utilidad de las Bandas de Bollinger

Bandas de Bollinger: ¿qué son y cuál es su importancia como indicador?

Las bandas de Bollinger son uno de los indicadores más fiables y eficaces que puede utilizar un ‘trader’. Se puede usar para leer el mercado y la fuerza de la tendencia, para planificar la entrada durante la consolidación y para encontrar máximos potenciales. Las bandas de Bollinger son indicadores dinámicos, lo que significa que se ajustan a las condiciones cambiantes del mercado y, por lo tanto, tienen muchas ventajas sobre otros indicadores estándar que a menudo se perciben como rezagados. Conoce cómo utilizar las bandas de Bollinger para mejorar tus habilidades de lectura de gráficos, así como para identificar las principales entradas al mercado.

¿Qué son las bandas de Bollinger?

Las llamadas bandas de Bollinger son un indicador oscilante. Se utilizan principalmente para calcular el nivel de volatilidad de los precios. Al utilizar esta herramienta se puede determinar si el coste es alto o bajo en comparación con el valor promedio obtenido durante un período de tiempo. En base a los datos obtenidos es posible predecir el cambio del valor presente en la media. La información principal que proporcionan las bandas es cómo se dispersan los precios del valor medio. Consta de tres niveles: alto, bajo y una línea media formada por una media móvil (también conocida como banda media).

Las dos bandas extremas reaccionan a cada movimiento de precios en el mercado. Se expanden cuando el índice de volatilidad es grande, lejos de la línea media. Se contraen cuando el índice de volatilidad es bajo, moviéndose hacia la línea media. La línea superior de las bandas de Bollinger es la que proviene del cálculo de la desviación estándar de la cantidad que se agrega al valor medio móvil. La segunda línea, o línea del medio, es frecuentemente una media móvil de períodos, en su mayoría del precio. Y, por último, la línea inferior también es una derivación del cálculo de la desviación estándar del precio. Solo que en esta oportunidad en vez de hacer una suma, se realiza una resta del valor medio móvil.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

¿Cómo se calculan las bandas de Bollinger?

Las bandas de Bollinger son un indicador de análisis de gráficos desarrollado por John Bollinger, cuyo objetivo es indicar cambios en las tendencias. Para el cálculo, primero se calcula una media móvil aritmética durante 20 días (ajuste estándar). La idea de Bollinger se basó en el fenómeno estadístico de agrupamiento en el medio. Esto significa que en los grupos de valores distribuidos normalmente una cierta cantidad de valores con una cierta probabilidad solo se desvía del valor medio en una cierta cantidad.

Esto significa que, sin tener en cuenta los valores atípicos aislados, todos los valores se pueden encontrar en un rango comparativamente estrecho. En estadística se habla de una distribución normal gaussiana. En consecuencia, ahora se calcula la desviación estándar, que cuantifica cómo de fuertes son los cambios que han fluctuado alrededor del promedio de 20 días en el pasado. Partiendo de esto se obtienen dos curvas sumando la desviación estándar una vez al promedio de 20 días y restándola del promedio de 20 días el otro tiempo.

¿De qué forma se interpretan las bandas de Bollinger?

Para interpretar los resultados de las bandas de Bollinger, primero se debe observar el gráfico debido a que, de acuerdo a sus índices, te puede decir cómo son las tendencias y comportamientos en un momento determinado. De esta forma, se pueden obtener mejores conclusiones en caso de que se quiera comprar o vender algún producto.  En este sentido, se tiene la opción de verificar si el mercado está en tendencia o rango, y esto se puede observar por medio de la separación de las líneas.

Mientras más separadas estén las bandas, mayor será la desviación de precio. Y, por tanto, se está en presencia de un mercado mucho más volátil. Asimismo, también se pueden observar diversos períodos. Ya que en medio de cada cierto tiempo de volatilidad hay momentos o fases de descanso o calma en el rango. Mientras que las bandas de Bollinger estén más separadas habrá más volatilidad, mientras que si están más estrechas o juntas el grado disminuye. Si alguna de las bandas se llega a desviar, la pendiente de esta cambiará de acuerdo al sentido de la media móvil.

¿Cómo usar las bandas de Bollinger?

Aunque las bandas de Bollinger se utilizan ampliamente en los mercados financieros tradicionales, también se pueden utilizar para transacciones comerciales en el mercado de criptomonedas. Por supuesto existen diferentes formas de utilizar e interpretar los datos proporcionados por las bandas de Bollinger. Pero, la regla es que se debe evitar el uso de las bandas de Bollinger como único indicador al analizar un mercado determinado. Además, no se debe tomar como un indicador de oportunidades de compra y venta.

Si el precio cruza la media móvil y también cruza el extremo superior de las bandas de Bollinger se puede suponer con alta probabilidad que el mercado se encuentra en una condición de sobrecompra. Además, si por otro lado el precio toca repetidamente la línea inferior de las bandas esto puede indicar la presencia de una fuerte resistencia. Si el precio de un activo dado cae significativamente o alcanza el umbral más bajo al menos varias veces existe una buena posibilidad de que el mercado esté sobrevendido o haya encontrado un nivel de soporte fuerte.

¿Por qué es importante este indicador?

Muchos inversores de bolsa consideran que las bandas de Bollinger son uno de los indicadores más útiles para este comercio. Se puede utilizar para leer la fortaleza del mercado de una tendencia determinada. Así como para planificar el ingreso a una posición durante los períodos de consolidación y encontrar posibles máximos y mínimos. Su clasificación como un indicador dinámico significa que se adapta a las condiciones cambiantes del mercado y carece de los retrasos que caracterizan a los indicadores más populares.

La ventaja indudable del indicador es que no es el llamado indicador estático. Este cambia su forma en función de los movimientos recientes de precios y el impulso actual del mercado. Con esto también se puede usar la banda para analizar la fuerza de una tendencia, así como para encontrar máximos y mínimos clave. Cuando se trata de analizar la fuerza de una tendencia es especialmente importante recordar que durante las tendencias fuertes el precio se mantiene muy a menudo cerca de las bandas externas. Y que los repetidos intentos de acercar el precio a la banda exterior dan testimonio de la falta de fuerza de la tendencia.

Consejos útiles para operar con las bandas de Bollinger

Una de las mayores ventajas que tienen las bandas de Bollinger es que a través de ellas  se puede hacer ‘trading’. Este contiene rasgos esenciales que son buenos de conocer. Uno de ellos es que el precio se moviliza en ‘swings’. Esto quiere decir que los precios constantemente de forma gradual van a ir retrocediendo. Es decir, que estas cantidades no avanzan sin altibajos. Asimismo, se debe tomar en cuenta de que si  se quiere vender conviene que el precio esté más arriba de la franja superior.

Por otro lado, si se desea comprar es conveniente que los precios se encuentren debajo de la línea inferior. Otro truco beneficioso para operar con las bandas de Bollinger es que se puede observar unos minutos cuando el precio “se frena” y,  por el contrario, cuando este “toca”. Si justamente se entra al mercado cuando el precio toca se comete un error al precipitarse tanto y, por la misma razón, puede que el rendimiento sea menor si se espera a que la cantidad se frene o enfríe.

LANTANIA: el futuro en construccion tren-300
IMSKE-protesis

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.