La información económica de los líderes

El catedrático de Análisis Económico se mostró a favor del contrato laboral único

Joaquín Maudos urge las reformas fiscal, pensiones, financiación autonómica y productividad

El director adjunto del Ivie califica de "pésima noticia" que no se aborde la reforma de la financiación autonómica y propone una quita de la deuda histórica de la Comunitat Valenciana, fruto de la infrafinanciación

Archivado en: 

Fiscal, sistema público de pensiones, sistema de financiación autonómica y productividad son las cuatro reformas que España debe acometer de forma prioritaria, en opinión de Joaquín Maudos, catedrático de Análisis Económico de la Universitat de València y director adjunto del Ivie en la conferencia que ha convocado CaixaBank Empresas en la mañana de hoy. El experto, sin embargo, admitió que dada la composición del Parlamento, el actual Gobierno iba a tener serias dificultades para llevar a cabo este proceso que calificó de urgente.

Para Maudos, ha sido una “pésima noticia” la declaración del presidente Pedro Sánchez de que no va a abordar la reforma de la financiación autonómica y se pronunció a favor de una quita de la deuda, “porque proviene de la infrafinanciación que hemos padecido”.

Vientos de cola que amainan

Maudos ha dado un repaso a la situación actual y aunque reconoció los vientos de cola que durante los últimos años han empujado la economía española, empieza a haber indicios de que dichos vientos amainan e incluso pueden volverse contrarios. Entre esos vientos favorables citó el precio del petróleo -que ha repuntado-; la depreciación del euro respecto al dólar; los riesgos geopolíticos que favorecieron el crecimiento del turismo entre un 30 y un 35%, riesgos que empiezan a desaparecer como demuestra el aumento de las reservas con destino a Turquía y Egipto; o los bajos tipos de interés -que han supuesto ahorros de 50.000 anuales de ahorro-, pero que pueden subir a partir del próximo año.

Al igual que el sector privado han reducido drásticamente su endeudamiento del orden de los 600.000 millones, con una disminución especialmente significativa en el caso de las empresas no se puede decir lo mismo del sector público. Además señaló que el 44% de la deuda pública está en manos de no residentes, lo que supone un riesgo.

En cuanto a la productividad, Maudos se preguntó si nos podemos permitir subidas como de las que se habla estos días tras las conversaciones entre patronal y sindicatos, en torno al 3%, cuando estamos a la cola de la productividad europea y seguimos teniendo una tasa de paro del 15%, el doble de la media europea y muy alejada del 4% de la economía estadounidense. En este sentido, el catedrático de Análisis Económico recomendó invertir en I+D, educación, infraestructuras y mejorar la internacionalización de las empresas.

A la busca del sector público sostenible

Ante este panorama, Joaquín Maudos formuló su particular carta a los Reyes Magos: creación de empleo, disminuir la deuda externa, aumentar la productividad, un sector público sostenible, reducir la vulnerabilidad financiera y acabar con la desigualdad creciente propiciada por un reparto del crecimiento muy desequilibrado. Sin embargo, admitió que son objetivos difíciles de alcanzar en estos momentos.

Para las políticas de empleo, se mostró favorable al contrato único. “Un parado de más de un año, y no digamos de 36 meses, tiene menos posibilidades de encontrar trabajo que un parado de tres meses”, ejemplificó, para pedir una mejora en las políticas activas de empleo.

Otro de los aspectos a mejorar es la deuda externa neta, que en estos momentos es inferior sólo a los países rescatados

Reforma del IVA y lucha contra la economía sumergida

Respecto a la fiscalidad, Joaquín Maudos señaló que es la reforma olvidada en los últimos años. “Recaudamos poco -afirmó- y es preciso luchar contra la economía sumergida”. Citó un reciente estudio de Santiago Lago para Funcas, que estima en 70.000 millones de euros lo que supone la llamada economía informal, es decir, un 7% del PIB. También sobre la fiscalidad, se mostró a favor de centrarse en el IVA frente al impuesto de sociedades. Alegó que muchos artículos a los que se les aplica el tipo superreducido no son de primera necesidad -citó como ejemplo que una cosa es una barra de pan básica y otra un pan sofisticado-, productos a los que se debería aplicar el tipo general.

Abordó seguidamente el sistema público de pensiones que admitió que, en la actualidad, es insostenible y que ya arrastra un déficit de 18.000 millones. Ante la subida de las pensiones, Maudos advirtió que contraviene los acuerdos del Pacto de Toledo, por un lado, y agregó que se trata de una decisión electoral. Añadió que España es el único país europeo en el que la pensión supone el 80% del salario, un porcentaje muy por encima de los países de nuestro entorno. Según sus estimaciones, el pensionista consume en 10 años toda su aportación anterior y los siguientes años son a costa del déficit.

La austeridad mató al I+D

“La tijera de la austeridad se ha cargado el I+D“, aseguró Joaquín Maudos en su intervención. Con una inversión del 1,1% sobre el PIB, la I+D española está muy por debajo de la europea (2’03%) o de la Eurozona (2,13%)

También advirtió del peligro de las empresas vulnerables por su baja productividad y su alto endeudamiento que, según el Banco de España, acumulan el 10% del empleo y el 15% de la deuda,  unas empresas que entrarán en riesgo si, como es previsible a partir del próximo año, empiezan a subir los tipos de interés.

En el turno de preguntas, Maudos aseguró que los vientos proteccionistas que se han desatado al otro lado del Atlántico son perjudiciales para todos.

Suscríbete a nuestra newsletter