Vendedores y Ayuntamiento, enfrentados por el modelo de gestión del Mercado Central

El modelo de autogestión se implantó bajo el mandato de la alcaldesa socialista Clementina Ródenas

La falta de sintonía entre los vendedores y el Ayuntamiento de València por el modelo de gestión del Mercado Central ha quedado una vez más patente.

En el pleno municipal celebrado hoy, los vendedores han mostrado su malestar por lo que califican inacción y falta de respuesta de la concejalía de comercio que preside Carlos Galiana.

Los vendedores del Mercado Central votaron hace unos días de forma mayoritaria a favor de mantener el actual modelo de gestión, que otorga a la asociación de vendedores la capacidad de autorregularse. El actual modelo tiene fecha de caducidad el 1 de enero de 2020 y, de no prorrogarse, el funcionamiento de la llamada catedral de la alimentación quedaría paralizada.

En la celebración del pleno municipal ha intervenido, en nombre de la Asociación de Vendedores, Vicente Moreno, quien ha lamentado que se pierda un modelo de autogestión que impulsó la alcaldesa socialista Clementina Ródenas en 1987.


Los vendedores temen que el 1 de enero la actividad se paralice


Para Moreno, el Ayuntamiento no colabora en la búsqueda de una solución para el futuro de un mercado que se ha convertido en un referente internaiconal. El portavoz de los vendedores ha advertido que las consecuencias serían “desastrosas para el colectivo de trabajadores, autónomos, clientes, centro histórico y para la Ciudad de Valencia” y supondría “la pérdida de competitividad y, a medio plazo, la decadencia de un mercado inigualable de producto fresco, que degenerará en otra cosa, que a algunos, quizás guste más, pero que en nada se parecerá a este referente actual de los mercados de Europa”.

Moreno ha recordado que el Mercado Central se ha consolidado como uno de los mejores mercados de Europa, y no solo por ubicarse en un edificio tan emblemático, sino también por su oferta, actividad comercial y servicios a clientes.

Citó como hitos la puesta en marcha de la venta online, el servicio a domicilio, la consigna frigorífica, la sala de lactancia, la señalética, el parking para vendedores … servicios que se ofrecen a los recursos generados por los vendedores. Sólo un 5% de los recursos provienen de subvenciones de diferentes administraciones.

La gestión propia permite solucionar de forma inmediata cualquier incidente y, así, evitar que afecte a la actividad normal del mercado, sin que los 15.000 clientes que diariamente lo visitan se percaten de ninguna anomalía.

Moreno ha recordado que han aportado hasta cinco informes técnicos, mientras el Ayuntamiento todavía no ha explicado los beneficios que se podrían obtener con un cambio de modelo de gestión.

Además, se ha referido al apoyo ciudadano que se ha recogido en las 3.000 firmas en poco más de 24 horas a favor de mantener la autogestión, no sólo de ciudadanos, sino también de organizaciones empresariales como Confecomerç, entidades vecinales, gremios y asociaciones de vecinos.


Galiana pide a los vendedores que regresen a la mesa de negociación


Por su parte, el concejal Carlos Galiana ha presentado una propuesta en el sentido de que se continue trabajando “para encontrar la mejor solución posible, dentro de la legalidad y la Ley de Contratos del Sector Público, para la gestión del Mercado Central”.

La propuesta de Galiana respondía a una moción presentada por el grupo popular que solicitaba que el Ayuntamiento reconociera la labor que la Asociación de Vendedores del Mercado Central ha realizado durante más de tres décadas, al tiempo que pedía la creación inmediata de una mesa técnica para buscar soluciones jurídicas que permitan el mantenimiento del modelo actual de autogestión.

Galiana ha querido mandar un mensaje de tranquilidad y ha asegurado que  “sea cual sea el modelo de gestión por el que se opte, no existe ningún peligro ni para las paradas, ni para los trabajadores ni para los negocios».

Por último, ha pedido seguir negociando y ha reclamado a los vendedores la documentación económica solicitada en julio.

 

Suscríbete a nuestra newsletter