La información económica de los líderes

Exposición "La desaparición de las luciérnagas"

Josep Tornero reflexiona sobre el miedo como fórmula de dominación en el CCCC

El artista valenciano ha desarrollado un proyecto site-specific con vinilos, impresiones sobre papel fotográfico y pinturas

José Luis Pérez Pont y Josep Tornero, ayer en la presentación de "La desaparición de las luciérnagas". | E3

El director del Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC), José Luis Pérez Pont, y el artista Josep Tornero (València, 1973), presentaron ayer la exposición La desaparición de las luciérnagas, que ocupará el Centre hasta el 19 de mayo.

El proyecto del artista valenciano es una propuesta site-specific para este espacio como resultado de la convocatoria Escletxes, de producción y apoyo a la investigación del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV). La desaparición de las luciérnagas es la plasmación de una investigación en la que Tornero ha trabajado alrededor de dos años y en la cual se cuestiona la contemporaneidad de la imagen, rescatando reflejos del pasado que aproxima al presente.

Tornero explicó que su exposición “está inspirada en un texto de Pier Paolo Pasolini de 1975 sobre cómo los excesos de la sociedad de la información son como un fogonazo que no dejan ver la luz de la cultura. Esto es aprovechado por el poder para ejercer su dominación”. La exposición es un inventario de imágenes realizado a través de diversos registros técnicos: vinilos, impresiones sobre papel fotográfico y pinturas, una sucesión de imágenes o historias a modo de collage.

Pérez Pont destacó que esta exposición permite acercarse al trabajo de este artista valenciano con una trayectoria eminentemente pictórica pero que evoluciona hacia la experimentación, al incorporar elementos escultóricos y otras técnicas, “profundizando en un trabajo instalativo que envuelve al espectador”.

El director del Centre añadió que “el artista contemporáneo ha abandonado la búsqueda de la belleza estética como una de sus mayores preocupaciones, para ahondar en la reflexión, en el poder del arte como activador de sensaciones y de sensibilidades. De este modo, Josep Tornero nos conecta con el miedo, uno de los sentimientos más primigenios de la conducta humana”.

Suscríbete a nuestra newsletter