La información económica de los líderes

Las grandes áreas urbanas lideran el crecimiento en la Comunidad Valenciana

Las grandes áreas urbanas de la Comunidad Valenciana, en especial Alicante, están liderando el crecimiento, según el informe hecho público esta mañana por BBVA Research. El estudio correspondiente al segundo semestre del año fue presentado por el economista jefe del servicio de estudios del banco, Rafael Doménech, y el director territorial, Alberto Charro.

Según BBVA Research, el PIB de la Comunidad Valenciana subirá en 2017 un 3,2%, mientras que las previsiones para el próximo año auguran un 2,7%. Esta mejora de la actividad económica tendrá su reflejo en la tasa de paro que el informe sitúa en el 14,4% en los próximos tras la creación en los próximos dos años de 120.000 puestos de trabajo. Este crecimiento se sitúa en una décima menos que la media nacional: 3,3% para 2017 y 2,8% para el próximo año.

Las palancas que están propiciando este crecimiento son el aumento de la exportación, la mejora del sector turístico, la demanda de las familias y el mantenimiento de los bajos tipos de interés. Sin embargo, estos motores pueden verse afectados en un futuro próximo, como son los tipos de interés, una vez que el Banco Central Europeo vaya eliminando paulatinamente los estímulos y deje de comprar deuda pública y privada.

Otros argumentos para seguir en la senda del crecimiento es el mantenimiento de los precios de las materias primas, especialmente del petróleo; unos índices bajos de inflación, una prima de riesgo en mínimos y una mejora de la actividad económica en la eurozona. Por contra, hay que contar con incertidumbres como son la política económica de Estados Unidos o el resultado final de la negociación del brexit.

Domenech destacó el patente aumento de la actividad económica en el área metropolitana de Alicante, impulsada en buena parte por el comportamiento del turismo, aunque se observa una ligera desaceleración. Sin embargo advirtió que es una situación que puede cambiar a medio plazo, cuando vuelva la estabilidad a aquellos países que han visto como su oferta turística ha sido afectada por los avatares políticos, como son los casos de Turquía o Túnez.

Preguntado sobre que efecto podría tener la tasa turística que el Consell baraja crear, Domenech señaló que el tema no es tanto la tasa, sino su aplicación. “Si es para mejorar la actividad turística, para atraer visitantes de más calidad, que gasten más y que estén más tiempo, si sirve para mejorar las instalaciones y la industria turística, la tasa será buena”.

También señaló la necesidad de mejorar la productividad, ya que el crecimiento hasta el momento se ha apoyado en una mayor contratación de los recursos humanos. El informe señala que será importante tomar medidas en este sentido de mejorar la calidad del empleo, reduciendo la temporalidad, atrayendo el talento y la rápida adopción de las nuevas tecnologías tanto en la industria como en el sector servicios. La mejora del mercado laboral se debió especialmente al comportamiento del comercio y la hostelería.

Como siempre, el informe hace referencia al inadecuado tamaño de las empresas valencianas. Domenech, en este sentido, que si una pequeña empresa en Alemania tiene una media de 10 empleados, en la Comunidad Valenciana es de 4. “Así -afirmó- es difícil dedicar una persona a la digitalización, a la innovación o la exportación”.

Sin embargo, el informe tiene sus sombras, como es la dificultad de alcanzar los objetivos de déficit, a pesar del fuerte ajuste realizado en el gasto público. “La Comunidad Valenciana -indica el estudio de BBVA Research presenta un perfil de ingresos prácticamente idéntico al promedio, un perfil de gastos significativamente más plano que el nacional, con un pico inferior al nacional en más de 10 puntos, debido a las partidas de inversión y personal que crecen claramente por debajo de la media”.

Suscríbete a nuestra newsletter