La información económica de los líderes

Telefónica plantea bajas voluntarias para el 21,3% de la plantilla

La compañía pone a la venta 50.000 torres de telecomunicaciones por las que espera ingresar 830 millones

Telefónica España propondrá mañana a los sindicatos en la negociación del convenio colectivo un Plan de Suspensión Individual (PSI) de empleo desde los 53 años, que, según fuentes sindicales, afectará al 21,3 % de la plantilla, unos 4.600 trabajadores.

El gasto de este plan, que se hará en un periodo de un año, se estima en torno a los 1.600 millones de euros, y los ahorros anuales promedio de gastos directos se calculan en 220 millones de euros a partir de 2021, ha informado este martes la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tras tratar este punto en el Consejo de Administración.

El plan afectará a los trabajadores que han nacido en 1966 y años anteriores, han informado a Efe fuentes sindicales, que han admitido que ya mantienen asambleas con los trabajadores para avanzarles las condiciones.

Según se ha visto en los sucesivos expedientes de regulación de empleo de la compañía desde los años 90, a estos planes se suelen adherir entre el 70 % y el 85 % de los afectados.

Las fuentes han confiado en que las condiciones sean similares a las del 2016, cuando se ofreció una retribucción del 68 % del salario bruto, al que se sumaron las aportaciones al Plan de pensiones en los porcentajes que cada empleado tuviera reconocidos y en función de las retribuciones fijas establecidas en el momento de la baja.


El consejo de administración de Telefónica acelera planes para paliar la caída de su cotización bursátil


Por otro lado, Telefónica plantea vender 50.000 torres de telecomunicaciones en los próximos 12 meses como parte de la estrategia de aumentar el precio de la acción de la compañía. La venta podría generar unos 830 millones de euros en ingresos y unos 360 millones de euros en OIBDA (resultado operativo antes de amortizaciones y depreciaciones), pudiendo requerir 25 millones de euros en inversiones de mantenimiento.

La compañía de telecomunicaciones opera a través de unas 130.000 torres en todo el mundo y es propietaria de 68.000, de las que 18.000 pertenecen a Telxius, su empresa de infraestructuras de telecomunicaciones, y 50.000 a otras filiales del grupo.

Lo que analizará ahora la compañía es si vender estas 50.000 torres que tienen filiales de su grupo a Telxius -creada en 2016 por Telefónica- o bien a terceros.

El consejo de administración de Telefónica celebrado hoy ha acelerado los planes para monetizar su cartera de emplazamientos y ser más eficiente en el uso de las infraestructuras.

Más del 60 % de estas torres están ubicadas en los cuatro principales mercados donde opera la compañía (España, Reino Unido, Alemania y Brasil). EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter