Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Rankings Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Crisis coronavirus

Hilaturas Temprado fabrica productos sanitarios ante el “drama” del traje regional

Admite que la homologación como empresa sanitaria "no ha sido fácil" pero destaca que se tienen que seguir las normas "a rajatabla"

Publicado el:
Hilaturas Temprado fabrica productos sanitarios ante el “drama” del traje regional

Hilaturas Temprado, imagen de archivo

Hilaturas Temprado es una de las empresas del textil valenciano que han reorientado su producción para fabricar material sanitario. Sin embargo, la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha afectado mucho a esta empresa de Morella de trajes regionales. Con la suspensión y el aplazamiento de las distintas fiestas locales, Hilaturas Temprado ha dejado de vender entre 350.000 y 380.000 prendas. “Es un drama para el mundo del traje regional”, lamenta Francisco Temprado, gerente de la compañía.

La empresa cuenta con dos ramas principales, la producción de trajes regionales y el vestuario e imagen profesional. “En los trajes regionales estamos muy mal, han suspendido todas las fiestas. En la planta de Morella, atendemos 11,5 millones de prendas regionales, desde Galicia hasta Canarias. La temporada de Fallas fue muy mal; Canarias ha suspendido la romerías; hay un montón de pedidos que no saldrán; para san Fermín tenemos 120.000 fajas preparadas,que seguramente no serán para este año; y Semana Santa fue un auténtico desastre”, lamenta.

“Nuestro primer examen será el Pilar de Zaragoza, pero creo que en octubre tampoco permitirán aglomeraciones. Será un drama para el mundo del traje regional, porque serán multitud de festividades en las que no se podrá dar un servicio”, expresa Temprado. Así, aunque aún no han calculado la facturación que han perdido, detalla que “entre 350.000 y 380.000 prendas se han dejado de servir por culpa de esta situación”. Para el futuro, apunta que deben esperar a ver cómo reacciona el mercado, aunque precisa que están “preparados” para dar servicio en el sector del traje regional.


Temprado: “La homologación ha sido un proceso muy exhaustivo; no ha sido fácil, pero se tienen que cumplir a rajatabla las normas”

Ante la crisis sanitaria, en Hilaturas Temprado comenzaron a fabricar material sanitario, primero para la comarca de Els Ports, a quienes destinaron las primeras 3.800 mascarillas que hicieron. Después, la Conselleria de Sanitat les pidió que fabricaran para ellos, dándoles de alta como empresa sanitaria y tras realizar los exámenes pertinentes.

“La homologación ha sido un proceso muy exhaustivo, porque hay que cumplir con todas normativas en materia prima y tejidos, en condiciones laborales y salas de producción. Es muy complicado, tienes que adaptar la producción, las instalaciones, incluso el vestuario de los trabajadores; hasta la forma de trabajar, de actuar en el cambio de vestuario”, explica.

A este respecto, Temprado reitera que se trate de unos procesos productivos “muy serios y exhaustivos”, que se tienen que cumplir para tener el certificado sanitario correspondiente para hacer este tipo de productos.

Asimismo, el gerente de Hilaturas Temprado señala que tardaron entre 15 y 18 días en adaptarse a estos procesos, pues ya contaban con una línea de producción que tenía “muchos de los aspectos que pedía Sanidad”. “Es una confección muy nueva, con máquinas bastante nueva, pero tuvimos que completar muchos de los aspectos que pedían. No ha sido nada fácil, pero entiendo que para hacer estos productos se tienen que cumplir a rajatabla estas normas”, subraya.


Esta semana llegará otro avión con material sanitario a la Comunitat fletado por Hilaturas Temprado

Desde entonces, realizan mascarillas quirúrgicas 2R, la categoría con más protección dentro de modelo quirúrgico, de las que producen entre 7.000 y 8.000 a la semana. Este material se dirige a la sanidad pública e instituciones públicas, como ayuntamientos o diputaciones. “El objetivo es servir a los estamentos públicos prioritariamente y, luego, recopilar pedidos para los trabajadores de empresas privadas”, indica Temprado.

Además, como tienen una empresa en China desde 2002, comenzaron a gestionar importaciones de mascarillas KN95. “Fuimos de los primeros aviones que llegó a la Comunitat Valenciana para dar servicio a la sanidad pública, llegó el 30 de marzo, cuando estábamos en una situación muy crítica. Se hizo en tiempo récord”, resalta.

Asimismo, añade que esta semana llegará otro avión a la autonomía valenciana fletado por ellos. En cuanto a la fabricación de material sanitario, Temprado subraya que seguirán ofreciéndolo en el futuro, “para hacer mascarillas, batas o cualquier prenda que pueda necesitar la sanidad pública”.

coronito