Arcadi España: «Hay que evitar un canje entre transporte público y privado»

Arcadi España: «Hay que evitar un canje entre transporte público y privado»

La pandemia del coronavirus ha trastocado muchas facetas de nuestra vida, algunas de las cuales no volverán a ser como antes. Uno de los aspectos que ha cambiado es la movilidad. Hablamos de ello con el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, quien esta semana ha anunciado un nuevo plan de ayudas de hasta 250 euros a la compra de bicicletas y patinetes. «Hay que continuar luchando para que nuestras ciudades sean más sostenibles», asevera el dirigente valenciano y apunta que se debe evitar un repunte en el uso del vehículo privado por miedo al contagio ya que colapsaría las carreteras de la Comunitat y aumentaría la contaminación por lo que la Generalitat trabaja «para hacer seguro el transporte público».

-¿Cómo ha de ser la nueva movilidad pos Covid-19?

-Hay cosas que no sabemos todavía. No sabemos, por ejemplo, cómo va a evolucionar la pandemia, si va a tener algún pico, cómo vamos a hacer esa desescalada que ya estamos en marcha… pero sí que hay algunas cosas que sabemos. Sabemos que el cambio climático está ahí, que no se ha ido. Aunque haya desaparecido de los titulares, está ahí. Sabemos que hay que continuar luchando para que nuestras ciudades sean más sostenibles, estén menos congestionadas y sean más humanas, pensando siempre en los ciudadanos por encima de los vehículos privados.

Es en ese contexto en el que yo creo que debe estar esta nueva movilidad en tiempos de pandemia. Apostando por un lado por el transporte público, tomando las medidas necesarias para que sea seguro. Y segundo, potenciando otros medios de transporte fundamentales. Yo creo que la bicicleta o el patinete resultan clave ahora por varias razones: no contaminan, ocupan menos espacios en nuestras ciudades y son formas de moverse donde es más seguro y difícil contagiarse de la COVID-19.

-Han anunciado un plan de ayuda para la compra de bicicletas, ¿qué impacto tendrá esta medida?

-Es una medida que no solo es para los vecinos y vecinas de nuestros pueblos y ciudades, sino que también sirve para reactivar en cierta medida el comercio minorista que es fundamental. Tenemos una primera partida que es de medio millón de euros que veremos cómo va evolucionando. Es la primera vez que la Generalitat hace este tipo de ayudas, tenemos que ver cómo evoluciona y yo creo que va a tener una buena respuesta.

El objetivo es que la bicicleta y el patinete no solo se vean como un elemento de movilidad, digamos festivo… de los fines de semana o, como hacia una broma el otro día, del verano. Las bicicletas no son solo para el verano. Tienen que incorporarse, como en el resto de Europa, a la movilidad cotidiana. Ese es el reto que tenemos por delante.

Aquí tenemos un uso de la bicicleta muy bajo en comparación con otros países del norte de Europa, donde pese a tener peor tiempo que nosotros, las utilizan más. Ese es el reto que tenemos en materia movilidad en los próximos meses.

-En esta línea, ¿qué objetivos concretos se marcan con relación a la nueva movilidad?

-Hay que hacer varias cosas, no solo que haya más bicicletas en nuestra comunidad autónoma, sino también que esas bicicletas sean seguras. Seguras en el sentido de que el tráfico tiene que priorizar la seguridad vial de este colectivo, que es más vulnerable. Luego en el desarrollo de una infraestructura normal. Hasta ahora se han ido desarrollando muchos carriles bici y vías ciclopeatonales, muchas de ellas han sido en las propias ciudades.

Ahora el reto es conectar municipios. Por ejemplo, en las grandes áreas metropolitanas: la de Valencia, la de Elche, Alicante y Castellón. Tenemos que conectar. Hay ciudades que están muy pegadas unas de otras, donde por falta de una infraestructura, un carril bici, todo el mundo que va de una ciudad a otra hace ese trayecto siempre en coche. Eso es lo que tenemos que evitar.

-¿Teme un repunte del uso del vehículo privado en detrimento del transporte público por el miedo al contagio?

-En otros países que van por delante en la evolución de la pandemia, por ejemplo en China, las estadísticas que vamos manejando, ves un claro transvase del transporte público al transporte privado. No se trata de satanizar al vehículo privado, lo que hay es que racionalizar su uso.

Para evitar el canje entre transporte público y vehículo privado hay que actuar sobre el transporte público como estamos haciendo para hacerlo más seguro: con geles, mascarilla obligatoria, distancia de seguridad, bajada de los aforos… como también ofrecer al ciudadano el que sea fácil coger la bicicleta o el patinete. Ese es el reto. Tenemos que racionalizar esa nueva movilidad dentro de esa nueva normalidad.

En un día cualquiera, el transporte público de la Generalitat mueve alrededor de 250.000 personas. Imagínese de esas 250.000, tan solo 50.000 deciden coger el vehículo privado. Tendríamos un serio problema de tráfico, de congestión y de contaminación. No están nuestras carreteras preparadas para una gran cantidad de tráfico y tendríamos un problema de atascos y de contaminación muy grave.

