Un almacén de logística

La logística impulsa al sector del transporte

Los efectos de esta crisis se han dejado notar en uno de los sectores estratégicos: el del transporte. Afronta casi desde el kilómetro 0 su futuro en los próximos meses, con unas previsiones que pasan por reorientar su estrategia para adaptarse a la nueva situación, además de resolver una serie de problemas estructurales que ya condicionaban su evolución en años anteriores.

Es en este contexto de interrogantes en el que se tienen que mover los agentes sociales y empresariales del sector del transporte de mercancías y pasajeros y la logística de la Comunitat Valenciana. Ante ello, y con la perspectiva de encontrarse con bajas en esta marcha, los colectivos reclaman apoyos institucionales y normativas. Como el caso del transporte de mercancías por carretera y evitar el problema de la morosidad, entre otros.

Transporte: una actividad esencial

El peso del sector del transporte de mercancías en la economía es grande. Su condición de esencial quedó de manifiesto al reordenar el Gobierno central las actividades imprescindibles durante el estado de alarma.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Sin embargo, es un sector vulnerable y expuesto a los vaivenes provocados por la situación de la economía. Eso le hace proclive a atravesar dificultades financieras. Por lo que las empresas reclaman ayudas que les permitan surfear la crisis económica actual y aliviar los números rojos acumulados por la reducción de la facturación o tráficos ocurridos. Se abarcan desde el sector transporte de mercancías marítimo, pasando por el ferroviario y el de carreteras.

Camiones por la carretera

La crisis económica intensifica los problemas del sector

Los problemas del sector son comunes a los agentes implicados en el mismo en distintos puntos del mundo. La globalización económica provoca esta igualdad. Como también propicia una alta competencia que quedará patente en los intentos de las empresas e instituciones para salir de esta crisis.

Una situación que afecta al mundo del transporte en la Comunitat Valenciana. Y para aproximarnos al alcance de la crisis y prospectar las perspectivas de sortearla hemos recurrido a algunos de los agentes implicados.

El presidente de la Asociación de Directivos y Empresarios Logísticos (Propeller Valencia), Pedro Coca, analiza la situación del sector y las previsiones de futuro, partiendo del efecto la covid-19 en 2020. Y es que “después de un año marcado por los efectos de la pandemia, que ha supuesto un enorme esfuerzo de adaptación para el sector logístico, nos enfrentamos a un 2021 en el que esperamos que se despejen las incertidumbres y se vaya recuperando la normalidad para superar los niveles de actividad previos a la crisis”.

El presidente de la Asociación de Directivos y Empresarios Logísticos (Propeller Valencia), Pedro Coca

Un año de incertidumbre

Una incertidumbre que también detectan desde la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET). Hacen hincapié en que “el entorno de incertidumbre que afecta a la economía en general hace complicado realizar un pronóstico para 2021. Las repercusiones definitivas de la pandemia, tanto sanitarias como económicas, y su extensión en el tiempo, no pueden determinarse todavía por completo. Generándose dudas, temores y dificultades. Y afectando a la planificación de inversiones, acciones comerciales y nuevas implantaciones”.

En ese contexto, apuntan desde la FVET, “las perspectivas para nuestro sector siguen siendo inciertas y dependen en buena medida del subsector concreto sobre el que centremos el análisis”.


FVET: “Las repercusiones de la pandemia no pueden determinarse todavía y afectan a la planificación de inversiones”


Hacia un futuro incierto

La situación actual y las perspectivas de futuro varían según el subsector que se aborde, tal y como reflejan los representantes de los distintos colectivos.

Así los transportes terrestres de mercancías encaran un futuro incierto. A la espera de nuevas regulaciones y de resolver los trámites burocráticos de entrada y salida al Reino Unido.

Mientras el ferroviario afronta distintas realidades. Como la competencia de nuevas empresas en mercancías y pasajeros.

Contenedores en el puerto

Si bien al transporte marítimo de mercancías y de cruceros les ha afectado la crisis generada por la pandemia, el sector aéreo ha sido el gran perjudicado, al haber ralentizado cuando no paralizado su actividad, ante las normativas impuestas a la movilidad por los distintos países.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.