Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell

Buena imagen, igualdad y más ingresos, ejes de una València capital del diseño

La ambición de València por convertirse en Capital Mundial del Diseño dio sus frutos cuando en 2019 el jurado de la World Design Organization le otorgó el reconocimiento. Pero, la aventura no había hecho más que empezar. A falta de un año para la capitalidad la organización ya comienza a dar los primeros pasos con la presentación de las líneas maestras y los ejes estratégicos del proyecto.

El objetivo es claro: reforzar la imagen de la ciudad en el mapa nacional e internacional. Y, no solo eso. Xavi Calvo, director de València Capital Mundial del Diseño 2022, ha hecho hincapié en que la cultura y el patrimonio valenciano tienen aquí una «gran oportunidad» de promocionarse a través de una herramienta tan «magnífica» como es el diseño.

Según este, los tres segmentos a los que va dirigida esta capitalidad son la empresa, la sociedad y la economía. ¿Y cómo llegar a ellos? A través de cuatro puntos:

  • Cohesionar a la sociedad valenciana y al tejido creativo de la ciudad.
  • Dar a conocer a las administraciones el potencial y valor añadido del diseño.
  • Transmitir a la ciudadanía su poso cultural.
  • Fomentar la contratación en este área dentro de las empresas.

Seis ejes estratégicos

El programa busca la cohesión de la sociedad valenciana desde su tejido creativo. La vertebración de un territorio que tiene en el diseño un nexo común, una historia y trayectoria cultivada desde la industria y el sector profesional.

Calvo ha explicado que en total se llevarán a cabo 98 proyectos encajados en diversos sectores. Estos engloban el patrimonio valenciano, la puesta en valor de figuras referentes, la didáctica del diseño, la inclusión social, la transformación de la educación y la herencia cultural. 

De estos, 21 serán intervenciones, 16 exposiciones, 23 encuentros y 38 publicaciones. «Todos englobarán una labor didáctica permanente que fomente el patrimonio, la tradición y la herencia cultural valenciana«, ha añadido. También ha aclarado que, de las casi 400 propuestas que han recibido, 65 ya están activados.

València capital del diseño

En concreto, los seis ejes estratégicos sobre los que orbita la iniciativa son:

  1. Salud y bienestar
  2. Educación
  3. Innovación y economía
  4. Patrimonio e identidad
  5. Igualdad, inclusión y diversidad
  6. Entorno y sostenibilidad

Algunos de los proyectos que se llevarán a cabo son ADN Cerámico, el Mapa del Diseño, Lo por venir, Trampolín, Tipos que importan o Nolla Map, entre otros. “Con ellos buscamos uno de los objetivos que siempre hemos transmitido: activar un proceso, no celebrar un evento. Son proyectos que llegarán a su eclosión en 2022. Son los grandes pilares y eventos con los que dejaremos un legado más allá de 2022”, ha apuntado.

Alianzas principales

Desde la organización han subrayado la importancia de las alianzas estratégicas para posicionar la capital del Turia como foco central del diseño en España. «Queremos ir más allá de nuestro país. Dar a conocer el diseño español por todo el mundo. La red sobre la que nos apoyamos es clave en este legado«, ha comentado el director.

Según han explicado, cuentan con el apoyo de «las principales instituciones» locales y nacionales. A esto se suman más de 16 empresas privadas impulsoras. Por otra parte, casi la totalidad de las entidades culturales de València, el 90%, se han adherido al programa. Es el caso del Muvim, Las Naves, el Espai Rambleta o el Centro del Carmen Cultura Contemporánea, entre otros.

Además de esto, se han cerrado convenios con 17 escuelas de diseño, 11 centros culturales, 15 entidades nacionales e internacionales, 8 asociaciones profesionales y cuentan con el apoyo de más de 85 Creative Supporters.

¿Cuánto aporta el diseño en términos económicos?

El conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, ha resaltado la importancia que tiene el diseño para posicionar a la ciudad «en el mapa de referencia de la innovación, el emprendimiento y la economía«. «Es una oportunidad de destinar nuestros recursos para mostrar lo que somos, y también lo que hacemos, de una manera transversal«, ha añadido.

Y no es para menos, puesto que, según Climent, la «industria del diseño» aporta alrededor de 4.000 millones. Un porcentaje de actividad similar al sector industrial y superior al sector terciario.

«Vamos a aprovechar el año 2021 para ser prescriptores de nuestra propia marca. Puede ser un punto de inflexión en el ecosistema empresarial y social de la ciudad. Hay que hacer de València un referente en el mundo«, ha comentado.

Diseñar con perspectiva de género

Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell, se ha expresado en relación con el papel de la mujer diseñadora. Según ha declarado, el 63% de las diseñadoras son mujeres. No obstante, solo el 29% son líderes en este sector.

Entre otras acciones, València Capital Mundial del Diseño puso en marcha en el mes de marzo, coincidiendo con el Día de la Mujer, el proyecto «Diseñar en femenino». Una iniciativa, impulsada por Sara Antolín, relacionada con la reivindicación de la presencia femenina en los sectores creativos. 

Oltra también ha aprovechado para reivindicar el diseño como herramienta facilitadora de integración, «abierta a la inclusión de todas las personas«.

«El no diseño no existe»

En sus declaraciones el alcalde de València, Joan Ribó, ha subrayado que “València necesita el diseño. Un buen diseño urbanístico, un buen paisajismo, un buen diseño cultural, una buena marca, una buena imagen. Porque no nos equivoquemos. La alternativa al buen diseño es el mal diseño. El no diseño no existe”.

Joan Ribó, alcalde de València

En este sentido, el alcalde ha pedido la colaboración del mundo del diseño para dibujar “la historia de una ciudad de plazas, una ciudad que desea caminar, que quiere tener zonas verdes, que debe transformar la fachada litoral de la ciudad y cerrar por fin la desembocadura del río Turia. Una ciudad que anhela renaturalizarse y transformar el nuevo cauce en un área verde y agradable«.

Y ha añadido: «Una ciudad que desea cerrar la herida abierta entre Ruzafa y Malilla, una ciudad que va en bicicleta, que un día tuvo una muralla islámica y que, en pleno siglo XXI, la vuelve a recuperar”.

Para conseguir estos objetivos, Ribó ha dicho que desde el consistorio están trabajando en el proyecto València 2030.

GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.