La información económica de los líderes

'Visión Concursal', o cómo salir con éxito de un concurso de acreedores

¿Saben los particulares y autónomos que pueden liberarse de sus deudas?

Particulares, autónomos o empresas pueden enfrentarse con éxito al sobreendeudamiento, la Fundación Nagel, apoya a estos colectivos.

En plena crisis económica, el ex directivo del Deutsche Bank, Raphael Nagel puso en marcha la Fundación Nagel, para apoyar a colectivos en riesgo de exclusión social debido al sobreendeudamiento. Desde entonces, la Fundación ha atendido a unas 500 personas y se ha implicado de forma directa en aproximadamente 150 procedimientos concursales en España.

Su último proyecto, Visión Concursal, el primer libro que reúne a 13 prestigiosos magistrados para explicar de manera clara el funcionamiento del concurso de acreedores ha sido presentado en València. Aprovechando el acto en la Universitat de València, Economía 3 ha hablado con Raphael Nagel y Andrés Sánchez Magro, Magistrado del Juzgado de lo Mercantil Nº2 de Madrid.

  • Raphael, ¿cómo ayudáis a personas físicas, familias y autónomos con su insolvencia a través de la ley de segunda oportunidad, explícanos brevemente en qué consiste?
  • Se trata de la declaración de concurso de insolvencia, cuando alguien no puede atender sus deudas, le ayudamos en este procedimiento para que quede liberado, obviamente desinteresadamente porque somos una fundación sin ánimo de lucro.

El primer paso, a través de la fundación, es intentar negociar con los acreedores para ver si podemos encontrar un acuerdo de quita, de refinanciación… para esas personas que se ve con deudas y embargos por todos los lados. Pero lo habitual es que no lo consigamos, por eso nos acogemos a la Ley de la segunda oportunidad. Primero, la persona va ante notario y hace un listado de sus deudas, y es el notario el que establece un mediador que intenta hacer lo mismo que ya intentamos nosotros desde la Fundación. Si tampoco alcanza ningún acuerdo con los acreedores entraríamos en la parte del concurso consecutivo.

Una vez el juzgado es conocer de todos los créditos, si el juez considera que no se actuó de mala fe, no hay antecedentes penales por estafa o delito económico, etc. puede liberar a esa persona de esas deudas, hablaríamos de la exoneración del pasivo insatisfecho.

  • ¿Y normalmente se suele acabar en esta la resolución?
  • Sí, así es, aunque suene a chollo. Normalmente, donde hay más lío y no te liberas de la deuda es en la contraída con la Seguridad Social y Hacienda.
  • ¿Y por qué no se acogen más personas a este procedimiento?
  • En Alemania anualmente hay unos 107.000 procedimientos de concursos de personas físicas al año, mientras que en España alcanzamos solo los 2.000 cuando sabemos, por un estudio realizado por la Fundación, que hay aproximadamente de 2 a 3 millones de personas que se encuentran en situación de sobreendeudamiento.
  • ¿Y hay un límite de las deudas que se pueden liberar?
  • Sí, 5 millones de euros.
  • ¿Y por qué es la gran desconocida esta ley?
  • No lo sé la verdad, porque en otros países está funcionando muy bien. En Inglaterra hay un procedimiento similar para deudas de hasta 30.000 libras donde únicamente tienes que rellenar un impreso.
  • ¿Asisten a personas en todo el ámbito nacional?
  • Sí, a través de abogados con los que mantenemos acuerdos de colaboración que trabajan pro bono –voluntariamente y sin retribución por el bien público–.
  • ¿Quiénes se ven afectados por esta situación de sobreendeudamiento delicada?
  • Particulares y autónomos, y sobre todo mucha gente que ha avalado, vemos auténticos dramas. Y la gente tiene miedo de hablarlo, es como un estigma. ¿Y no todos tenemos derecho a equivocarnos? También hay más responsables. Un ejemplo, los bancos y entidades entregan créditos a las personas físicas sin hacer un estudio previo exhaustivo para ver los recursos que disponen y algunas de esas personas tienen unos ingresos mensuales de 900€, saben que tarde o temprano esta persona no podrá pagarlo.

Entendemos que si a estas personas obviamente se les embarga la nómina, se ven abocadas a trabajar en la economía sumergida, con lo cual dejan de pagar impuestos a la vez que les resulta imposible labrarse un nuevo futuro, por ello vemos importante que se les pueda dar una segunda oportunidad como dice la ley.

  • ¿Y en el caso de personas jurídicas, sociedades limitadas?
  • Se aplica la ley concursal. Pero también hay mucho desconocimiento al respecto, si la empresa supiera realmente lo que es esta ley, muchas más acudirían al concurso. Como dato curioso, las empresas de Trump han presentado seis concursos acreedores.
  • Pero lo cierto es que en España, las que entran, pocas lo levantan…
  • Es cierto, se llega a liquidación en el 95% de los casos, porque se acogen al concurso muy tarde, cuando ya hay poco que hacer porque para que una empresa salga, el modelo de negocio tiene que ser sostenible, y otro tema es la banca…

En este punto se une a la conversación Andrés Sánchez Magro, Magistrado del Juzgado de lo Mercantil Nº2 de Madrid

  • Las entidades financieras, y el crédito publico -privilegiado- paralizan muchos procedimientos por no llegar a acuerdos. Hay una falta de responsabilidad de las administraciones públicas y de las entidades bancarias al actuar así. Y añado, es una visión cortoplacista, porque si se destruyen empresas al final es falta de cotización y desempleo.

Por su parte, la ley de la segunda oportunidad se ha introducido en nuestro ordenamiento y en la cultura jurídica y económica española de puntillas, quizá por la influencia del lobby bancario, las Administraciones públicas están ocultando la realidad de que muchas familias que se han visto con un sobreendeudamiento tienen la gran posibilidad de empezar de nuevo, prácticamente de cero, sin deudas. Tiene muchísimas ventajas y algunas prácticamente sin explorar todavía.

  • Resulta tan sencillo como lo explicaba Raphael…
  • En la ley hay un principio a favor de que el que se acoja a ella tenga varias opciones: como un plan de pagos, sería como una carta de intenciones: durante cinco años voy a intentar pagar, y aún sin pagarlo todo, pero dedicando más del doble del salario mínimo interprofesional a todo lo que puedas pagar, al final, también es posible exonerarse.
  • ¿También cree que cualquier persona que ha fracasado alguna vez tiene derecho a volverlo a intentar?
  • Por su puesto, en algunos estados, salir de la quiebra es un éxito, mientras en otros se deshonra a aquellos que han caído en la ruina económica. Es más, creo que esta ley que establece 5 años como el periodo para que te perdonen finalmente las deudas, una vez has pagado el crédito público y privilegiado; debería reducirlo a 3 años como ocurre en Alemania.

Andrés Sánchez Magro(Madrid 2), César Suárez Vázquez (Tarragona 1), Javier Plaza Penadés (Catedrático de Derecho Civil de la UV), Raphael Nagel, Leandro Blanco García-Lomas (Alicante 1) y Victor Manuel Fernández (Palma 3).

  • De los aproximadamente 70 magistrados mercantiles que hay en toda España, trece han participan en este manual, que acaba de ser presentado…
  • Queríamos hacer un libro lo más divulgativo posible y que no recogiera la opinión de una persona única, aspiramos a contar con personas de mucho prestigio, lo más imparcial posible para explicar de manera simple, técnica y neutral la ley concursal, confirma Raphael Nagel.

Visión Concursal ha sido editado por Kant Ediciones. Se trata de la segunda obra de la editorial, que ya publicó en 2016 el libro Turbocapitalismo: los maestros de la quiebra. Los ingresos obtenidos por su venta se destinarán en su totalidad a acciones sociales de la propia Fundación.

Suscríbete a nuestra newsletter