La información económica de los líderes

El ayuntamiento de València contará con 37 millones más de presupuesto en 2019

La deuda del consistorio al final de 2018 será de 446,6 millones de euros, la más baja en 20 años

Joan Ribó, alcalde de València, durante la presentación del presupuesto para 2019 del consistorio. | EFE-Kai Foersterling

El alcalde de València, Joan Ribó, presentó ayer los presupuestos para 2019 que ascienden a 849.220.396 euros, un incremento de más de 37 millones respecto al presupuesto del año anterior que fue de 811.347.107 euros. Estos presupuestos, lo mayores de la historia de València, se destinarán a “incrementar el gasto social, los servicios a la ciudadanía y mejorar los sectores económicos de la ciudad“, ha resaltado el alcalde.

Este incremento de los presupuestos, como ha señalado Ribó, se debe en gran medida a “una buena gestión en todos los aspectos fiscales” que ha permitido a través de la inspección del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (Icio) conseguir 10 millones de euros destapando el fraude fiscal.

También ha resaltado los más de cuatro millones de euros recaudados por multas de tráfico a personas no residentes en València o el incremento en 9,5 millones de las transferencias corrientes de la Generalitat. A su vez, el Ayuntamiento contratará un nuevo endeudamiento por 18 millones de euros, que supondrá una amortización neta para 2019 de 38 millones. Es decir, se finalizará el próximo año con una deuda municipal de 408,6 millones.

Se han incrementado los ingresos sin aumentar la presión fiscal de los ciudadanos“, ha destacado Ribó, quien añade que “la macroeconomía del ayuntamiento funciona muy bien y los números cuadran“. Un ejemplo de ello, como comenta el alcalde de València, es la reducción de la deuda.

Reducción de la deuda

Desde julio de 2015 se ha reducido la cifra de deuda en más de 292 millones de euros. Al final de 2018, según apunta el ayuntamiento de València, se llegará a la cifra de 446,6 millones de euros, la más baja de los últimos 20 años. Este hecho ha permitido una salida anticipada del Plan de Ajuste 2012-2022.

En tan solo 3 años y con una gestión económica ejemplar, estamos sacando a València del agujero económico del nefasto descontrol de la derecha“, ha señalado Ribó. El pasado septiembre se aprobaba la salida definitiva del Plan de Ajuste. “Ha lastrado a València durante 6 años y solo hemos podido salir gracias al Govern de la Nau“, afirmaba el alcalde. Según Joan Ribó, este plan de ajuste para 10 años ha hipotecado los recursos disponibles para realizar inversiones y gastos para el bienestar de los valencianos, y crear ocupación.

Como explicaba el alcalde, la reducción de la deuda y el pago a los proveedores prácticamente al día ha permitido un ahorro en gastos financieros de un total de 10,3 millones de euros para el 2019.

Más gasto en personal e inversiones en los barrios de València

En cuanto a los gastos, el alcalde ha destacado el aumento por tercer año consecutivo del gasto en personal, que este año será de 15 millones de euros, es decir, un 6% más respecto a 2018. Este incremento irá destinado a contratar nuevo personal (policías, bomberos, técnicos…) para reforzar los servicios municipales. Además, Ribó ha destacado los 8,6 millones de euros que se destinarán a planes de ocupación.

Destaca también el incremento en 21 millones de euros destinado a los servicios básicos municipales y a las partidas de bienestar social. El alcalde ha resaltado sobre todo, el esfuerzo en limpieza, que contará con 70,44 millones, un incremento del 6,21% respecto al año anterior.

A su vez, el esfuerzo inversor se destinará a mejorar las infraestructuras urbanas, a la renovación del patrimonio histórico, nuevos jardines y a la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado del barrio Cabanyal. El alcalde también ha destacado una inversión de 8 millones aplicada a los distintos barrios de València, que este año han sido escogidos por los vecinos.

Por su parte, Eusebio Monzó, portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de València, considera que con estos presupuestos “se ha perdido una gran oportunidad de invertir en València” y expresa sus dudas sobre la solicitud de un nuevo préstamo por 18 millones de euros.

Por último el alcalde ha destacado el saneamiento de la EMT. El ayuntamiento realizará una transferencia corriente de 65,5 millones a la empresa de transportes y 9,2 millones en transferencias de capital para sanear el balance de la EMT y conseguir una situación de neto patrimonial positivo de 3 millones. “Queremos que la EMT vuele por si sola como una empresa normal sin la muleta del ayuntamiento“, ha expresado Joan Ribó.

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter