Desde hoy hasta el 9 de febrero

El IVC estrena hoy la versión en castellano de su producción “Fausto”

Se estrenó la temporada 2018-2019 en el Teatre Rialto en valenciano con un gran éxito de público y recibió dos Premios a las Artes Escénicas

Imagen de una función de "Fausto" celebrada el pasado año en el Rialto. | Foto: IVC

L’Institut Valencià de Cultura (IVC) presentó ayer su producción Fausto en su nueva versión en castellano, que se podrá ver desde hoy al 9 de febrero en el Teatre Principal de València. Esta producción se estrenó la temporada 2018-2019 en el Teatre Rialto en valenciano con un gran éxito de público.

Esta reposición de Fausto en el Principal tiene varios alicientes. Por una parte, con el cambio de espacio se pasa de un formato mediano a un gran formato que permite una nueva visión de la escenografía y la iluminación, dos componentes del espectáculo que recibieron los premios a la mejor escenografía y la mejor iluminación en los Premios de las Artes Escénicas de la Generalitat 2019. Por otra parte, el cambio de lengua con el mismo reparto ha supuesto un esfuerzo tanto por el cambio en si, como por las nuevas dimensiones en las que se desarrollará su trabajo.

Esta versión de Fausto convierte en materia teatral a la gran obra alrededor de este mito que escribió Goethe, uno de los iniciadores de la conciencia común europea, con una puesta en escena llena de fuerza estética e intensidad interpretativa.

Como todo clásico, Fausto dialoga con nuestro presente y conecta con la aspiración que tiene cualquier persona de hacer realidad sus deseos y el precio que cada cual está dispuesto a pagar por ellos. Vender el alma a cambio de la juventud eterna y disfrutar de los placeres mundanales o acceder al conocimiento ilimitado es la dualidad en la que profundiza Fausto, mito fundamental de la cultura occidental.

La dirección y escenografía del espectáculo es de Jaume Policarpo y está interpretado por Enric Benavent, Empar Canet, Rosanna Espinós, Vicent Domingo, María Caballero y Jorge Valle.

Jaume Policarpo, director del espectáculo, remarcó que “la vivencia real de lo que pasa en el escenario la proporcionan los actores” y añadió que “es una obra muy ambiciosa, una obra magna de un máximo representante de la cultura germánica y europea como Goethe, pero que muestra un profundo amor hacia el hombre y mucha curiosidad por entender su existencia”.

Suscríbete a nuestra newsletter