La información económica de los líderes

Proponen una tasa de 10 euros por cada 100 gramos de jamón

La política arancelaria británica afectará a sectores clave de la industria valenciana

Los nuevos aranceles, en caso de aprobarse, afectarían a las exportaciones de motor, agroalimentarias y cerámicas

La nueva política arancelaria temporal propuesta hoy por el Gobierno británico para un escenario de brexit sin acuerdo podría afectar a sectores claves de la economía valenciana, como la cerámica, el motor o el agroalimentario.

Después del rechazo parlamentario al plan de salida del Reino Unido de la Unión Europea, el ejecutivo de la conservadora Theresa May presentó este miércoles una serie de medidas arancelarias, que se aplicaría solo durante doce meses desde la fecha oficial del 29 marzo fijada para este divorcio.

En el caso de que Londres optase por un brexit duro, la nueva política arancelaria eximiría de aranceles a un 87 % del valor de las importaciones (frente al 80 % actual), sobre todo de fuera del bloque comunitario.

De acuerdo con las tablas del Ministerio británico de Comercio, las importaciones de coches y camiones desde la UE al Reino Unido llevarían tarifas del 10,6 %, la misma que se impondría a las multinacionales que operen en un país comunitario.

En 2017, último año del que se tienen datos completos, la exportación de vehículos de la Comunitat Valenciana ascendió a 7.780 millones de euros, lo que supuso el 26% del total de las exportaciones. Entre enero y noviembre de 2018, las exportaciones de coches fabricados en Almussafes cayó un 9,6%.

Otro sector español que se vería afectado por las medidas sería el azulejero y cerámica, a cuyas exportaciones se impondrían una tarifa del 5 %.


El sector agroalimentario, especialmente el de procesados de carne de porcino, se verá severamente afectado por los aranceles


Entre el 13 % de las importaciones que también estarían sujetas a aranceles figuran la carne de vacuno, de cordero, de ave y algunos productos lácteos, ya que su objetivo es proteger a los agricultores y productores del Reino Unido de importaciones baratas.

En este sentido, algunas importaciones del sector agroalimentario español deberían asumir un suplemento del 10,2 euros por cada cien gramos de producto, como es el caso del jamón, un procesado de la carne porcina.

Mientras tanto, la patronal de la industria química, Feique, confía en que el brexit abra una “ventana de oportunidad” para las empresas españolas, que pueden arrebatar parte del mercado europeo a compañías del mismo sector en Reino Unido, que competirán en peores condiciones tras su salida de Europa.

El director general de Feique, Juan Antonio Labat, ha recordado que en el año 2018 se produjeron intercambios por más de 3.400 millones de euros en el sector químico entre Reino Unido y España.

España exportó 1.465 millones de euros en productos químicos a Reino Unido, mientras que importó mercancías por valor de 2.008 millones de euros. EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter