Joyas para cenizas

“El auge de la cremación es una oportunidad para comercializar productos para cenizas”

Cineraria Urns expone los nuevos productos funerarios como las joyas para cenizas, un artículo que también tiene cabida en el mundo animal como nos cuenta Funema

Colgante para cenizas de Cineraria Urns.

La cremación es una opción cada vez más popular entre las familias españolas como alternativa al entierro tradicional. Las razones de ellos son un cambio en la mentalidad de la sociedad así como el menor coste económico. La incineración ha abierto nuevas posibilidades en el negocio funerario. De ello hablamos con José Cervera Juan, director comercial de Cineraria Urns.

Esta empresa ubicada en La Pobla de Vallbona (Valencia), además de las típicas urnas funerarias, comercia joyas para cenizas. Se trata de pequeños recipientes herméticos en forma de colgante para contener una pequeña porción de los restos o una muestra de cabello de nuestros seres queridos. Cineraria Urns, es una marca de Peguimar S.A., empresa con presencia en el mercado de las bisutería y joyería desde 1975.

-¿Qué les motivó a vender este tipo de joya?

-Comenzamos en 2012 a traer urnas y relicarios funerarios de diferentes proveedores sobre todo extranjeros. La idea del negocio partió de una necesidad de ampliar con otra línea de productos la oferta que teníamos en nuestra empresa.

Pensamos que el auge que se preveía iba a tener la cremación en España era una oportunidad para la comercialización de productos para las cenizas de nuestros seres queridos.

-¿Cuál es el perfil del cliente que demanda estas joyas?

-Nuestros clientes son básicamente crematorios y funerarias que son los que están en contacto directo con el cliente y pueden ofrecerle la mejor solución para poder conservar el recuerdo de su ser querido. También tenemos compra directa a través de tienda online, pero en menor medida.

-¿Es habitual la venta de este tipo de joya? ¿Cuánto supone del total del negocio de Cineraria?

-Supone un 25% del total de las ventas y creemos que va en aumento. Cada vez va a haber más diseños que podrán adaptarse a todos los gustos y estilos.

-¿Elaboran ustedes mismos las joyas? ¿Requieren de algún tratamiento especial?

-No. Nosotros buscamos fabricantes de joyas tanto nacionales como internacionales y después distribuimos el producto. En algunos casos las joyas deben ser pulidas e incluso sometidas a un proceso de recubrimiento electrolítico (dorado, plateado, chapado oro, rodiado, etc) que hacemos nosotros en la empresa. También fabricamos las gargantillas que se entregan junto a la joya.

-¿Qué precio tienen las joyas para cenizas?

-El material base de nuestras joyas es acero inoxidable y el precio de la joya está entre 35 y 45 €.

-¿Creen que es una manera de desdramatizar todo lo relacionado con la muerte?

-Sí. Y también es una bonita forma de recordar al ser querido y además compartida con otros familiares que pueden llevar consigo una pequeña porción de las cenizas. Por nuestra parte siempre tratamos al cliente con el tacto, el respecto y la delicadeza que pensamos que requiere en ese momento.

Joya para las cenizas de una mascota comercializada por la empresa Funema.

Joyas para las cenizas de mascotas

Las personas no son las únicas en recibir un homenaje en el momento de la muerte. Nuestras mascotas también tienen esta posibilidad. Así nos lo cuenta Sara Riera, gerente de Funema, empresa funeraria especializada en animales situada en Alzira.

Explica que por normativa es obligado incinerar a los animales fallecidos y que existe la posibilidad de recuperar sus cenizas. “Cuando el cliente quiere recuperar las cenizas, son los casos donde a lo mejor te piden un collarcito o un abalorio, a parte de la urna”, expone Riera.

Las joyas para cenizas también han encontrado en las mascotas un nicho de mercado donde expandirse. “Hoy en día son uno más de la familia, es una manera de llevarlo siempre presente”, indica la gerente de Funema quien apunta que su proveedor, la británica Funeral Products, “empezaron con joyas para las cenizas de personas, pero como creció la demanda de recuperar las cenizas de los animales, ampliaron la gama a mascotas también”.

“Se nota el valor sentimental”, añade Riera y concluye señalando que prima más el cariño hacia la mascota que el coste económico que para las joyas que ella comercializa se sitúa entre los 100 y los 150 euros. “Hay gente que no tiene prácticamente dinero para ellos, pero se lo gastan en sus animales”, recalca la gerente de Funema.

Suscríbete a nuestra newsletter