Datos del Ministerio de Hacienda

Navajas tiene la mayor deuda por habitante de entre los municipios españoles

Con un pasivo de 5,2 millones, incrementado en un 9% entre 2018 y 2019, a cada uno de sus 700 vecinos le corresponden 7201 euros de la deuda

Navajas tiene la mayor deuda por habitante de España.

Navajas es el municipio con mayor deuda por habitante de España. La población que acoge la mansión del naviero valenciano, Vicente Boluda, tiene una deuda de 5,2 millones, lo que hace que, de repartirse entre sus 716 habitantes, cada vecino habría de abonar 7.201 euros. Una deuda que, como recogen los datos del Ministerio de Hacienda, viene de lejos y entre 2018 y 2019 se incrementó en un 9 por ciento.

Ese pasivo es una losa para un pequeño municipio del interior de Castellón que ve como cada verano su población se dispara hasta multiplicarse por seis. Los datos muestran la crudeza de una situación que hace que la deuda sea un 500 por ciento del presupuesto municipal que ronda los 800.000 euros. Una situación que ahoga la autonomía de una localidad que ahora gobierna Alternativa por Navajas tras dos décadas de hegemonía popular.

Otro caso de acumulación de deuda es el de la pequeña localidad de Sorita del Maestrat que obligaría a sus vecinos a pagar 3.500 euros para afrontarla.

El caso de Navajas por atípico y reflejar una gestión cuanto menos inapropiada que estalló al inicio de la pasada década, contrasta con la eficiencia en los consistorios de Benicàssim y Alqueries, que tienen una deuda cero y por tanto sin coste para el ciudadano. Ambos municipios han conseguido reducir deuda entre 2012 y la actualidad y son los más aplicados de los de la provincia.

En esa línea de contención del gasto se han aplicado los gobiernos locales de Castelló, que ha logrado reducir de 129 a 23 millones su pasivo, pese a los cual el reparto de la carga es de 135 euros por vecino. Ayuntamientos vecinos como Almassora o Burriana han seguido los pasos, logrando el primero bajar su deuda un 80 por ciento, pasando de 9,5 millones a 1,8. En tanto que el segundo la rebajó de 24 a 3 millones.

Bien es cierto que otros consistorios que han buscado rebajar esa carga financiera como el de Vila-real, la segunda población más importante de la provincia no ha podido lograr su objetivo, dado el desembolso que se ha visto obligado a realizar, como recalca reiteradamente el alcalde socialista José Benlloch, para afrontar el pago de sentencias urbanísticas heredadas de la etapa de gobierno municipal del PP. Así cada uno de sus 50.893 vecinos debería afrontar un pago de 509 euros de los 26 millones de deuda.

Los datos de Hacienda apuntan que los 25.000 vecinos de Onda deberían abonar 75 euros para saldar los 1,9 millones de deuda del consistorio, mientras que los 6.000 de Almenara tocarían a 207 euros por habitantes, la mitad de los 556 euros per capita de 2012.

Nules tiene una deuda de 1,8 millones y sus 13.000 habitantes tendrían que afrontar 135 euros para saldarla. En el caso de Moncofa, con 600.000 euros de pasivo, obligarían a sus 6.525 vecinos a desembolsar 96 euros.

Suscríbete a nuestra newsletter