Entrevista a Pascual Muñoz, emprendedor líder del proyecto VLC Photonics

VLC Photonics, primera salida exitosa del programa de spin-offs de la UPV

La multinacional japonesa Hitachi High-Tech ha adquirido la mayoría accionarial de la empresa valenciana surgida de la Universitat Politècnica de València

Archivado en: 

Hitachi High-Tech Corporation anunció esta semana la compra de la mayoría accionarial de la spin off de la Universitat Politécnica de Valencia, VLC Photonics SL (VLC), empresa dedicada a servicios de ingeniería, diseño y test de circuitos fotónicos integrados. Como definen desde la universidad valenciana, esta venta supone la primera salida exitosa de su programa de spin-offs iniciado a comienzos de la década y es una muestra de transferencia de alta tecnología desde Valencia al mundo. Hablamos de ello con Pascual Muñoz, catedrático en la UPV y emprendedor líder del proyecto VLC Photonics.

-¿Cuál es la historia de VLC Photonics?

-VLC Photonics nade de mi línea de investigación en PICs, del inglés “Photonic Integrated Circuits” (circuitos ópticos integrados, o chips ópticos). Esta línea la empiezo en la UPV en el año 2005, tras una estancia post-doctoral en la Technische Universiteit Eindhoven, donde tuve contacto con las raíces de lo que es hoy este sector.

Ya desde la UPV, entre 2005 y 2010 trabajamos en I+D+i con los principales agentes públicos y privados en esta tecnología emergente. Y fue en ese año, 2010, donde nos dimos cuenta que el conocimiento adquirido podía tener valor económico: este suponía el nexo entre las empresas de fotónica que querían cambiar sus sistemas clásicos por PICs, y los fabricantes que podían realizarlos. Nuestro papel sería el de “traductor” de estos sistemas y productos de las primeras empresas, a diseños de PIC que fuesen fabricables.

Entre los años 2011 y 2013 realizamos una extensa tarea de “evangelización”, en las principales ferias y foros internacionales de la fotónica, en las que los PICs eran desconocidos. En cierta manera, invertimos en marketing, en marca, y nos adelantamos 2-3 años al mercado, que no existía todavía. Entre los años 2014 y 2017 crecimos en personal y volumen de negocio, para finalmente consolidarnos entre 2018 y 2019, finalizando esta estapa de spin-off/start-up con la adquisición por Hitachi en 2020.

-¿Cómo será la relación con la empresa japonesa? ¿Qué funciones va a tener VLC Photonics?

-VLC Photonics se ha convertido en compañía subsidiaria de Hitachi High-Tech y continuará brindando servicios de ingeniería de circuitos fotónicos integrados (PIC, por su sigla en inglés) como parte de una oferta más amplia de la compañía.

Como proveedor a largo plazo de soluciones y servicios para la industria de las comunicaciones ópticas, Hitachi High-Tech ha contribuido al despliegue y la mejora de la infraestructura de comunicaciones. La multinacional japonesa ha desarrollado una red de ventas y proveedores global, consciente de la creciente necesidad de sus clientes de una mayor integración e innovación, a la que ahora ha incorporado la spin-off de la Universitat Politècnica de València.

En el futuro, Hitachi High-Tech no solo brindará un servicio integral más completo, sino que también ofrecerá ahora servicios de ingeniería fotónica junto con VLC, aprovechando las fortalezas de ambas compañías para contribuir a resolver los problemas de los clientes y expandir el negocio.

José Capmany, Pascual Muñoz, David Doménech e Íñigo Artundo.

-¿En qué consisten los PIC? ¿Cuál es el futuro en cuánto a los circuitos fotónicos integrados?

-Los PIC son dispositivos en los que las funciones optoelectrónicas se integran en chips fabricados en obleas de silicio, fosfuro de indio o nitruro de silicio, y tienen como principal aplicación los transmisores-receptores usados en comunicaciones por fibra óptica.

Recientemente, el tráfico de Internet ha aumentado significativamente debido al extendido uso de las redes sociales, los servicios de alojamiento de videos, el teletrabajo, Internet de las cosas y la digitalización general de nuestra economía y sociedad.

Además del mercado de las comunicaciones ópticas, los PIC también se están convirtiendo en una plataforma tecnológica crítica en muchos sectores industriales, como los radares laser para conducción autónoma, procesado de señal para aplicaciones de 5G o inteligencia artificial, sensores e instrumentación médica/biomédica y las tecnologías cuánticas.

Para satisfacer esta creciente demanda se requieren velocidades más altas y un mayor ancho de banda en el mercado de las comunicaciones ópticas. Mientras tanto, a medida que la demanda se fortalece, el sector también ha tenido que optimizar el consumo de energía, la reducción de tamaño y costes, y la producción en masa. La integración fotónica proporciona los medios para abordar todos estos requisitos de una manera más holística que el enfoque tradicional, ensamblando sistemas ópticos a partir de componentes discretos.

-La UPV ha definido esta venta como la primera salida exitosa de su programa de spin-offs. ¿Cómo ha sido el paso por la UPV? ¿Qué relación tendréis a partir de ahora?

-Para la UPV, esta venta supone efectivamente la primera salida exitosa de su programa de spin-offs iniciado a comienzos de la década, y una muestra de transferencia de alta tecnología desde Valencia al mundo. Partiendo de conocimiento técnico adquirido en proyectos de I+D+i a nivel europeo, en cooperación con los principales agentes públicos y privados del sector, investigadores del Photonics Research Labs del iTEAM fundaron VLC Photonics en 2011 como respuesta a una necesidad real de mercado en un sector por entonces emergente.

Nuestra relación desde la universidad con VLC Photonics continuará en las mismas líneas: prestar apoyo tecnológico a la empresa, colaborar en I+D+i, generar nuevos resultados y transferirlos si se requiere. Además, en la vertiente formativa de futuros recursos humanos, continuaremos con nuestros programas de máster oficial y doctorado, incluyendo doctorados industriales.

El núcleo del equipo de tecnólogos de VLC proviene de nuestras aulas y laboratorios de investigación, incluyendo varios doctores e ingenieros. Como profesores universitarios, estamos especialmente orgullosos de esto último, ya que supone demostrar que la investigación en tecnología punta habilita a nuestros estudiantes para un sector de mercado, el de los PICs, donde se requiere alta especialización.

-También señalan desde la universidad que es uno de los casos españoles de transferencia de conocimiento más relevantes en los últimos años. Desde vuestra experiencia, ¿creéis que es costoso el proceso de transferir ese conocimiento que se genera en las universidades al tejido productivo?

-En mi caso en particular es mi primera spin-off, así que mi experiencia no puede considerarse como un caso general. Para generar la empresa, realizamos un plan de negocios con el apoyo del Instituto IDEAS y tras su aprobación, negociamos la participación de la UPV en base a los resultados de I+D+i a transferir. El proceso creo que es adecuado, si se tiene además en cuenta la parte de aprendizaje personal, porque como profesor universitario te expone a discusiones para nada tecnológicas.

Estas fueron nuestras primero negociaciones en un entorno muchísimo menos arduo que el mercado, pero que te dan una ligera idea de lo que viene después. En general, creo que de todos los mecanismos de transferencia de tecnología a nuestro alcance, generar una empresa propia es el camino más difícil, que requiere mayor dedicación y riesgo, pero el más formativo y satisfactorio, ya que supone cerrar un círculo: desde el aula, pasando por los laboratorios de investigación, la salida al mercado, y finalmente la industrialización tras, en este caso, la adquisición por parte de Hitachi.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter