Cierra 2018 con unas ventas de 112 millones de euros y un beneficio de 26 millones

Ale-Hop trasladará la central a Bellreguard y abrirá otras 50 tiendas en dos años

El almacén de Ondara continuará teniendo actividad para gestionar los stocks, mientras acaba de comprar 47.000 m2 en Tavernes para otro centro logístico

Tienda de Alehop en la estación del Norte en València. | Foto: Javier Gracia

Antes de abril de 2020, Clave Dénia, propietaria de las tiendas Ale-Hop, espera trasladar sus oficinas centrales de Ondara a la nueva plataforma logística de Bellreguard (Valencia). Las obras de ejecución de esta instalación de la emblemática vaca se iniciaron a finales de 2017.

Sin embargo, la compañía todavía no ha decidido si cambiará su sede social, ya que el almacén de Ondara (Alicante) continuará teniendo actividad para gestionar los stocks de fuera de temporada.

“Ahora mismo estamos terminando esta instalación de unos 20.000 metros cuadrados y con capacidad para unos 39.000 palets. Hemos puesto en funcionamiento hace pocos meses el almacén y aún faltan por finalizar los 2.000 metros cuadrados de oficinas. Esperamos que las oficinas estén en Bellreguard antes de abril de 2020″, confirma a Economía 3 el director de la compañía, Darío Grimalt Monfort.

No obstante, para crecer a un mayor ritmo y de un modo más eficiente, hace apenas unos días, Clave Dénia adquirió otras tres parcelas que suman más de 47.000 metros cuadrados en el polígono de la Estació de Tavernes de la Valldigna a escasos 20 minutos del nuevo centro logístico de Bellreguard.

“Llevábamos años buscando parcelas de esta dimensión cercanas a nuestra actual central y a la futura central que será Bellreguard”, asegura Grimalt. “Estamos muy contentos por la adquisición de este terreno en la localidad de Tavernes de la Valldigna –añade–. Tiene una ubicación estratégica ya que cuenta con una parada del tren que une València y Gandia –lo que permite estar en 45 minutos en el centro de la capital autonómica y en 13 minutos en el de Gandia–; una población de más de 17.000 habitantes a 3 Km, la playa a tan solo 2 km, y en un futuro, pasará por la puerta el corredor mediterráneo. Además, seremos dos o tres empresas en todo el polígono, con las cuales estamos encantados de ser vecinos”, explica.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna han confirmado a Economía 3 que “buena parte del polígono” está o estará ocupada por Clave Dénia, Mandriladora Alpesa  –el mayor fabricante de la península de mandriles, tubos y anillas de cartón para la industria textil–, y Textiles Vilber.

Sobre la fecha de inicio de la nueva obra, la empresa indica que aún no están en disposición de adelantarla: “no puedo decirle la inversión prevista, ni los metros cuadrados que supondrá la infraestructura, ni el número de trabajadores que albergará porque aún no lo sabemos. Lo que teníamos claro, es que era una buena oportunidad de compra para el futuro, pero no podemos determinar para cuándo será, ya que primero se debe hacer la recepción del polígono y queremos terminar varios proyectos que tenemos actualmente en marcha”, subraya Grimalt.

Tanto el Ayuntamiento como la compañía confirman que están a la espera de que Iberdrola realice los trabajos definitivos para dotar de luz propia al polígono, por lo que se está retrasando la finalización y recepción del polígono. “No obstante, para nosotros ha sido determinante la atención y colaboración que ha demostrado este Ayuntamiento, con Sergi González a la cabeza de la corporación; hemos visto una gran implicación desde el primer momento, lo que ha hecho que nos decidiéramos por la compra”, confirma la firma alicantina.

Buena marcha en ventas y expansión

En estos momentos, Clave Dénia no vende por Internet, pero cuenta en la actualidad con más de 180 tiendas Ale-Hop repartidas entre España y Portugal –de las cuales, medio centenar corresponden a terceros, por cesión de uso de marca comercial–; emplea a más de 1.200 trabajadores y dispone de 30.000 m2 de almacenes.

vaca-alehop

Cerró 2018 con 17 nuevas tiendas y espera terminar este año con más de 23 nuevas aperturas. Para 2020 hay previstas otras 30 nuevas tiendas, lo que sumará 50 en dos años. “De momento estamos en España y Portugal. Hemos estado estudiado varios países para continuar nuestro modelo de expansión pero, actualmente, no le puedo decir dónde va a ser, ni si será en 2020 o 2021. Lo que sí queremos hacer es continuar reformando, ampliando y actualizando la imagen de las tiendas que tenemos ya abiertas”, responde el director de la compañía, Darío Grimalt Monfort, preguntado por Economía 3.

Según el informe de gestión del ejercicio presentado por la firma en el Registro Mercantil: “todas las inversiones se afrontan con recursos propios, no teniendo que acudir a
financiación externa”. En este sentido, la inversión en inmovilizado material durante 2018 ascendió a 12,17 millones de euros, básicamente destinada a la apertura y mejora de las instalaciones y a las inversiones en la nueva plataforma logística de Bellreguard.

Centro Logístico de Bellreguard

En el apartado de tecnologías de la información, la compañía ha apostado por un nuevo software de TPV (terminal punto de venta) que se está implantando en toda la cadena para mejorar “de forma significativa la transferencia de datos con la central, además de dotar a las tiendas de una pasarela de pago”.


“Los beneficios de las tiendas Ale-Hop crecen incluso más que las ventas”


El informe destaca asimismo que las magnitudes de 2018 “muestran que ha sido un año caracterizado por la solidez del modelo de negocio”, incluso “las ventas en tiendas comparables”, es decir, sin contar las nuevas aperturas, “también han aumentado significativamente, mejorando la rentabilidad”. En concreto, las ventas aumentaron un 21,7% respecto a 2017, pasando de 92,15 a 112,15 millones de euros. En solo un año su cifra de negocio crece en veinte millones.

Pero no solo crecen las ventas, porcentualmente su resultado aumenta por encima de la cifra de negocio: la compañía gana un 23,32% más que en 2017, su beneficio pasa de 21,31 millones a 26,28 millones en 2018.

Y ello sin tener en cuenta su filial Clave Dénia Canarias,  que podría elevar la cifra de negocios por encima de los 120 millones. Las últimas cifras consolidadas disponibles arrojaban un volumen de negocio en 2017 de 98,33 millones de euros, frente a los 78,93 de 2016 (+24,58%). Mientras que el resultado consolidado después de impuestos se incrementó desde los 17,62 a los 23,85 millones.

Suscríbete a nuestra newsletter