La información económica de los líderes

La experiencia de adentrarse en mil años de historia

Las Venecias chinas

Son muchas las ciudades atravesadas por canales que viven literalmente sobre el agua, en un país como China totalmente diferente de un punto geográfico a otro

Archivado en: 

Zhoshuang ofrece casas residenciales muy bien conservadas| Foto: JMB

China es un país enorme en toda la dimensión de su palabra, totalmente diferente de un punto geográfico a otro y lleno de contrastes. Salirse de los recorridos habituales y conocer la idiosincrasia del país, de su población y sus costumbres es algo a la par que ilustrativo, apasionante. Son muchas las ciudades atravesadas por canales que viven literalmente sobre el agua. Son las que podríamos llamar Venecias chinas. La experiencia al recorrerlas es la de adentrarse en mil años de historia, sin apenas turismo y esto se nota porque quienes están visitándolas, normalmente chinos, te observan con extrañeza, te fotografían incluso y se animan a pedirte un selfi contigo. Es algo muy curioso.

Desde luego, no esperes menús y cartas de restaurante en inglés; hay que guiarse por las fotografías de los platos (cuando tienen carta con fotografías, claro), porque los textos están en chino. Otra alternativa es ver lo que exponen en su mostrador. En cualquier caso, no creas que es fácil adivinar qué te estás comiendo.

Muchas de estas ciudades, como Zhoshuang, nos ofrecen casas residenciales muy bien conservadas, donde es posible contemplar auténticos edificios chinos de gran antigüedad. No hay trafico monitorizado y hay que moverse en góndola o a pie, disfrutar de sus puentes de piedra, con cerca de mil años de antigüedad y de las casas construidas en las dinastías Ming (1368-1644) y Quing (1644-1911).


Conoce todo el contenido:

Suscríbete a nuestra newsletter