Rodes: “Hay que poner un profesional en el ADDA que gestione los congresos”

12/07/2016 ALICANTE.- Cristina Rodes/ FOTO: ALEX DOMINGUEZ

– ¿Se conforman con el Auditorio de la Diputación (ADDA) como Palacio de Congresos? ¿Hay margen de crecimiento en ese terreno?

– Hemos sido muy reivindicativos en la demanda de un Palacio de Congresos, pero no vamos a ser utópicos. Dejamos de exigirlo, pero lo que pedimos ahora es que el ADDA se convierta de verdad en un centro polivalente como existe en otros destinos. Es un edificio que gusta a la gente, aunque tenga algunas carencias técnicas que habría que subsanar porque no se concibió para congresos. Pero ahora que se ha conseguido el convenio entre Diputación y Ayuntamiento que llevábamos cinco años reclamando, lo que necesitamos es que haya una buena gestión de esa polivalencia. Hay que poner un responsable al frente de la parte de congresos que sea profesional y que salga a venderlo. Esa mejora de gestión demostrará la rentabilidad que tiene no solo para la ciudad, sino para toda la provincia; porque cuando viene un congreso siempre se hacen excursiones a Elche o a cualquier zona de la provincia. Cuando esa gestión profesional se haga y sepamos hasta dónde llegamos, será el momento de ver si el ADDA se queda corto. Si eso ocurre, volveré a pedir un nuevo Centro de Congresos.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

– Sorprende que más de un año después el ADDA haya nombrado un director para su vertiente musical, pero no haya nadie al frente de la programación de congresos. ¿A qué puede deberse?

– Bueno. Ya sabemos que la Administración no se mueve al ritmo que se mueve la empresa. Que se pongan de acuerdo cuesta, pero es una lástima que algo que puede traer rentabilidad, mayor ocupación y más empleo a la ciudad no se haya puesto en marcha. Y aquí el retorno es muy fácil de ver: tú tienes una sala, la alquilan, pagan y es fácil saber si lo estamos haciendo bien. Está muy bien que permitan que se hagan congresos, pero no te van a venir a buscar, hay que poner un profesional al frente con las facultades adecuadas para poder trabajar.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter