La información económica de los líderes

El Estado asumirá la deuda de La Marina con o sin Presupuestos Generales

El Consorcio 2007 celebrado ayer en València concluyó con el compromiso del Gobierno por asumir los 360 millones que condicionan su viabilidad

Archivado en: 

La Marina de València

“El Estado ha cumplido su compromiso”. Estas fueron las palabras de satisfacción del conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, tras la reunión del Consorcio 2007 de La Marina celebrada ayer en València.

En este encuentro, presidido por el alcalde de València y presidente del Consorcio, Joan Ribó, acompañado del conseller de Haciendo y Modelo Económico y la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón, las tres partes colaboraron para que un espacio tan vivo como La Marina pueda seguir adelante.

Tal y como anunció Joan Ribó ante los medios, el Estado asumirá los 360 millones de deuda proveniente del préstamos¡ del Instituto de Crédito Oficial (ICO). “Si separamos el problema de la duda, el Consorcio está funcionando muy bien y representa la innovación en la ciudad, que cada día es más potentes. Aquí están acudiendo empresas cada vez más significativas y el esfuerzo que hemos hecho hoy pone los cimientos para que el Consorcio avance en el buen camino”, indicó Ribo.


“El cambio sustancial del encuentro ha sido la actitud del Estado, comprometido con La Marina y con voluntad de tirar hacia adelante”


La secretaria de Estado, por su parte, aclaró que esta decisión se incluirá en los Presupuestos del Estado para el año 2019 y de no ser aprobadas las cuentas públicas, se procedería con un decreto ley que respaldara la decisión tomada. “Las tres Administraciones traemos el máximo interés en sacar adelante este espacio emblemático para la ciudad y en nuestro caso hemos asumido nuestra parte de la responsabilidad”. Sin embargo, Bardón insistió en que están trabajando y trabajarán para sacar adelante “una cuentas públicas totalmente necesarias para la ciudadanía”, en referencia a los Presupuestos Generales.

Por último, Soler resaltó el tono conciliador del encuentro, la atmósfera renovada y la actitud conciliadora de la secretaria de Estado. “Esta deuda era plomo en las alas y se le ha dado la dimensión que toca. El cambio sustancial del encuentro ha sido la actitud del Estado, comprometido con La Marina y con voluntad de tirar hacia adelante el resto de deudas”, señaló el conseller. “Esto era un espacio desértico, ahora es una parte muy viva y no queremos que sea solo el presente, sino el futuro”, concluyó.

Suscríbete a nuestra newsletter