La información económica de los líderes

Un emprendedor alicantino crea el primer estudio especializado de fotografía híbrida

Aunque el origen del concepto “vintage” pertenece a los vinos, la moda adaptó el concepto para definir todo aquello que tuviera más de una década y se recuperara para su uso. La idea de recuperar cámaras fotográficas y adaptarlas a nuevos objetivos fue la que sirvió de motor a Vicente Esteve Herrera para crear Híbrido Estudio. Con una experiencia acumulada en el diseño gráfico publicitario y la fotografía, Esteve Herrera se marcó el reto de enganchar a los entusiastas de la cámara en mano. Aunque la batalla de los móviles, ha dejado a grandes marcas en la cuneta, este emprendedor novato supo ponerle a su pasión nuevas dosis de originalidad e innovación.

Vicente Herrera de Híbrido Estudio 

Se trata de un estudio de diseño gráfico y fotografía que se diferencia por su particular proceso en la creación de cada proyecto, fusionando equipos y herramientas del pasado con las de última generación mediante el uso de técnicas de impresión tradicionales en materiales que aportan acabados exclusivos a los productos de imprenta”, explica en su presentación durante el pasado Demoday de EOI Coworking Alicante.

 Vicente Esteve ha querido huir de los anglicismos y ha bautizado esta propuesta como “fotografía híbrida”. La idea surgió cuando descubre esta técnica que “consiste en adaptar objetivos fotográficos de cámaras antiguas en cámaras digitales actuales mediante un adaptador”.

 Con este sencillo paso, el diseñador daba un mayor uso a sus equipos y le permitía combinar algunas de las características más valoradas de los cuerpos de las cámaras y de objetivos. “Estos objetivos ofrecen grandes ventajas como su tamaño reducido, gran calidad óptica y de construcción, además de un precio inmejorable respecto a sus homólogos actuales. Por esta razón me plantee dar a conocer esta alternativa a profesionales y aficionados del sector, mediante la realización de talleres y la venta de estos dispositivos”, apunta el emprendedor.

 Con la idea en marcha, el proyecto ha pasado por el programa de tutorización de la EOI, lo que ha permitido entrar de lleno en la estructura del negocio. “Partiendo de esta idea ahora, además de la fotografía, desarrollo mis proyectos de diseño gráfico utilizando técnicas y equipos de impresión tradicionales en materiales con texturas que añaden riqueza y dimensión a los diseños”. Con una inversión inicial, Esteve Herrera ultima la puesta en marcha de Híbrido Estudio que también tendrá su pata formativa.

 En la trastienda, un estudio sobre públicos que le deja el campo abierto a ir testeando la idea. Por un lado, el diseñador entiende que los primeros interesados serán particulares amantes de la fotografía interesados en conocer la fotografía híbrida, pero, también contempla a los profesionales –gran parte autónomos- “preocupados por su imagen personal y profesional”; así como pymes que busquen diferenciación y exclusividad en su identidad corporativa.

Suscríbete a nuestra newsletter