Fit Jeff denomina a sus centros de fitness como Oasis

Fit Jeff inaugura en València su primer centro fitness del mundo

Jeff proyecta abrir 70 nuevos centros Fit Jeff a nivel internacional antes de finales de 2020, en países como México, Chile, Ecuador, Perú, Filipinas o Indonesia

Archivado en: 

La compañía tecnológica Jeff abre en Valencia su primer estudio de fitness, Fit Jeff. La startup, enfocada en ofrecer servicios para el día a día de las personas y que ya está presente en 40 países con más de 2.000 puntos, ha abierto su primer gimnasio en la capital valenciana, en García Donato, 1, junto a la zona universitaria; siendo este el primer estudio de la firma a nivel mundial. “Queremos darnos a conocer en el barrio como centro y luego en la ciudad como marca. Que venga la gente a este espacio a disfrutar, a entrenar y a conectar”, señala Rubén Borona, encargado de la gestión de este primer estudio de fitness.

La apertura del primer punto Fit Jeff inicia la estrategia de expansión nacional e internacional de la línea de negocio. En palabras de Diego Moya, Director de Fit Jeff, “abrir nuestro primer centro Fit Jeff en Valencia es un hito muy importante para la compañía, ya que España es uno de los países a nivel mundial en que más Fitness se practica. Nos hace especial ilusión seguir consolidando la marca Jeff en nuestro país, y que esta primera apertura se haga en nuestra casa, Valencia”.

Aunque el primer centro Fit Jeff se haya inaugurado en España, la cadena de centros de fitness tiene otros 70 Partners franquiciados esperando a abrir su ‘Oasis’ en países como México, Chile, Ecuador, Brasil, Perú, Filipinas o Indonesia, siguiendo así el patrón de la matriz, Jeff, que está presente en 4 continentes. “Empezamos en Valencia porque la situación en España de la pandemia es mejor que en Latinoamerica”, explica Moya quien expone que en la capital del Turia están previstos 8 centros más que se situarán en zonas como Patraix, Campanar o Ruzafa.

Primer centro fitness de Fit Jeff abierto en Valencia.

Entorno social y una gran atmósfera, un oasis en la ciudad

Fit Jeff denomina a sus centros de fitness como Oasis, ya que son espacios que permiten evadirse del ruido y el estrés del día a día de la ciudad. Se han diseñado bajo un concepto innovador que anima a los usuarios a crear una comunidad social con clases personalizadas y un ambiente agradable, en un entorno rodeado de plantas y tranquilo que evoca la naturaleza.

“En Fit Jeff se crea un espacio único, aislado de la multitud, y el ruido de la ciudad, es el lugar perfecto para mantener una vida equilibrada, encontrando el momento de conectar con uno mismo”, comenta Moya. “Todo esto va acompañado de ponerse en forma de una manera divertida y conectando con personas afines, creando una comunidad”, finaliza.

En esta línea, señala el director de Fit Jeff que buscan “revitalizar a los barrios y mejorar la economía local”, para lo que organizan eventos con colaboradores, los denominados Fit Days. En estas jornadas se realizan clases de yoga, de entrenamiento funcional o de HIT en lugares “singulares” de la ciudad, tras lo cual se celebra un brunch en el que intervienen los partners del evento. “Queremos crear una comunidad y que la gente viva la experiencia”, recalca Moya y expone que el próximo Fit Day tendrá lugar el día 10 y colaborará el restaurante valenciano Hansel & Crepel.

Tecnología para digitalizar los sectores tradicionales y afrontar la ‘nueva normalidad’

La tecnología es la piedra angular de Jeff y de todas sus líneas de negocio. El aumento del consumo online tras la pandemia ha acelerado la tendencia de la digitalización de las industrias más tradicionales, como puedan ser los gimnasios o estudios de fitness. Esto da una importancia más elevada a la omnicanalidad, en la cual la parte online es fundamental, pero también la offline; que a raíz de la pandemia del covid-19 ha hecho que el negocio local, el de barrio, sea más demandado por los clientes que muestran su preocupación por las medidas de seguridad en grandes superficies con exceso de aforo.

En Jeff, la combinación de la plataforma tecnológica y los puntos físicos con aforo reducido potencia la omnicanalidad, la seguridad, la conveniencia y el servicio ofrecido al usuario. Por ejemplo, gracias al uso de la tecnología y a través de la app, los miembros de la comunidad Fit Jeff pueden indicar qué gustos tienen, lesiones u otras indicaciones que permitan a los entrenadores conocerles mejor y adaptar las clases.

Además, la tecnología permite a los Oasis estar preparados para la ‘nueva normalidad’, ya que el aforo se gestiona previamente de manera digital, evitando aglomeraciones. Esto a su vez ofrecerá al usuario una mejor experiencia, ya que podrá reservar la clase previamente a través de la app y entrar directamente sin tener que permanecer en salas de espera con poco espacio. Asimismo, durante las clases, en el modelo original se proyectaban las clases con un máximo de 12 o 16 alumnas/os por clase, pero actualmente se están guardando 2 metros de distancia entre cada uno, para dejar espacio de 2m entre miembros.

Señala Moya que el temor a un posible confinamiento por el coronavirus sigue ahí, pero que están preparados en caso de que suceda. “Que nos encierren otra vez es un problema, pero nosotros ya estamos adaptando el modelo a un modo online por si esto ocurriera”, indica el director de Fit Jeff.

“Es una realidad que la tecnología está permeando cada vez más en los servicios de Fitness, en los cuales la accesibilidad y conveniencia prima como valor agregado ofrecido a los usuarios. Jeff ha sido precursor de esto, combinando lo mejor de los mundos offline y online en un estudio con oferta de clases ajustadas a las necesidades de los usuarios, como son Yoga, Pilates, HIIT y entrenamiento funcional”, concluye.

Suscríbete a nuestra newsletter