Viajó por primera vez desde la base aérea para promocionar el turismo en Londres

Puig respalda la conectividad del aeropuerto de Castellón con el mercado británico

El presidente de la Generalitat Valenciana confía en que esta infraestructura aeroportuaria gane en conexiones y en operatividad con la nueva zona logística

Puig, en el centro, con Bernat (izquierda) y Sanmartín antes de partir para Londres desde el aeropuerto de Castellón.

El presidente del Consell, Ximo Puig, embarcó hoy desde el aeropuerto de Castellón hasta el de Londres-Luton, con el compromiso de defender la capitalidad y referencia de la Comunitat Valenciana para los turistas británicos. La decisión de partir de Castellón es un gesto cargado de simbolismo al hacerlo desde el único aeropuerto público dependiente de la autonomía que preside y lo hace apenas a una semana -el 9 de diciembre- de que entre en servicio la nueva ruta aérea Castellón-Londres.

A su llegada al aeropuerto castellonense ubicado entre Vilanova d’Alcolea y Benlloch, Puig mantuvo una reunión con el director general de la empresa pública propietaria de la infraestructura, Aerocas, Joan Serafí Bernat, y el delegado territorial de Presidencia en Castellón, Adolf Sanmartín. En esta reunión se abordaron los planes futuros que tiene la Generalitat para esta infraestructura, cuyo control recuperó el pasado 1 de noviembre, tras la renuncia a la gestión de la empresa privada Edeis.

El presidente participará en Londres en la presentación de la oferta de la Comunitat ante turoperadores y medios de comunicación británicos. La cita se produce apenas una semana antes de que se ponga en marcha la ruta que conectará Castellón con Londres-Luton, la segunda que opera con la capital británica el aeropuerto, que ya dispone de una conexión con Londres-Stansted. Con esta segunda ruta, Castellón ofrecerá hasta cinco frecuencias semanales con la capital británica.

Puig ha explicado que esta nueva ruta reforzará la estrategia que ha diseñado el Consell para contrarrestar los efectos del Brexit. Puig ha subrayado que, para la Comunitat Valenciana, “la situación del Reino Unido es fundamental, ya que un tercio de los británicos que viven en España lo hacen en la Comunitat Valenciana y casi tres millones de británicos visitan cada año el territorio valenciano, por lo que es un mercado fundamental”.

 Añadió que “queremos ser la comunidad de referencia en el Mediterráneo para los británicos y para ello hemos de ofrecer un turismo tradicional de sol y playa pero también cultural, paisajístico y natural”.

La nueva ruta a Londres-Luton es consecuencia de la aplicación por parte de Aerocas del Plan Estratégico que asegure la viabilidad del aeropuerto. En esa línea de trabajo se adjudicaron las ayudas del segundo plan de posicionamiento del aeropuerto de Castellón en Europa, promovido por la Generalitat, que además de esta línea a la capital londinense ha abierto otra con Viena, a partir del 30 de marzo, y otra a Marsella, desde el 14 de abril. Además, Aerocas adjudicará este mismo mes otras tres rutas.

Puig destacó la necesidad de seguir avanzado en la diversificación del aeropuerto, explorando todas las posibilidades y abriendo nuevas vías de negocio. Al tiempo resaltó que ya son tres las escuelas de vuelo que han abierto base en el aeropuerto y ha puesto en valor el importante desarrollo que están teniendo las actividades de mantenimiento y reciclaje de aeronaves.

Entre los planes del gobierno autonómico valenciano para el aeropuerto castellonenses figuran el desarrollo de la Zona de Actividades Complementarias (ZAC) del aeropuerto, a fin de crear un polo logístico y empresarial vinculado a la infraestructura, que ejerza un papel tractor en la economía del territorio.

Asunción de plantilla y aumento presupuestario

Cabe recordar que tras asumir en su totalidad la gestión de la infraestructura, y a la espera de que el Ministerio de Fomento conceda una línea directa entre Castellón y Madrid que reforzaría la posición del aeropuerto, Aerocas ha asumido todo el personas de Edeis, con lo que su plantilla pasa de 5 a 26 trabajadores, lo que supone duplicar el gasto de personal, que pasa de 384.000 a 826.610 euros.

En esta nueva anualidad la inversión real aumenta también hasta alcanzar los 4,2 millones frente a los 1,9 de este año. Aún así, Aerocas, reduce en casi 2 millones  los gastos, presupuestados en 11,54 millones frente a  los 13,14 millones que el año pasado se plantearon para este 2019.

O
tro dato positivo que valoraron los gestores de Aerocas es el del aumento del número de pasajeros, que rebasa en estos 11 meses los alcanzados en 2018, a pesar de que noviembre ha sido el mes con menos viajeros desde febrero de 2016.

Suscríbete a nuestra newsletter