Mazazo al turismo valenciano

Asociaciones y entidades se unen para defender el turismo de la Costa Blanca

Piden también la reducción de un 50% de las tasas aeroportuarias; la bajada del IVA turístico al 4% y la ampliación de los ERTE

Imagen de Xàbia

La necesidad de que el aeropuerto de Alicante Elche disponga de un “corredor aéreo turístico seguro” con el Reino Unido para que los visitantes británicos puedan venir a la Costa Blanca durante esta temporada estival se convirtió ayer en un clamor de distintas entidades pasando por la Generalitat, el Ayuntamiento de Alicante, la DiputaciónHosbec, CEV, la Asociación Empresarial Playas Costa Blanca, la Asociación de Empresas Turísticas de Elche y la Asociación de Empresarios de la Vega Baja (Asemvega), entre otras asociaciones. Con esta decisión que proponen se evitaría la cuarentena de 14 días que el Gobierno del Reino Unido ha impuesto a quienes visiten España, a la vuelta a su país.

El turismo británico supone para la provincia de Alicante el 40% del total del mercado y es la zona de España con mayor número de residentes, más de 71.000 según el INE. Del mismo modo, el aeropuerto Alicante-Elche  contaba, hasta la fecha, con más de 600.000 asientos programados con destino u origen en Reino Unido hasta el 30 de septiembre, con una ocupación media de los vuelos superior al 90%.

En cuanto al ámbito nacional, y según también datos del INE, en el conjunto de 2019 visitaron España 83,7 millones de turistas, el principal mercado emisor fue Reino Unido con 18.078 millones de visitantes a España, y a distancia con algo más de 11 millones se sitúan Alemania y Francia. En el conjunto de 2019 el gasto de los turistas internacionales que vinieron a España alcanzó los 92.278 millones de euros, de ellos casi un 20%  (19,5%) provino de los visitantes de Reino Unido (17.986 millones).

Así, Carlos Mazón, presidente de la Diputación de Alicante, presidió una reunión telemática con representantes del sector turístico de la Costa Blanca, en la que se mostró firme y contundente a la hora de exigir al Ejecutivo de Pedro Sánchez que en sus negociaciones con el gobierno británico incluya al aeropuerto Alicante-Elche como corredor aéreo seguro, tal como plantea hacerlo con los dos archipiélagos.

“La Costa Blanca es un destino que cuenta con todas las medidas de prevención y seguridad contra la COVID-19 y donde la incidencia de la epidemia es mínima, en comparación con otras zonas de España y del propio Reino Unido. Por ello no estamos dispuestos a tolerar este agravio que supone un mazazo a la temporada estival de nuestro sector turístico”, sentenció Mazón, quien dijo no entender que “el Gobierno de Pedro Sánchez esté hablando de un corredor seguro con Canarias e Islas Baleares y no así con la Costa Blanca, porque estamos ofreciendo esa seguridad requerida”.

“Se nos está dando la espalda y este puede ser el peor verano de la historia con consecuencias incalculables para lo que queda del año y para el próximo”, expuso el presidente.

Mazón reunió en la sesión de trabajo al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer; a la secretaria de Hosbec, Nuria Montes; a la directora del aeropuerto Alicante-Elche, Laura Navarro; y al presidente de la Cámara de Comercio, Juan Riera,  así como a representantes de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), IFA, Provia, la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes de Benidorm (AVIBE), la Asociación de Empresas de Apartamentos Turísticos (APTUR), la Asociación de Camping de la Costa Blanca, la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante (APHA), la Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunitat Valenciana, la Asociación Empresarias Playas Costa Blanca, la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Alicante (APEHA), o la Asociación de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Benidorm (ABRECA), entre otras.

Desde el Ayuntamiento de Alicante, la portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, y del grupo popular, María Carmen de España, presentaron una declaración institucional conjunta para ser debatida en el pleno ordinario del jueves por la que se solicita, además de que se incluya al aeropuerto de Alicante como un corredor seguro, se exige la reducción de un 50% de las tasas aeroportuarias con el fin de ser un destino competitivo; la bajada del IVA turístico al 4% hasta que el sector de señales de recuperación, como han hecho países turísticos como Alemania, Reino Unido o Portugal; y que se amplíen los ERTE para el turismo como mínimo hasta el 31 de diciembre de 2020 o hasta que se produzca una recuperación real del sector, porque sino los ERTE actuales pueden verse convertidos en ERE a partir de septiembre.

Desde la Asociación Empresarial Playas Costa Blanca, que aglutina a empresarios que gestionan servicios en las playas de la provincia de Alicante, consideraron esencial el turismo británico por su gran vinculación con la Costa Blanca, como uno de los grandes centros emisores de turistas hacia la provincia de Alicante, por lo que pidieron también que el primer ministro británico retire la recomendación de no viajar a España. En concreto, la organización empresarial exige para la Costa Blanca el mismo tratamiento que se le va a conceder a las Islas Baleares y Canarias,

Por su parte, la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE) consideró también en un comunicado que la decisión del Gobierno británico “es una mala noticia para el sector turístico ilicitano puesto que hay hoteles de la asociación que están muy cerca del aeropuerto y que son muy sensibles a las bajadas de usuarios de las instalaciones aeroportuarias y, además, la recomendación del Gobierno del Reino Unido de que no se viaje a España genera un impacto negativo en la imagen del sector que se traduce en cancelaciones automáticas de turistas extranjeros, pero también nacionales”.

En este sentido, la AETE destaca que la incertidumbre del turismo internacional pone en peligro el 41,16% de los visitantes que llegan a Elche cada año (sobre datos de 2019), de los que una tercera parte son visitantes británicos.

Igualmente, la Asociación de Empresarios de la Vega Baja (Asemvega) se une al resto de asociaciones en su petición y añadió también  que es una mala noticia para el sector turístico en general “y en particular para el residencial puesto que muchas de las personas que vienen a la comarca de la Vega Baja a disfrutar de su segunda residencia o una vivienda en alquiler pueden evitar viajar a España por la recomendación del Gobierno del Reino Unido y por la imagen de inseguridad que dan este tipo de afirmaciones, que provocan cuantiosas cancelaciones. Los turistas ingleses son de vital importancia para todo el sector turístico de la Costa Blanca y uno de los pilares del Bajo Segura”.

Por su parte, Javier Gándara,  presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), corroboró que la decisión del gobierno británico “va a tener un efecto devastador sobre el transporte aéreo y sobre el turismo, ya que uno de cada cuatro turistas internacionales que nos visitan lo hace desde el Reino Unido”.

Gándara recomendó que “hubiese sido más conveniente establecer restricciones de ámbito regional en vez de nacional. Ya que la recuperación del sector, que estaba siendo ya muy lenta, se ralentice aún más”.

Suscríbete a nuestra newsletter