Transporte aéreo

El aeropuerto de Castellón recupera los vuelos después de tres meses cerrado

La infraestructura alcanzará este verano su cifra récord de vuelos regulares con quince conexiones semanales a seis destinos europeos

La actividad vuelve de nuevo al aeropuerto de Castellón.

Las aerolíneas de bajo coste que operan en el aeropuerto de Castellón retoman a partir este miércoles sus actividades comerciales, tras el paréntesis de 3 meses marcado por la pandemia sanitaria, que obligó al cierre del aeropuerto. Londres, Vienes, Budapest o Bilbao serán los destinos de estos vuelos en unas instalaciones que  han tenido que adecuarse a la normativa sanitaria, aspecto que comprobará esta misma mañana el conseller de Política Territorial, Arcadi España, presidente del consejo de administración de Aerocas, la empresa pública propietaria del aeropuerto.

La apertura de las fronteras acordada por los países de la Unión Europea y que facilita el tráfico de mercancías y viajeros en el espacio Schengen permitirá una vuelta a la normalidad del aeropuerto castellonense, si bien es cierto que en las últimas semanas había recibido vuelos charter con los equipos de fútbol rivales del Villarreal CF, SAD.

Tres meses después de su cierre la base aérea castellonense espera recuperar su línea ascendente y lanza la oferta más amplía en su corta historia, ya que este verano operarán siete rutas que conectarán Castellón con Gran Bretaña, Rumanía o Hungría. Serán 15 frecuencias semanales para acercar la infraestructura a la viabilidad que buscan sus gestores tras rescatar la concesión de la gestión el pasado otoño

En la última reunión del consejo de administración de Aerocas, España resaltó que, “pese al duro impacto de la pandemia en el sector de la aviación, el aeropuerto de Castellón va a operar la cifra de vuelos regulares más elevada desde su apertura al tráfico, con lo que la instalación va a ejercer un papel de aliado del sector turístico en una temporada tan complicada como la actual”.

La normalidad deseada la traerán los vuelos que operarán las aerolíneas que conectarán con Londres, Viena, Budapest, Bucarest, Katowice y Bilbao. Y la previsión es que sea Wizz Air quien arranque la temporada operando su vuelo a Budapest hoy mismo y con dos vuelos semanales. Seguirán sus paso, la línea operada por Ryanair a Londres-Stansted y la Wizz Air a la localidad polaca de Katowice.

El día 11 se estrena la nueva conexión a Bilbao, operada por Volotea con dos vuelos semanales. Esta ruta reemplaza la prevista por esta misma compañía nacional con Marsella.

En breve, Wizz Air retomará la ruta a Bucarest, con tres vuelos a la semana, cuyo arranque está pendiente de que el Gobierno de Rumanía levante las restricciones a los vuelos procedentes de España.

La convergencia de las siete rutas supondrá -apunta desde Aerocas– que el aeropuerto alcance su máxima actividad desde la apertura al tráfico, al ofrecer 15 frecuencias semanales, superando las 13 del verano de 2019.

Para afrontar esta reapertura con las máximas garantías Aerocas ha implantado diversas medidas de seguridad, higiene e información frente a la COVID-19, como son: refuerzo de la limpieza y desinfección en zonas comunes, mamparas protectoras en mostradores y filtros de seguridad, señalización de la distancia de seguridad entre personas, dispensadores de gel hidroalcohólico, uso obligatorio de mascarillas en la terminal o refuerzo de la información a los pasajeros.

Asimsimo, desde Aerocas se recuerda que la llegada de pasajeros será supervisada por técnicos de Sanidad Exterior, que harán controles de temperatura a los pasajeros.

Suscríbete a nuestra newsletter