grandes cantidades de CO2 a la atmósfera.
  3. Medicina preventiva: avanzar en técnicas de diagnóstico y prevención.
  4. Tecnologías y materiales: empleo de tecnologías vanguardistas y materiales con propiedades avanzadas.
  5. Formación: capacitación de empresas y trabajadores a través de entornos virtuales de simulación e interacción 3D.

Ejemplos de acciones de innovación

Manuel Castro, CEO de Customimplants, ha afirmado que “no puede ser que en pleno 2021 se siga trabajando como hace 40 años. Si queremos hablar de digitalización hay que invertir, toda transformación digital requiere de un cambio“. En la misma línea, se ha pronunciado Santiago Múñoz, director de Tecnologías de la Información de Cualtis. 

Es necesario transformarse digitalmente. En los últimos años, han surgido conceptos como el big data o el IoT que han supuesto una gran revolución. Este protagonismo de la tecnología ha llevado a los departamentos tecnológicos de las empresas a convertirse en verdaderos creadores de negocio“, ha comentado.

En este sentido, desde el IBV, han expuesto algunos ejemplos de acciones innovadoras. 

Las tecnologías robóticas para manejo de muestras o uso de realidad virtual y soluciones robóticas como apoyo. También, desarrollo de sistemas de farmacovigilancia preventiva para predecir efectos adversos y tendencia.

Otras, como el desarrollo de terapias intensivas de rehabilitación a través de la realidad virtual. Sin olvidar el diseño y fabricación de soluciones ortopédicas, biomodelos, guías quirúrgicas y fijaciones externas biocompatibles. Todo esto a través de la impresión aditiva o la visión artificial.

Precisamente, del sector ortopédico ha hablado José Miguel Iglesias, general manager de Orliman. Este destaca que su compañía aplica las “tres erres” a la cadena de valor sanitaria. “Reutilizar materiales, reciclar productos sanitarios y reducir al máximo los residuos contaminantes“, ha afirmado.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.