Ventajas de una sociedad limitada

Sociedad limitada: ¿Qué es y cuáles son sus ventajas y desventajas?

Hoy se conocerá todo lo referente al concepto de una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) o sociedad limitada. Es una de las formas jurídicas a través de las cuales se puede formar una empresa en España. En la misma la responsabilidad de los socios está limitada, por lo que no arriesgan su capital ante una posible quiebra de la empresa. Este tipo de empresa es muy utilizada por pequeños empresarios por la seguridad que les brinda en determinados momentos.

¿Qué es una sociedad limitada?

La Sociedad Limitada o Sociedad de Responsabilidad Limitada (SL o SRL) es una de las formas jurídicas de empresa que existen en España. Tiene como principal característica que la responsabilidad de los socios se limita al capital que se aportó a la misma. Es decir, tiene personalidad jurídica propia, capital propio y los socios solo son responsables hasta el montante del capital invertido en la misma. Este tipo de sociedad tiene carácter mercantil y está regulada por el RD Legislativo 1/2010 de 2 de julio de Sociedades de Capital.

Este tipo de sociedad es uno de los más populares en España, por la seguridad que ofrece a los socios al limitar la responsabilidad de los mismos solo hasta el montante del capital aportado. El monto del capital invertido por los socios se divide en participaciones sociales en lugar de las acciones de las sociedades anónimas.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Características de las Sociedades Limitadas en España

Como mencionamos anteriormente la sociedad limitada se rige por el RD Legislativo 1/2010 de 2 de julio de Sociedades de Capital. El mismo establece los parámetros que caracterizan a este tipo de sociedades. Las características principales que destacan en las Sociedades limitadas son:

  • Número de socios, cuyo mínimo es de un socio, pero el máximo, es ilimitado ya sea por la empresa o el empresario autónomo. Pueden ser tanto personas jurídicas como naturales.
  • La clase de socio, pueden ser tantos socios capitalistas o socios trabajadores.
  • Denominación social, que se determinará tras designar un nombre que no se haya usado anteriormente, y constatado en el Registro Mercantil Central, con su respectivo S.R.L.
  • El Capital Social es el aporte que realizará el empresario, ya sea que se exprese en dinero físico o en un bien palpable y útil para la empresa. El mismo debe ser aceptado por todos los socios fundadores. El aporte mínimo es de 3.000 €, y el máximo es ilimitado.
  • División del capital: el mismo se divide en participaciones sociales.

Ventajas de una Sociedad Limitada

Contar con una sociedad limitada tiene ventajas que le permiten al empresario poder establecer su negocio de forma segura. Una de estas ventajas y por la cual es tan utilizada en el país, es que la responsabilidad social con los acreedores, solo recae en el capital social invertido. Es decir, en los bienes a nombre de la sociedad. Esto permite a los socios de la misma resguardar su patrimonio. Adicionalmente tiene una relativa sencillez para los trámites burocráticos, más simples en muchos casos que los de una sociedad anónima.

El capital social que se le exige a los empresarios es relativamente bajo. Se puede abrir una sociedad limitada con un capital mínimo de 3.000 € como se especificó anteriormente. Aunque existe una propuesta legislativa para rebajar este capital a un solo euro.

El capital social también puede ser desembolsado para financiar otras inversiones. Otra ventaja es que puede ser una unipersonal, es decir, conformada por una sola persona quien puede tener mayores posibilidades de acceder a créditos bancarios a través de esta entidad jurídica.

Desventajas de una Sociedad Limitada

Si se desea captar una gran cantidad de inversores este método no es el más adecuado, ya que las ventas están reguladas por estatutos de la sociedad y la ley, lo cual es muy difícil la transmisión de participaciones. Por otro lado, se debe tener en cuenta ciertos aspectos para formar una sociedad limitada, o preferir hacerlo como autónomo. Ya que, en sociedades limitadas, darte de alta para ejercer otro tipo de actividad en el momento inmediato, puede no ser posible, ya que las constituciones de sociedades limitadas duran aproximadamente 40 días.

Las financiaciones que puedan ofrecer los bancos en ocasiones, piden garantías de tipo personal. Ya que la sociedad limitada muchas veces no tiene el capital suficiente para garantizar una operación crediticia. O cuál no se estaría aprovechando realmente la responsabilidad social limitada propiamente, lo cual implicaría pérdidas de capital o patrimonio.

¿Cuáles son las obligaciones fiscales de una Sociedad Limitada?

Para poder constituir una sociedad limitada, se deben de seguir ciertas pautas u obligaciones fiscales que son menester para que la sociedad en sí, pueda obtener un desarrollo óptimo de sus actividades y beneficios. El primero de ellos es que, al consolidar empresas o sociedades limitadas, se debe liberar la cuenta de la entidad bancaria, que es donde están depositados los fondos del capital social de su fundación. Para hacerlo, se debe llevar a la oficina bancaria la escritura de constitución de la sociedad que fue inscrita en el Registro Mercantil Central, así, se podrá utilizar el dinero depositado.

Por otra parte, otra obligación es solicitar el Número de Identificación Fiscal definitivo, ya que, al crear la sociedad, se le otorga un NIF provisional o temporal. Ya constituida la sociedad, se debe establecer el NIF definitivo, presentando un modelo 036 junto con la escritura de constitución al Registro Mercantil. Se deben dar de alta a todas las actividades que realice la sociedad limitada, como altas, bajas y modificaciones de los miembros. Poseer una firma electrónica para identificar a la sociedad limitada, es también un paso imprescindible. Y, por último, declarar los impuestos u obligaciones tributarias cada trimestre y año.

¿Cómo se constituye una sociedad limitada en España?

Para poder constituir una sociedad limitada en España, se deben establecer todos los parámetros o elementos propios de la misma. Tales como los socios, firmas, NIF, fondos mínimos, y demás. Para ello, primeramente, se debe definir si la sociedad limitada estará formada por una empresa pequeña constituida por diversos socios contribuyentes, o bien, a través de un empresario autónomo que trabajará con uno o más socios. Así pues, inicia el proceso de formación de nuevas empresas de manera rápida y sencilla por su fácil proceso de constitución.

Se debe establecer la Escritura Pública de Constitución de la sociedad, teniendo los elementos tales como denominación o nombre social, que no debe existir en el Registro Mercantil Central. La asignación de un NIF provisional, visitar el notario para presentar la Escritura Pública, pagar los impuestos de transmisiones patrimoniales e inscribir a la sociedad en el Registro Mercantil correspondiente a la zona. La denominación social puede ser modificada tres meses después de constituir la sociedad limitada, sin ningún coste.

IMSKE-protesis
ECO3-octubre-2021

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.