La información económica de los líderes

Nace la filial Ética Mercados para dar servicio a las empresas que quieren cotizar o ya cotizan

Ética calcula que cinco empresas valencianas pronto cotizarán en el MAB

La firma es la única sociedad valenciana como asesor financiero del MAB

Archivado en: 

Fernando Ibáñez, director general de Ética

Al menos tres empresas en expansión y dos socimis –sociedades cotizadas anónimas de inversión en el mercado inmobiliario- con sede en la Comunitat Valenciana darán el paso de cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) entre 2019 y 2020, según las estimaciones de Ética.

La compañía acaba de lograr la autorización de Bolsas y Mercados Españoles (BME) como Asesor Registrado del MAB, actuando ya como única firma de la Comunitat que cuenta con esta licencia. “Estamos en un momento clave para que las empresas de la región vayan asumiendo el peso que les correspondería en el Mercado Alternativo Bursátil y que Valencia recupere protagonismo como plaza financiera de primera línea”, destaca Fernando Ibáñez, director general de Ética.

Actualmente, de las 41 empresas que cotizan en el MAB, solo una tiene su sede en la Comunitat Valenciana, la alicantina FacePhi. Este mercado de valores se puso en marcha en 2006 para acoger valores de empresas de pequeña y mediana capitalización que buscan una alternativa a la financiación tradicional para desarrollar sus proyectos, ganando, al mismo tiempo, en visibilidad, transparencia y liquidez para los accionistas, además de pasar a estar valoradas a precios de mercado, entre otras ventajas.

En este contexto, Ética –empresa creada en 2003 para ofrecer asesoramiento financiero y empresarial independiente y que fue la primera EAFI registrada en Valencia, regulada y supervisada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)- se ha reestructurado internamente, con una filial especializada, Ética Mercados, que dará servicio tanto a empresas que quieren salir a cotizar como a aquellas que ya cotizan.

La nueva sociedad, dirigida por Rafael de Benito, ofrece un servicio integral, gracias al equipo de expertos del grupo, que tiene oficinas propias en València y Madrid, y al respaldo de una amplia red de colaboradores.

“El punto de partida es un diagnóstico y valoración de la idoneidad para la entidad de cotizar en bolsa, en función de sus circunstancias y necesidades específicas, ofreciéndole análisis y una valoración inicial de sus acciones, de su posible evolución en el mercado y de los riesgos y oportunidades de la operación”, señala Rafael de Benito.

Si se determina que es la fórmula óptima, Ética actúa como corporate manager, liderando y coordinando tanto la relación con el MAB como la elaboración de información y la coordinación de asesores necesarios -legales, auditores, colocadores y proveedores de liquidez-.

“Una vez que ya está cotizando, nos ocupamos de las relaciones e intercambios de la compañía con sus accionistas y con el MAB, como responsables del cumplimiento de sus requisitos durante su vida bursátil” , añade De Benito.

La firma se encarga de la elaboración de informes de análisis y del diseño y ejecución sistemática del ‘Programa de Relación con Inversores’, para comunicar las acciones estratégicas, operativas, organizativas y financieras de la empresa de cara a accionistas e inversores institucionales, analistas financieros, bolsas y autoridades reguladoras de los mercados de capitales y agencias de rating, para favorecer la liquidez del valor.

Esta parte se completa con formación especializada a la plantilla de la empresa sobre lo que significa ser una sociedad cotizada, tanto para aprovechar el potencial como para ser conscientes de los riesgos.

Además, Ética cuenta con otra filial, Ética Sostenibilidad, especializada en el análisis, diseño e implementación de estrategias de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), que tienen cada vez mayor implantación en las sociedades cotizadas, y su comunicación a los distintos grupos de interés de la organización.

“Convertirse en sociedad cotizada supone para la entidad un salto muy importante en cuanto a cantidad y calidad de los flujos de información con todos sus grupos de interés, fundamental para la evolución del valor y de su liquidez”, subraya Fernando Ibáñez.

Ética ha liderado, dentro de la Asociación Nacional de Business Angels Big Ban, el Entorno Pre-Mercado (EpM), lanzado en 2016 por esta organización y BME con el objetivo de reactivar el MAB. Este proyecto, que tiene soporte online y sede física, en la Bolsa de Valencia, está orientado tanto a startups como en empresas de sectores tradicionales en fase de expansión.

Actualmente, participan en el programa 13 compañías, así como varias asociaciones y plataformas de financiación participativa, para ampliar las opciones de las empresas de alcanzar sus objetivos de crecimiento y financiación.

Iniciativas como las de Ética pueden contribuir a dinamizar este mercado y abrir nuevas opciones para el tejido empresarial de la Comunitat Valenciana.

Suscríbete a nuestra newsletter