Con o sin inversión privada, ValenciaPort tendrá terminal de cruceros en 2019

ValenciaPort avanza en su estrategia de atraer el tráfico de cruceros y para ello hoy ha presentado su plan más inminente: la construcción de una terminal de cruceros que permita atender al menos a dos naves de grandes dimensiones de forma simultánea y entre dos mil y cuatro mil cruceristas. Para ello ya existe un proyecto básico con un presupuesto de 15 millones de euros que deberá estar operativo en 2019.

Así lo afirmó el director comercial de la Autoridad Portuaria de Valencia, Manuel Guerra, en su comparecencia ante los medios de comunicación. Añadió que la intención de la APV es que sea una proyecto colaborativo inversión pública y privada, pero que en caso de no encontrar un socio, Valencia Port asumiría el 100% de la inversión para licitar posteriormente la prestación del servicio. Guerra añadió que lo más importante es conseguir una terminal muy ágil para el embarque y desembarque de pasajeros, de forma que una vez lleguen a puerto puedan iniciar de forma inmediata su visita a la ciudad y aprovechar el día al máximo.

DSC_0023

Manuel Rodríguez, Manuel Guerra y Francesca Antonelli

Aumentar el tráfico de cruceros es una de las apuestas más firmes de la APV. La directora de Marketing de ValenciaPort, Francesca Antonelli, señaló que “los cruceristas no van a puertos, van a ciudades y Valencia tiene una nota excelente en las encuestas de satisfacción que se hacen después de las escalas. La cuestión es que hay que mejorar el conocimiento sobre Valencia y eso ya es una cuestión que excede nuestras competencias”. En este sentido, Manuel Rodríguez, director de Navieras y Cruceros, señaló que ahora se palpa un indudable interés por parte de las autoridades locales en promover la ciudad como destino de cruceros. También se destacó que la seguridad de Valencia es otro de los puntos fuertes de la ciudad.

Para esa oferta turística de la ciudad, ValenciaPort participa con otras entidades en una comisión de la que también forman parte entidades como el ayuntamiento, la Diputación Provincial o la Cámara de Comercio. 

Otra de las acciones que se van a llevar a cabo para atraer el tráfico de cruceros son los descuentos en las tasas tanto por pasajero como por amarre, llegando hasta el límite permitido, un 40%. De esta forma se busca una oferta similar a la que realizan otros puertos del Mediterráneo español.

Francesca Antonelli subrayó el creciente interés de Turismo Valencia por mejorar la oferta turística de cara a los cruceristas, incluyendo actividades que supongan una experiencia como aprender a hacer una paella, asistir a un taller cerámico en Manises o visitar bodegas en las zonas vinícolas de la provincia. En cuanto al turismo cultural, destacó que Valencia no está saturada de turistas como otras ciudades y los cruceristas pueden apreciar y disfrutar de la vida cotidiana. Agregó que están trabajando de cara a las agencias de excursiones para que incluyan en su oferta nuevas actividades, como la visita a la iglesia de San Nicolás.

Con todas estas acciones, la previsión para 2020 es que la ciudad reciba 600.000 pasajeros; en 2021 se hayan producido 650 escalas y en 2022 que ValenciaPort sea puerto para 40 navieras y al menos dos lo elijan como puerto base. Para 2016, a falta de contabilizar los últimos cuatro meses del año, se espera recibir 402.000 pasajeros para 175 escalas.

El número de pasajeros, señaló Manuel Rodríguez, no es tan importante como el número de escalas o de navieras que hagan de Valencia su HomePort, ya que resultan más interesantes cruceros de superlujo de entre 70 y 700 pasajeros que dejan más gasto en la ciudad. En este sentido citó algunos estudios sobre la riqueza inducida por el cruceros que cuando se trata de escala se evalúa en 50 euros pasajero día, pero que en el caso de los puertos de salida o destino se elevan a 200 euros día con una media de 2,6 días de estancia.

Suscríbete a nuestra newsletter