Prejubilación

Prejubilación a los 55 años: ¿Cuánto vas a cobrar si te jubilas a los 55 años?

La jubilación marca el fin de la etapa de la vida laboral del ser humano. De hecho, muchas personas quisieran poder adelantarla. De allí que se hable de la jubilación anticipada, que a su vez se puede dar de dos formas: voluntaria y forzosa. En esta última, podemos incluir la prejubilación a los 55 años.

¿Qué es la prejubilación?

Aunque pudiera parecer similar, como de hecho lo es, la prejubilación 55 años, es diferente a la jubilación anticipada. Para todos los efectos, podemos definir la prejubilación como un acuerdo entre el trabajador y el patrono o empleador. En él, se pacta la extinción de la relación laboral entre el trabajador relativamente próximo a jubilarse, pero que aún no reúne el total de los requisitos necesarios y el patrono o empleador.

Se puede entender como una situación intermedia entre el estatus laboral de empleado activo y el de pensionista o jubilado. En esta negociación, también se pueden incluir ciertas condiciones como una indemnización o compensación monetaria que le permitirá al trabajador un sustento, mientras logra acceder a la jubilación anticipada.

Diferencias entre prejubilación y jubilación anticipada

Como ya dijimos anteriormente, aunque la prejubilación y la jubilación anticipada, pueden parecer muy similares, pero, son realmente muy diferentes.

Para empezar, la prejubilación, se refiere a la situación de extinción laboral, dicho de otra manera, el trabajador entra en una situación de desempleo. Mientras que, en el caso de la jubilación anticipada, empieza a gozar de la jubilación a una edad más temprana que la exigida.

Por otro lado, la jubilación anticipada, es un estatus reconocido y regulado por la Seguridad Social española. A diferencia de la prejubilación que no existe como tal en el ámbito legal.

Por último, la jubilación anticipada afecta el monto final de la pensión a que tenga derecho el trabajador. Por el contrario, la prejubilación a los 55 años no influye para nada en la asignación final de la pensión.

Duración de la prejubilación

No existe un periodo de tiempo determinado para la prejubilación. Aunque sí es recomendable que se realice en un periodo de tiempo próximo a que el trabajador pueda acceder a su jubilación normal o al menos anticipada.

Vale recordar que el trabajador pasa a un estatus de desempleado con derecho a las prestaciones de ley por desempleo. Mismas que solo se van a percibir por un lapso no mayor de 2 años, dependiendo de la cantidad de días que haya cotizado en los últimos 6 años.

Adicionalmente, puede recibir el subsidio por desempleo, cuya duración es máximo de 18 meses en periodos de 6 meses. No obstante, este se puede extender hasta que el trabajador cumpla la edad necesaria para acceder a su jubilación ordinaria, si el trabajador ha cumplido 52 o más años. Estos datos son importantes, a la hora de estimar el tiempo de duración de la prejubilación del trabajador.

¿Qué voy a cobrar si me prejubilo?

Hay que ser enfático, en que, en el caso de la prejubilación a los 55 años o a cualquier edad, el trabajador solo tiene derecho a cobrar la indemnización acordada con el patrono. Esta puede ser negociada para ser recibida de forma mensual como un salario o en un solo monto. Va a depender de la negociación realizada entre las partes.

Aparte de esta indemnización, podrá solicitar, lo correspondiente a las prestaciones de ley por desempleo y el subsidio por desempleo, ya que su nuevo estatus encaja dentro de esta clasificación.

¿Me puedo jubilar a los 55 años?

No, de ninguna manera. La ley establece la edad de 66 años y 2 meses o 65 años como tope mínimo para acceder a la jubilación ordinaria, siempre y cuando tenga el total mínimo requerido de semanas cotizadas.

Para el caso de la jubilación anticipada voluntaria, la edad no puede exceder de los 2 años de diferencia con la edad de jubilación ordinaria. Si se trata de una jubilación anticipada forzosa, este valor no puede superar el tope máximo de 4 años. Como vemos, esto nos coloca muy por encima de la edad de 55 años.

¿Qué pasa si dejo de trabajar a los 55?

En pocas palabras, al dejar de trabajar a los 55 años, el trabajador previa negociación con su empleador puede entrar en un periodo de prejubilación hasta poder alcanzar la edad necesaria para una jubilación anticipada.

Sin embargo, mediante el cumplimiento de ciertos requisitos, se puede aplicar para el subsidio para mayores de 55 años. Que, le proveerá de una prestación social hasta que cumpla la edad necesaria para la jubilación.

warmia-Mazury-Polska
Randstad-Verano-300
Randstad-Verano-300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.