En un pleno de 12 minutos que retomó el punto aplazado el jueves

El gobierno del Ayuntamiento de Castelló se sube el sueldo un 50% en un pleno exprés

El tripartito que gobierna la ciudad impuso su mayoría para sacar adelante la aprobación de las retribuciones a las que se opusieron PP, Ciudadanos y VOX

El pleno aprobó las nuevas retribuciones a los ediles.

Un pleno exprés, de 12 minutos, en vísperas del parón de agosto, sirvió para que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castelló aprobase los nuevos sueldos de la corporación, tras el fallido intento de la semana pasada, cuando las críticas del PP por las percepciones por la dedicación, movieron a la alcaldesa a parar el pleno y retirar el punto del orden del día. Apenas 4 días después, se aprobaba un incremento salarial de un 50 por ciento para los integrantes del equipo de gobierno.

De esta forma, el grupo de gobierno formado por PSPV, Compromís y Podem sacó adelante la propuesta de la que se retiró la oferta de dedicación exclusiva para los portavoces, acordada con el PP antes del pleno de la pasada semana y que ahora ha visto como la alcaldesa Amparo Marco y su equipo no la han incluido, manteniendo para los concejales de los grupos de oposición las retribuciones fijadas en el pasado mandado, con una actualización al IPC.

El pleno fue corto porque tan sólo hubo las intervenciones reglamentarias de los portavoces de los grupos para fijar su postura. Así, tanto PP como Ciudadanos y VOX fueron críticos con lo que calificaron de imposición, mientas que en el grupo de Podem sus ediles optaron por posturas dispares y la concejala María Jesús Garrido se abstuvo mientras que su compañero Fernando Navarro votó a favor junto con el resto de ediles del grupo de gobierno.

El edil socialista, Rafael Simó, reiteró que la eliminación de la dedicación exclusiva para los portavoces de la oposición se ha producido “al romper el PP la palabra dada. Nuestra decisión no es por un enfado. El PP nos llevó a esto”.

El portavoz adjunto popular, Sergio Toledo, que ya provocó con su intervención en el anterior pleno la decisión de Marco de retirar el punto del orden del día, indicó que “la propuesta que nos presentan no respeta la proporcionalidad. Por eso de nuestro voto en contra”.  Alejandro Marín-Buck, de Ciudadanos, afirmó que “esto es una imposición. Además, un aumento debe ser una recompensa y en este caso no es así“.

Tras la aprobación de la propuesta en el pleno, el salario de la alcaldesa pasa a ser de 78.554 euros brutos anuales, en 12 pagas, y el de los ediles del grupo de gobierno, de 62.843 euros. En tanto que los portavoces de la oposición (PP, C’s y VOX) percibirán 28.806 euros brutos al año, con una dedicación del 25%; los portavoces adjuntos, 21.451 euros, con una dedicación del 20%; y el resto de ediles de la oposición, de 14.556 euros.

Suscríbete a nuestra newsletter