Federico Félix califica de falta de respeto la política ferroviaria del gobierno

Federico Félix califica de falta de respeto la política ferroviaria del gobierno

Federico Félix, presidente de Proave, califica de «discriminatorio» el trato recibido por la Comunidad Valenciana por parte de los distintos gobiernos de España, haciendo hincapié en  «la seria marginación de que es objeto esta Comunidad en materia ferroviaria», una marginación que califica de irresponsabilidad pública.

2014-jjuliol-Sectores-Federico-felix-agroalimentarioFélix cita entre los agravios la continua «posposición» de la conexión en alta velocidad entre Alicante y Valencia, «cuando lo único que falta es un tramo de 20 km», y entre Valencia y Castellón. En ambos casos, el presidente de Proave afirma que «el problema no son sólo las dilaciones y promesas incumplidas, sino la ausencia de información sobre el estado del proyecto».

En comparación con otras comunidades autónomas que sí tienen conectadas todas sus capitales, Félix señala que «gracias a la densidad demográfica, relieve, escasa inversión necesaria y dinámica turística, está es una de las pocas regiones donde el AVE Regional puede ser rentable, tanto económica como socialmente. Todo lo cual no sólo pone de relieve el poco respeto que el gobierno central siente por esta región, sino también la escasa importancia que la racionalidad económica tiene en la toma de decisiones en materia ferroviaria».

El dirigente empresarial se refiere también al Corredor Mediterráneo y al eje ferroviario Sagunto-Teruel-Zaragoza, un eje reivindicado por las dos comunidades autónomas y sus organismos empresariales representativos. En este sentido afirma que «no sólo supone mejorar la conectividad entre dos importantes ejes de desarrollo español (el Mediterráneo y el del Valle del Ebro), sino un salto en la competitividad de importantes actividades industriales, como la automovilística, y el refuerzo de la posición de España en los mercados internacionales».

Pero dónde más beligerante se muestra Federico Félix es en el caso del Corredor Mediterráneo, afirmando que el retraso y la falta de información sobre cuando estará terminado «constituye un serio quebranto para la economía valenciana y nacional, al ser este estratégico para conectar en tiempo récord la economía del Arco Mediterráneo con Europa».

Federico Félix agrega que «con este proyecto se conseguirá, en primer lugar, reducir los tiempos y coste del transporte de mercancías entre las regiones más exportadoras de España y su mercado natural, mejorando la competitividad de nuestros productos de exportación, tanto agrarios como industriales y en segundo término, se lograría canalizar, a través de nuestros puertos, una parte del tráfico de mercancías entre Asia y el centro y norte de Europa, con el consiguiente impacto en el valor añadido, el empleo y la generación de nuevas actividades, algo fundamental para nuestro país en el momento actual. Desgraciadamente, esto no parece preocupar al gobierno de España, a pesar de las declaraciones en sentido contrario de sus máximos representantes.»

Concluye que «dada la trascendencia de estos proyectos para el futuro de la Comunidad Valenciana y España, así como la modesta inversión que su implantación requiere, estamos legitimados para exigir su rápida ejecución, haciendo de ellos una prioridad de nuestra reivindicación como colectivo, mediante la acción conjunta y coordinada de sociedad civil, responsables públicos y actores políticos.»

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.