La Marina de València programa actuaciones musicales y náuticas durante toda la jornada

Caballer prepara este sábado en La Marina la mayor mascletà vertical

Caballer prepara un terremoto aéreo de 10 minutos con homenaje incluído a todas las comisiones falleras

Aspecto que presentó La Marina de València en la masletà nocturna de 2018

El próximo sábado, 23 de febrero, La Marina de València se prepara para recibir por todo lo alto la temporada fallera. Una jornada en la que música, gastronomía y náutica serán el prólogo para disparara la mascletà vertical más alta de la historia, a cargo de Ricard Caballer.

El concejal de Fiestas, Pere Fuset, afirmó durante la presentación del evento, patrocinado por la marca cervecera Amstel, que “será el mayor espectáculo pirotécnico jamás visto en València”.

Caballer prepara un auténtico terremoto aéreo de diez minutos de duración, apoteósico de principio a fin y lleno de sorpresas, donde se dispararán 1700 kilos de material pirotécnico.

Estará compuesto por 5000 truenos, alojados en una plataforma de 100 metros de alto por 50 de ancho, suspendida por una grúa especial: “como dos Migueletes juntos, uno encima de otro, y con una superficie similar al campo del Mestalla”, señala el maestro. 382 truenos serán un homenaje especial a las 382 comisiones falleras de la ciudad.

La Marina de València con esta nueva convocatoria espera reeditar el éxito de la mascletà de Caballer del año pasado, que ya reunió en la dársena a decenas de miles de personas.

El director de La Marina ha señalado que se han programado las actividades en la dársena para que el público vaya llegando escalonadamente y disfrute de un día completo con música, gastronomía, náutica y pólvora.

La jornada se iniciará a las 11.30 en La Pérgola con dos conciertos de entrada libre y gratuita con las actuaciones del grupo valenciano Mad Robot y el cuarteto norteamericano Cloud Nothings.

A partir de las 15:30, en el edificio Veles e Vents, música a cargo del DJ Carlos Olivares y a las 17 horas la banda de rock Chesterton y a las 19:15 el grupo Yawners.

Los 19 restaurantes y locales de ocio de la dársena histórica serán los encargados de proveer de comida y bebida a los asistentes.

Para el director de Vicent Llorens, “la Marina de València es un espacio único donde realizar este tipo de espectáculos, que hemos de aprovechar más”. Una afirmación en la que estuvo de acuerdo Caballer quien subrayó que al ser un espacio abierto, permite usar más potencia, al tiempo que al lado del mar “lucen más los colores y efectos visuales”.

Ante la enorme afluencia de público que se espera, Llorens recomienda acudir en transporte público, en bicicleta o a pié.

Suscríbete a nuestra newsletter