Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

BEI Investment Report 2020/2021

BEI: La inversión europea para mitigar el cambio climático todavía es insuficiente

Es necesario aumentar al 2,8% del PIB la inversión para lograr el objetivo de reducción de gases de efecto invernadero en un 55% para el año 2030

Publicado el:
Inversión verde

Según el Banco Europeo de Inversiones (BEI), la inversión de Europa destinada a la mitigación del cambio climático sigue siendo insuficiente. Así lo recoge la entidad en el informe sobre inversión 2020/2021 titulado: Construyendo una Europa inteligente y verde en la era de la Covid-19. Un estudio que muestra como desde 2016, la inversión en este campo ha disminuido, un tendencia “que probablemente continúe en 2021”, aseveran desde el ente europeo.

Apunta el informe que para lograr el objetivo de la Unión Europea de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% para 2030, es necesario durante el próximo decenio aumentar la inversión del 1,3% del PIB a un promedio del 2,8%. El estudio trata de la inversión que será necesaria para lograr una transformación verde e inteligente de la economía europea y asevera que la recuperación de la pandemia de coronavirus ofrece “una oportunidad única de transformación” para situar a Europa en la senda de la neutralidad del carbono para 2050 y “afianzar su liderazgo mundial en la tecnología verde inteligente”.

Pese a tildar de insuficientes las inversiones europeas para hacer frente al cambio climático, recoge el estudio que en 2019 estas aumentaron gradualmente. En la UE27, esta inversión creció un 2,7% con respecto al año anterior hasta alcanzar los 175.000 millones de euros.
El mayor crecimiento se registró en la generación de energía renovable, mientras que las inversiones en eficiencia energética parecieron estancarse. El BEI señala que los esfuerzos de Europa deben centrarse cada vez más en las emisiones más difíciles de reducir y alerta de que la brecha entre los objetivos climáticos europeos y las inversiones climáticas realizadas es cada vez mayor.

En este sentido, indica el informe que el centro de atención debe pasar de la inversión de los productores de energía a la inversión de los consumidores de energía, incluidas las empresas, los hogares y las autoridades municipales. Se espera que entre el 65% y el 75% de las inversiones se centren en la mejora del aislamiento de los edificios, la modernización de los procesos industriales, la adquisición de equipos más eficientes y la inversión en nuevas tecnologías de transporte.

Empresas e inversión climática

Prosigue el estudio analizando las inversiones realizadas por las empresas europeas. De este modo, un 23% de las compañías que participaron en la Encuesta de Inversiones del Banco Europeo de Inversiones (EIBIS) para 2020, dicen que el cambio climático ya ha tenido un impacto importante en sus negocios. A su vez, el 45% de las empresas de la UE han invertido en medidas de mitigación o adaptación al cambio climático, pero son menos las que tienen previsto hacerlo en los próximos 3 años.

La proporción de empresas de Europa que declararon haber invertido en medidas de eficiencia energética aumentó al 47%, lo que supone un incremento de casi 10 puntos porcentuales con respecto a 2019. La proporción media de inversión dedicada a la eficiencia energética aumento del 10% al 12%, siendo más probable que las grandes empresas y las empresas manufactureras inviertas, según resalta el BEI.

Impacto de la covid-19 en la inversión

Aunque las cifras mostraban un avance en la inversión por parte de las empresas, la pandemia ha tenido consecuencias inmediatas y dramáticas para las inversiones, como apunta el informe del BEI. La inversión se contrajo precipitadamente como resultado directo de las restricciones de cierre. Este efecto se sintió sobre todo en el segundo trimestre de 2020, cuando la inversión cayó un 19% en comparación con el año anterior.

Asevera el BEI en su informe que la incertidumbre sobre el futuro se convirtió en un importante factor disuasorio para la inversión y las empresas de la UE revisaron a la baja los planes de inversión a corto plazo, adoptando una actitud de espera. Alrededor del 45% de las compañías, además, esperan reducir la inversión en el próximo año, mientras que solo el 6% espera aumentarla.

Por su parte, la inversión en el cambio climático también saldrá perjudicada. El 43% de las empresas que planean inversiones relacionadas con el clima en los próximos tres años dicen que la pandemia afectará negativamente a sus planes de inversión. En general, se espera que proyectos como los parques eólicos sigan siendo resistentes a corto plazo, pero disminuirán las inversiones de menor escala en energía renovable y eficiencia energética, que están vinculadas al gasto de los hogares y las empresas.

El impacto de la crisis en la situación financiera de las empresas no augura nada bueno para la inversión, la recuperación y la transformación estructural ecológica y digital de Europa a medio plazo. Pese a ello, el BEI insiste en la urgencia de dicha transformación. “Europa se enfrenta a un decenio crítico para el éxito de la transición climática y para mantener su capacidad de completarse tecnológicamente”, recalca el ente europeo.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.