-¿Está preparado el transporte público para la Fase 1?

-El transporte público ha caído casi en un 95 % su utilización. Hemos pasado de 250.000 personas a 18.000 al día. Se ha ido recuperando un poco, ahora estamos en torno a 30.000 personas diarias, aún muy lejos de cifras normales.

Sobre todo, va a haber mecanismos de control de aforo, ya es obligatorio el uso de la mascarilla y debemos continuar con las campañas de concienciación y sensibilización. Además, hemos puesto hidrogel y desinfectantes en las estaciones, también lo vamos a poner dentro de los propios trenes. Vamos a señalizar bien la distancia de seguridad e impulsamos otro tipo de medidas que estudiamos con el conjunto de operadores del transporte público de España y también estamos en contacto con otros países europeos.

-En relación a esa caída de la demanda, ha manifestado al Gobierno de España la necesidad de un fondo específico para financiar el transporte público, ¿qué necesidades presenta?

-Está pasando con todas las empresas públicas de transporte y también con los concesionarios privados de autobuses interurbanos. Fíjese, si han caído por encima del 90 % el número de usuarios, nuestros ingresos se han mermado en la misma cantidad, por lo tanto, nuestro déficit de explotación es muy importante. Calculando y haciendo una previsión de aquí a final de año, será de varios millones y no solo empresas de la Generalitat sino también empresas públicas de muchos ayuntamientos, como por ejemplo la EMT de València.

Hemos solicitado todas las Comunidades Autónomas y he visto sensibilidad por parte del Ministerio de Transportes, que de esos 16.000 millones que ha puesto sobre la mesa para las comunidades autónomas el Gobierno de España, haya un apartado específico para las empresa públicas de transporte. Yo creo que es fundamental. Se habló en la conferencia que tuvimos todos los consellers con el ministro y es en esa línea en la que tenemos que seguir avanzando para que nos ayudemos entre todos a lograr ese equilibrio financiero necesario en todas esas empresas.

-En este sentido, ¿cómo es la relación entre la Generalitat y el Gobierno de España? ¿Cómo valora la gestión de la crisis por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez?

-Este momento es dificilísimo de gestionar. Yo creo que una cosa en política que es muy importante es la empatía. Tienen una responsabilidad grandísima en el Gobierno de España como también la tenemos aquí en la Generalitat. Es verdad que ha habido momentos en los que no hemos estado de acuerdo. Que nos hemos encontrado con que la opinión de nuestros epidemiólogos no se escuchaba como nosotros pensábamos en el Gobierno de España. Eso se ha ido solventando a base de diálogo y saber que lo importante no es confrontar, lo importante es acordar y yo creo que eso lo hemos entendido todos y en esa línea se está trabajando. Esa es la voluntad. Este no es el momento de enfrentamientos ni de divisiones, es el momento de la unidad de todos porque el desafío es de una magnitud que no hemos conocido en muchos años por lo que debemos estar a la altura. Los ciudadanos no entenderían otra cosa.


«Lo que está en juego es la salud de una generación, no está en juego el resultado de las próximas elecciones»


-¿Ve necesario prolongar el estado de alarma?

-Son decisiones que corresponden sobre todo a los epidemiólogos. Yo creo que lo que sí que queremos, lo que nos gustaría a todo el mundo, a los responsables políticos y a los ciudadanos, es que eso durará lo mínimo posible. A nadie le gusta estar en estado de alarma. A nadie, ni al Gobierno de España ni a ningún gobierno.

Lo que tenemos que ser conscientes es que si esta decisión se toma es porque es el mejor instrumento que hay ahora para luchar contra el virus. Por lo tanto, tenemos que ser todos conscientes y no hacer de esto un ejercicio electoralista. Lo que está en juego es la salud de una generación, no está en juego el resultado de las próximas elecciones.

-Por último, ¿cómo será el día después del coronavirus?

-Ya sabe usted que los economistas interpretamos muy bien el pasado, regular el presente y no acertamos mucho en el futuro. Bromas aparte, yo creo que es imprescindible, si hacemos los deberes bien, si el virus, que eso ya es más difícil porque no sabemos su comportamiento, no nos hace estar confinados mucho más tiempo del que tenemos previsto, yo creo que, con un fuerte impulso económico por parte de las administraciones, seguido por ese esfuerzo de las miles de empresas, grandes, pequeñas y medianas, nos tiene que impulsar a que esa recuperación sea en V.

Que tengamos una fuerte caída como se está produciendo ahora del PIB y del empleo, pero una recuperación rápida. Hay elementos que no sabemos como es la evolución de la pandemia. Esperemos, y así lo parece, que se vaya controlando, pero luego tenemos que hacer bien los deberes. No solo hay que poner más dinero encima de la mesa para estimular y sostener a miles de familias y empresas, sino que también hay que ponérselo fácil para que esa recuperación no se vea con trabas administrativas que frenen en esa recuperación.

CEU Grado junio
CEU Grado junio
curso KPI Economia 3
curso KPI Economia 3

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.