Task force o fuerza de ventas

Task force: ¿Qué es y cómo saber si tu empresa lo necesita o no?

Hoy en día, las empresas más eficientes son aquellas que comienzan a delegar tareas o servicios. Esto les permite centrar la atención y fijar sus objetivos en sus “puntos fuertes”. No obstante, el hecho de delegar no significa que no puedan hacer las tareas ellas mismas, sino que quieren alcanzar un objetivo con mayor fuerza. Es aquí donde entra el task force, un recurso de “outsourcing” muy demandado por empresas de hostelería y turismo, seguros, telecomunicaciones y bebidas, entre otras.

¿Qué es el Task Force?

El término “Task Force” de origen inglés, en nuestro idioma significa fuerza de tarea operativa o grupo de trabajo. Pero en el ámbito comercial este significado trasciende para convertirse en “Fuerza de Ventas”. Es un tipo de organización que presta servicios a empresas con la finalidad de estructurar equipos especializados en ventas que promocionen sus productos o servicios. De esta forma, las empresas pueden enfocar sus recursos y atención en el desarrollo y planificación de sus actividades productivas. Una forma de servicio especial para ser aplicada tanto en empresas grandes como por Startups.

El contrato de un outsourcing de fuerza de ventas puede ser por tiempo indeterminado o determinado. En todo caso, permite vender o reforzar acciones comerciales. En el primero de los casos se enfocará en la promoción en diferentes mercados y audiencias. El segundo solo estará limitado a la promoción de un determinado producto o una oferta limitada. Esto tiene como finalidad cumplir cabalmente con los volúmenes de ventas esperados por la empresa contratante.

¿Cómo saber si tu empresa necesita un servicio de Task Force?

Para saber si tu empresa requiere de los servicios de outsourcing o de task force, solamente debes prestar atención. El primer paso a evaluar, es la campaña que quieres lanzar, en este punto, necesitas transmitir tus criterios a la organización task force. Simples preguntas como los resultados que esperas, la duración y el objetivo central son parte de la evaluación previa. De este primer paso surge un aspecto esencial, disponibilidad de recursos económicos por parte de la empresa para destinarlos a la campaña.

Muchas empresas deben evaluar sus recursos financieros para verificar la posibilidad de contratar una fuerza de ventas. Esto, para no afectar su actividad principal. En general, las empresas evalúan emplear el task force cuando se requiere ampliar la cantidad de ventas en un período. También requieren de estos servicios cuando quieren aumentar el impacto de un lanzamiento o un producto en particular. De igual forma, se utiliza este recurso en la medida en que se expanden las actividades, o se busca acceder a nuevos mercados y/o zonas geográficas.

¿Cuáles son las principales ventajas de contratar este servicio?

Existen muchas ventajas a la hora de implementar un task force para ventas. La más importante es que las empresas se vuelven más eficientes no solo a nivel productivo sino también comercial. Y esto gracias a que el equipo de ventas está altamente especializado para este propósito. Esto se traduce en una garantía de éxito a nivel comercial. Al tener tal grado de especialización, los costes disminuyen considerablemente (ya que no tienen un personal fijo) y el empleo de recursos se optimiza.

El task force permite a las empresas realizar un seguimiento y mantenimiento de campañas de publicidad más eficiente. Este outsourcing se encarga de medir las acciones, los resultados y con base en ellos hará ajustes. Asimismo, el recurso de fuerza de ventas contará con los programas o aplicaciones que se requieran para el seguimiento y corrección. Al tener profesionales dedicados a las ventas, indudablemente mejorará la imagen proyectada de marca. Puesto que, son estos profesionales quienes dirigirán a tus leads hacia una mejor experiencia. Incluso, su profesionalismo hará que se conquisten nuevos mercados.

¿Cuándo se originó esta modalidad?

El origen de este tipo de servicios, no es específicamente en el mundo comercial o del marketing. Es de las fuerzas armadas, específicamente se originó en la armada norteamericana. Estos equipos se conformaban para cumplir una misión o tarea en específico. No obstante, en la aplicación civil, este concepto comercialmente evolucionó, transformándose en lo que es hoy día. Se puede decir que el siglo XX, después de las guerras, fue testigo de su evolución e implementación en una gran cantidad de empresas.

Durante ese tiempo, han cambiado los objetivos primordiales de esta modalidad. En principio se resumía solo en ventas. Con el tiempo, el concepto mejoró, y en vez de obligar a vender, se centró en ser más eficaz ofreciendo beneficios. Esto debido a que, las ventas solo se enfocan en un corto plazo, a diferencia del largo plazo de los beneficios. Además, la venta persuade, el beneficio satisface y fideliza. Con las ventas hay que aplicar estrategias de precio para lograrla; con el beneficio también, aunque a través de las ventajas del producto.

¿Qué es Task Force en Administración?

En el ámbito administrativo, se podría decir que el task force, está organizado y disciplinado por la dirección de ventas. Es el grado de personal más alto, encargado de definir y aplicar los objetivos y de hacer la proyección de mercado. Cumple estos pasos definiendo la estrategia, funciones, objetivos (cuantitativos o cualitativos), creación del plan de ventas, selección, formación y remuneración del personal, entre otros. Recordemos que esta fuerza debe estar orientada a obtener los máximos rendimientos.

Administrativamente, las fuerzas de ventas evalúan su desempeño empleando en todas sus actividades las mejores herramientas digitales. Desde una hoja de cálculo hasta un programa mucho más completo como un CRM hacen parte de su inventario tecnológico. Así, es posible cubrir y planificar todo el proceso de venta, ya que este no se comporta de forma lineal sino dinámica. Incluso, debe tener el mejor material tecnológico que le permita atraer leads, mejorar relaciones actuales, siempre ofreciéndoles la mejor experiencia de contacto.

Ejemplos de Task Force

Para una mejor comprensión, te presentamos 2 ejemplos que quizás no has considerado o relacionado como grandes empleadores de fuerzas de ventas. El primero de ellos, es la muy conocida Google. En los últimos años, Google ha invertido en incrementar su fuerza de ventas, para ofrecer mejores soluciones a la gran mayoría de empresas mundiales. ¿El motivo? La falta de factor humano, reemplazando las tecnologías robóticas o automatizadas. Con ello se hizo más empática a la hora de vender o hacer cierres de tratos.

Otro ejemplo muy eficiente, del empleo propio de fuerza de ventas es Apple. No cualquier empresa puede darse a la tarea de contratar un completo departamento de task force. Su riguroso y sólido proceso inductivo, permite a los empleados de esta área conocer la misión y objetivos, además de alinearlos con ellos. Esto hace que los representantes de ventas se esfuercen más en ofrecer campañas con mejores experiencias de compra y uso que en obligar a comprar.

Randstad-Verano-300
Randstad-Verano-300
Randstad-Verano-300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.