Caixa Ontinyent recupera su Monte de Piedad después de 56 años sin actividad

Ofrecerá microcréditos de hasta el 75% del valor de la joya u objeto que se deposite en custodia que podrá recuperarse mientras dure la operación, 1 año renovable a 3

Después de meses de inmenso trabajo como ya adelantaba Vicent Ortiz en esta entrevista en Economía 3, Caixa Ontinyent ha recuperado su Monte de Piedad, tras 56 años sin actividad.

Se trata de un servicio con carácter social, impulsado por la Fundación Caixa Ontinyent, y que tiene por finalidad ofrecer microcréditos con la garantía de una joya u otro objeto de naturaleza similar.

El Monte de Piedad había nacido con Caixa Ontinyent en 1884, y acompañó su actividad hasta 1964, cuando este tipo de servicios cayeron en desuso. Sin embargo, Caixa Ontinyent siempre ha mantenido la referencia al Monte de Piedad en su razón social, y ahora recupera su actividad, en un momento en el que la sociedad vuelve a demandar sus servicios. Además cree la entidad que contribuirá “a la inclusión financiera”.

Monte de Piedad Caixa Ontinyent contará con una oficina ubicada en Ontinyent – calle Pio XII, 16- a la que se podrá acudir con cita previa, llamando al teléfono 962919117. También podrá solicitarse información a través del correo electrónico fundacio@fundaciocaixaontinyent.es.

“Este hecho constituye todo un privilegio para la capital de la Vall d’Albaida ya que solo subsisten oficinas de Monte de Piedad en algunas capitales de provincia”, han concretado desde la entidad.

Concesión microcréditos

La concesión de microcréditos por el Monte de Piedad se realiza a través de un procedimiento muy sencillo: un perito tasa la joya determinando su valor de mercado, el Monte de Piedad ofrece un crédito por importe de hasta el 75% de ese valor, se firma el contrato y el cliente recibe el crédito en el acto, dejando la joya como depósito. La joya puede recuperarse en cualquier momento de la vigencia de la operación, normalmente de 1 año, y renovable hasta 3 años. Los intereses y los gastos de tasación, que van a cargo del cliente, se abonan al vencimiento o cancelación de la operación.

El presidente de Caixa Ontinyent, Antonio Carbonell, ha destacado lo “emblemático que resulta para nuestra Caja implantar el Monte de Piedad porque es recuperar una parte de nuestra esencia para ponerla al servicio de nuestra gente con un aire totalmente renovado, actual, moderno y novedoso. Es una apuesta por los microcréditos como fórmula de ayuda a la inclusión social y a la financiación de las actividades más cotidianas y diversas”.

Ha recalcado además “el orgullo que para nuestra ciudad y nuestras comarcas supone tener un Monte de Piedad propio. Ese es precisamente el papel de Caixa Ontinyent, poner a disposición de la sociedad todos aquellos recursos que pueden contribuir a un mejor desarrollo social y económico”.

Suscríbete a nuestra newsletter