CaixaBank ve desaceleración y pide que no se cronifique la violencia en Cataluña

La entidad ha sufrido "desperfectos en algunas de sus oficinas" como consecuencia de los altercados, aunque los costes no han sido "significativos", según Gortázar

Gonzalo Gortázar consejero delegado de Caixabank que ha presentado los resultados al cierre del tercer trimestre, con un claro impacto por el coste del ERE que ha lastrado los beneficios un 28,4% –si se excluye ese efecto el resultado crece un 10,4%– , ha reconocido que “la inestabilidad no es buena: gracias a Dios España y Cataluña siguen creciendo”, ha dicho.

Si bien, el número dos de la entidad  ve “desaceleración, que no recesión”.

“Este año esperamos un crecimiento del PIB del 1,9% y para el próximo año del 1,5%, magnitudes positivas, compatibles con la creación de empleo. En este escenario, un Gobierno estable ayudará a tomar medidas para afrontar esa desaceleración”, ha recalcado.

Gortázar “no contempla la posibilidad” de que no se forme un Gobierno estable en España, de hecho, se ha mostrado “convencido” de que tras las elecciones del próximo 10 de noviembre habrá ejecutivo.

Sin embargo, ha alertado de que las protestas violentas en Cataluña como reacción a la sentencia del “procés” pueden tener un impacto sobre la economía si se cronifican, si bien Gortázar cree que esto no va a suceder: “queremos pensar que no será así”.

Ha admitido que la entidad ha sufrido “desperfectos en algunas de sus oficinas” como consecuencia de los altercados, aunque ha dicho que los costes no han sido “significativos”.

Gortázar ha asegurado que la “inestabilidad no ayuda al crecimiento económico” pero de esta a la violencia “hay un paso adicional”, por lo que ha remarcado que la violencia debe ser “erradicada – la prioridad es que sea erradicada”, ha manifestado, dado que estos episodios “no favorecen ni a los catalanes” ni al resto de españoles en su conjunto, ha avisado.

De nuevo ha pedido ante esta situación “respeto a la ley y diálogo para lograr un acuerdo”.

El directivo ha advertido que el conflicto está afectando sobre todo a la actividad turística, la hostelería y el comercio al por menor.

Suscríbete a nuestra newsletter