La información económica de los líderes

Entrevista al gerente de Toyota y Lexus Valencia

J.Mª Gómez: “El motor eléctrico no es el futuro, es ya el presente”

Sobre el futuro del diésel comenta que "las cifras hablan por sí solas con un peso de menos del 29% en las matriculaciones del primer trimestre de 2019"

Archivado en: 

El gerente de Toyota y Lexus Valencia posa con un Lexus UX | Foto:L.Vlc

Los últimos datos sobre matriculaciones, publicados esta semana, hablan de siete meses consecutivos de caída en la venta de automóviles (turismos y todoterrenos). En el caso de la Comunitat Valenciana, las ventas se redujeron un 8%, pasando de 15.910 vehículos vendidos en marzo del pasado año a los 14,648 de 2019. En este sentido, el gerente de Toyota y Lexus Valencia, José María Gómez, valora estas cifras y explica a Economía3 el cambio de tendencias de consumo, factores y posibles soluciones a lo que él llama“una crisis”.

-¿Por qué cree que se está produciendo esta caída de ventas tan prolongada?

– Estamos en un contexto de incertidumbre política que lo paraliza todo. Además, quieren que en 2040 todos los vehículos sean eléctricos. La duda es cómo se va a crear una red eléctrica que suministre a todos los automóviles. No obstante, estoy seguro de que el motor totalmente eléctrico no es el futuro, es ya el presente. Lo que todavía está evolucionando es la forma en la que se pueden cargar las baterías que hacen funcionar a ese motor eléctrico.

-A medio camino entre el eléctrico total y el de combustible tradicional tenemos los motores híbridos…

– Los coches necesitan autonomía, es decir, queremos trasladarnos rápidamente sin estar pendientes de si la batería lleva o no carga, por eso Lexus apuesta por los motores híbridos autorrecargables no enchufables. Actualmente, se está trabajando en muchas líneas, pero a corto plazo cada vez cobra más peso la apuesta del hidrógeno como combustible. Este verano tuvimos la oportunidad de probar en València dos unidades del Toyota Mirai, un evento en el que la compañía se desplazó hasta el puerto para presentar el Energy Observer, el primer catamarán que se mueve por hidrógeno, cuyo patrocinador es Toyota y otras compañías, y que está dando la vuelta al mundo.

-¿Y qué opina sobre el futuro del diésel?

– En este sentido, creo que las cifras hablan por sí solas, teniendo un peso en la actualidad por debajo del 29% en las matriculaciones del primer trimestre, cuando llegó a estar por encima del 70%. Pero creo que el problema de comprar un vehículo diésel es realmente para el usuario que vive en una gran ciudad como Madrid o Barcelona. Con medidas municipales que prohíben o restringen la circulación por la contaminación, es razonable que se descarte la compra. Evidentemente las partículas que desprende el diésel son muy contaminantes pero, por ejemplo, en Madrid no ofrecen datos comparativos porcentuales de qué emite más polución, si el tráfico o las calefacciones.

-¿Qué tipo de coches demandan más sus clientes?

– Lo que más se vende son los SUV (todocamino), y coches de tamaño medio-bajo. Pero además los modelos que más se compran son todos híbridos, como el nuevo Corolla, el C-HR y el Rav 4 nuevo. Los conductores cuando se acostumbran a conducir en una posición alta es muy difícil que vuelvan a un coche clásico.

-Según algunos informes parece que el Renting se está convirtiendo en una tendencia entre los particulares… ¿cómo le afecta?

– Considero que es bueno porque cuantas más opciones de adquisición tengas más facilidades para comprarlo. Opino que aquí todavía tenemos el sentido de posesión muy alto y parece que tener un coche que no es totalmente nuestro…es complicado. Por eso, nosotros ofrecemos el Carsharing, (pagar un vehículo el tiempo que lo has usado y aparcarlo dentro de las zonas autorizadas por la compañía). En ambos casos, el usuario paga una cuota fija y se olvida de los gastos extras como averías, golpes, accidentes, cambios de ruedas o problemas mecánicos.

-Y ya que hablamos de tendencias… ¿cree que hay un cambio social respecto a la movilidad?

– En mi caso, puedo ver un cambio generacional muy marcado. Antes, lo normal era querer tener tu propio vehículo. A los 16 años querías la moto, a los 18 años te sacabas el carné de conducir y después te comprabas un coche cuando podías, era una prioridad. Ahora, los jóvenes que tienen veinte años no valoran tener un coche. Prefieren un buen móvil de más de 1.000 euros y viajar en avión al extranjero en compañías low cost, aunque les cueste más el taxi al aeropuerto que el vuelo.

-Por último, ¿cómo salir de esta crisis de ventas?

– Se necesitará un periodo de recuperación, después que pase la incertidumbre política, porque esa inseguridad generalizada coincide en tiempo con esta caída de ventas. Esta situación lo paraliza todo porque hay mucha gente esperando a ver que pasa. Por ejemplo, hay personas que tienen empresas y dependen de una medida fiscal o gente que trabaja en contratas para los ayuntamientos. Otras personas están esperando a que llegue alguna subvención, aunque tengan el coche para cambiar, pero estas medidas son muy puntuales en el tiempo y tampoco ayudan mucho a la venta. Hay que esperar a que pase la incertidumbre.

Suscríbete a nuestra newsletter