La información económica de los líderes

Datos del Impuesto de Patrimonio 2017 publicados por la Agencia Tributaria

La Comunitat, la segunda con más ricos, pero con patrimonios relativamente ‘bajos’

Crece en 411 en número de ricos que declaran el impuesto de patrimonio en la Comunitat, con una fortuna de 65.000 M y un patrimonio medio de 2,9 millones

La Comunitat Valenciana es la segunda región en la que más personas ricas se ven obligadas a declarar el impuesto de patrimonio. Esto son 22.516 contribuyentes de los 202.437 de toda España, el 11,12%, solo superada por Cataluña con 75.801 declarantes.

Sin embargo, no es la comunidad con los patrimonios declarados más altos, y por delante figuran con mayor patrimonio los ricos de Madrid, Galicia, Murcia, Canarias, Illes Balears y La Rioja. El patrimonio medio declarado por los contribuyentes valencianos asciende a casi 2,9 millones euros, mientras el patrimonio medio declarado en España se sitúa en los 3,3 millones; así lo indican los datos de la última estadística hecha pública por la Agencia Tributaria sobre la recaudación del Impuesto de Patrimonio referida al año 2017.

Las fortunas de más de dos millones de euros de la región están obligadas a declararlo, si bien, cabe recordar que en la Comunitat Valencia el mínimo exento se establece en 600.000 euros y hasta un millón de euros para las personas con discapacidad frente al resto de comunidades que aplican un mínimo de 700.000; salvo el rebajado de Aragón (400.000€), Cataluña y Extremadura (500.000€).  Además cabe tener en cuenta la exención de la vivienda habitual hasta los 300.000 euros en todo el territorio nacional.

Respecto a 2016, en la Comunitat crece el número de declarantes del impuesto en 411 personas y el patrimonio aumenta de media unos 85.500 euros. Del mismo modo, la Base Imponible de IRPF de los declarantes de patrimonio de la Comunitat se incrementa, pasando de 111.043 euros de media en 2016 a 113.212 euros en 2017.

Llama la atención que la Comunidad de Madrid mantenga bonificado al 100% del tributo, lo que supone que sus habitantes no pagan un solo euro por este tributo. Es decir, sus más de 18.000 contribuyentes, con un patrimonio medio de más de 9,7 millones cada uno, dejan de pagar casi mil millones de euros a las arcas autonómicas, de ahí que en más de una ocasión el conseller de Hacienda, Vicent Soler haya denunciado dumping fiscal.

En el conjunto de España, los contribuyentes de este impuesto alcanzaron los 202.437 en 2017 frente a los 197.768 de un año antes, por lo que casi 4.700 personas se sumaron a la declaración del Impuesto de Patrimonio coincidiendo con el repunte económico vivido de 2016 a 2017, cuando el importe total declarado en España creció de 632.000 a 669.000 millones.

Esta cifra todavía está lejos del importe totalizado antes de la crisis, una década antes, en 2007 el global se incrementó hasta los 761.000 millones euros pero entonces eran casi 981.500 los declarantes en España. Sin embargo, en 2011 cuando se restableció el impuesto –tras haber sido suprimido en 2008 por el Gobierno de Rodríguez Zapatero al haber establecido una bonificación del 100% en la Ley 4/2008–, la cifra cayó a 430.000 millones y 130.000 declarantes.

Si nos centramos en los datos de 2017 de la Comunitat, los 22.516 más ricos valencianos declararon un patrimonio de 65.000 millones.

Una década antes, en la Comunitat, había más de 116.ooo declarantes con un patrimonio total de 88.688 millones. En plena crisis, en 2011, los contribuyentes del impuesto de patrimonio en la región se redujeron a 4.730 por un importe total de 26.143.000 millones.

Teniendo en cuenta los últimos datos publicados por la Agencia Tributaria, llama la atención que los contribuyentes de toda España que declaran patrimonios superiores a los 30 millones de euros se han multiplicado por más de dos en la última década, pasando de 233 declarantes en 2007 a 611 en 2017.

En los últimos años, el número de los más ‘ricos’, con patrimonios declarados superiores a 30 millones de euros, no ha hecho más que aumentar, si en 2011 eran 352, ya eran 443 en 2012, 471 en 2013, 508 en 2014 y 549 en 2015. No obstante, en 2017, casi dos de cada tres contribuyentes (el 67,8%) del Impuesto de Patrimonio declaran propiedades y rentas de entre 300.000 y 1,5 millones .

Suscríbete a nuestra newsletter