La información económica de los líderes

BDO se centra en la internacionalización como estrategia para crecer

2016-oct-BDO-grupo

El “objetivo” era claro –asegura Jesús Gil, socio de BDO en Valencia- al hablar de la integración con Vallés Abogados, “porque efectivamente no había tantos bufetes con esa vocación internacional en Valencia”, algo crucial para abordar una estrategia de crecimiento en una plaza madura como la Comunitat.

 [masinformacion post_ids=”88504,88639″]

“Si piensas cómo están creciendo las empresas valencianas, ves claramente que se están globalizando y que si en estos últimos años el país ha ganado en competitividad ha sido gracias a su vocación al exterior”, opina. De hecho, menciona el informe del World Economic Forum que recoge como la posición competitiva de nuestro país avanza dos puestos, hasta el lugar 33 de la lista de los 140 países analizados, gracias al fortalecimiento de la productividad y la prosperidad del conjunto del país. Gil considera que la posición exportadora de la Comunitat ha sido clave en este proceso, por lo que las empresas valencianas no deben desaprovechar la oportunidad de salir al exterior.

“Todo el mundo habla de internacionalización, pero hay que saber cómo hacerla. Vallés aporta el expertise de muchos años experiencia y el conocimiento profundo de los mercados, que es lo que te da ese background que te permite llevar al empresario de la mano, esto, unido a la potencialidad de una firma internacional como es BDO, se convierte en un valor añadido clarísimo”, añade Javier Martínez, socio de auditoría de BDO en Valencia.

Francisco Vallés comenzó su andadura profesional hace más de 35 años en la asesoría jurídica del Grupo Lladró, siendo responsable de la misma. “Coincidió mi estancia allí con toda la expansión internacional de la firma, lo que me llevó a formarme en Derecho Internacional y a conocer de cerca toda la problemática que supone la inversión y comercialización en otros países”.

Actualmente, Vallés confirma que el 80 % de sus clientes industriales han iniciado algún tipo de proceso internacional: “primero fue el comercio exterior y luego llegó la implantación”. El abogado aconseja al empresario que una vez defina la estrategia a seguir y el país en el que quiere desarrollarse, salvo que sea una gran compañía, busque una alianza con empresas locales, formalice un buen acuerdo jurídico-comercial y siente las bases para posibles asentamientos en el país en un futuro.

“Yo recomiendo entrar poco a poco y que la necesidad del negocio vaya marcando la necesaria presencia en el país. No empezar montando grandes estructuras o sociedades con los costes que ello conlleva incluidos los personales al mandar expatriados–, sin tener un hueco claro de mercado”, concreta Vallés.

A su juicio, un país que en estos momentos representa una “gran oportunidad” es México, que se ha convertido en la fábrica de EE.UU., el principal mercado del mundo. “México necesita y busca muchas alianzas estratégicas para producir”, concreta.

Por otro lado, Francisco Vallés es miembro de diversos consejos de administración y de organismos de ámbito público y privado, en concreto, secretario general de la Asociación Nacional para la defensa de la Marca (Andema) y secretario patrono de la Fundación Foro de Marcas Renombradas Españolas, siendo una referencia nacional en temas de propiedad industrial e intelectual.

Suscríbete a nuestra newsletter