Orihuela entra en la recta final de sus obras de alcantarillado y red de abastecimiento

El Ayuntamiento oriolano ha destinado una inversión de 547.400 euros y las actuaciones han permitido la generación de 500 empleos

El Ayuntamiento de Orihuela avanza en las obras de la red de saneamiento y alcantarillado. Las actuaciones cuentan con una inversión de 547.400 euros  y es un elemento de reactivación de la actividad económica de la localidad, ya que para su ejecución se ha requerido la contratación de varias empresas, lo que se traduce en la generación de 500 puestos de trabajo.

Hidraqua, la empresa concesionaria de los servicios municipales de abastecimiento, inició los trabajos de reposición de la red en el Camino de la Arroba de Zapateros y se prevé que finalicen en breve. La actuación contempla la instalación y puesta en servicio de 600 metros de nuevas conducciones de fundición dúctil y acometidas domiciliarias renovadas que sustituyen a tuberías de PVC y polietileno de elevada antigüedad, y solamente restan por concluir los trabajos de reposición del pavimento de las zanjas.

A principios del mes de junio arrancaron además las obras en el Camino Viejo de Callosa, en el tramo situado entre el límite oriental del casco urbano y la rotonda en la intersección con la carretera CV-930. Esta actuación contemplaba la instalación de aproximadamente 750 metros de nuevas conducciones. Actualmente los trabajos de instalación de tubería se encuentran en su fase final con la ejecución del tramo más próximo a la CV-930, y la mayoría de las viviendas situadas del tramo afectado por las obras son abastecidas ya a través de las nuevas conducciones.

Reposición integral

Por otro lado, los importantes problemas de antigüedad y obsolescencia de la red de agua potable de Rincón de Bonanza han justificado la aprobación de la reposición integral de la misma con una inversión de carácter plurianual. Los trabajos de la anualidad de 2020 se iniciaron en la última semana de mayo, y se centran en la red de la parte alta del núcleo urbano. Ya se ha ejecutado la reposición prevista de la red de la calle Pinares, y la instalación de nuevas conducciones y acometidas avanza actualmente por la calle de la Cruz. Cuando estén finalizadas, las obras habrán supuesto la reposición de aproximadamente 1.400 metros de red de agua potable.

En la calle Congreso de la pedanía de La Aparecida finalizaron a principios de junio los trabajos de conexión de dos pozos de registro de distintos colectores para solucionar problemas de falta de capacidad de desagüe de los imbornales en situaciones de lluvia intensa. Estas obras se han sufragado a cargo del fondo de reposición de redes de alcantarillado de 2020.

También en una fase avanzada de ejecución, se encuentran las obras de reposición de la red de alcantarillado de Avenida Doctor García Rogel en la intersección con Camino de San Antón. Esta actuación tiene por objetivo poner fuera de servicio el tramo de colector existente que discurre por el centro de la rotonda, que canaliza los efluentes de las zonas de El Palmeral, Escorratel y Puente Alto, y que presente problemas importantes de aplastamiento de la sección que reducen su capacidad de desagüe y que pueden llegar a producir socavones en calzada.

El nuevo tramo con trazado alternativo que sustituye al tramo en mal estado ya se encuentra en funcionamiento, y también se han realizado las conexiones de los colectores que desaguan desde la Ronda de Santo Domingo y la Calle Catedrático José Guillén. Restan por ejecutar las conexiones al nuevo colector desde El Palmeral y Camino de San Antón, y el reasfaltado de la Avenida Doctor García Rogel y la rotonda en todo el tramo afectado por las obras. La extensión de la superficie en que se repone el pavimento asfáltico respecto a lo inicialmente previsto ha llevado a plantear, con cargo al fondo de reposición de agua potable de 2020, la renovación de tramos y de esta red y de las acometidas en la zona afectada por las obras.

En la calle Santa Rufina de Orihuela Costa se ha ejecutado además, con cargo al fondo de alcantarillado y con carácter de urgencia, la reposición de la calzada de uno de los carriles de circulación en un tramo de 75 metros de longitud afectado por hundimientos derivados de la rotura en varios puntos de un colector. En este caso la existencia de otro colector paralelo a lo largo de la misma calzada ha permitido poner fuera de servicio el tramo del colector causante de los hundimientos. Las obras han consistido en la demolición de la conducción, el saneo de la zanja, la ejecución de rellenos con material granular y la reposición del pavimento asfáltico del carril en su anchura completa a lo largo del tramo afectado.

Por último, coincidiendo con las obras de mejora del drenaje de la carretera N-340 que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana ha desarrollado en el tramo comprendido entre las rotondas de las intersecciones con las carreteras CV-930 (vía rápida A-7 – Orihuela) y CV-870 (carretera a Benferri y La Matanza), Hidraqua ha desarrollado obras de mejora de la evacuación de pluviales en una zona en la que se producen de forma recurrente grandes acumulaciones de agua en episodios de lluvia intensa. Estos trabajos han consistido en la ampliación de capacidad de los cuatro imbornales existentes en los arcenes de la CV-870 en el tramo más próximo a la rotonda de la N-340 y su conexión con la cuneta hormigonada de gran capacidad ejecutada por el Ministerio junto a la arista norte de esta vía.

Por otra parte se ha mejorado la tubería de impulsión del bombeo de alcantarillado de Ladrillar que cruza la sección de la N-340, y para mejorar las condiciones de servicio en la zona del acceso norte a Orihuela se ha repuesto la conducción existente de agua potable con otra de fundición dúctil y mayor diámetro en la zona afectada por las obras del Ministerio.

Suscríbete a nuestra newsletter