El mercado de trabajo de futuro, según Adecco: Las empresas buscan empleados líderes y versátiles

El mercado laboral está experimentando una rápida evolución fruto de la incorporación de nuevas generaciones de profesionales (como los Millennials y la Generación Z1) y de los avances tecnológicos y sociales, lo que nos lleva a cuestionarnos cómo seguirá esa evolución en los próximos años y si realmente viviremos un cambio en el mundo del trabajo.

Adecco, en colaboración con Opinno, ha realizado un completo estudio sobre el futuro del trabajo en España, con el que pretende ofrecer una visión de las tendencias laborales que surgirán en el futuro del mercado de trabajo en función de los cambios evolutivos que se están produciendo, a través de las opiniones cualitativas y cuantitativas de 40 expertos en recursos humanos.

empleofuturo

Entre las principales conclusiones que se extraen del informe cabe destacar la disolución de la tradicional división de la economía, que contemplaba el sector primario, el secundario y el terciario. Como consecuencia de esta transformación del tejido productivo, nuevos sectores comienzan a liderar la creación de empleo, y otros lo harán en los próximos años. Entre ellos, los expertos hacen
hincapié en el tecnológico y el de I+D+i, en el de turismo y ocio, salud y bienestar y en el sector energético.

Estos sectores darán lugar a nuevos proyectos empresariales y a nuevas figuras profesionales que deberán cubrir las necesidades de cada mercado, con el consiguiente reto de adaptación y rápida evolución que requerirán cada uno de ellos. Serán los perfiles cualificados ligados a la tecnología y al ámbito digital, los perfiles vinculados al trato con personas y los especializados en marketing y ventas los que más relevancia alcanzarán en 5-10 años.

Asimismo, el 65% de los profesionales de recursos humanos confiesa que la automatización destruirá puestos de trabajo de los que conocemos en la actualidad, pero creará en igual medida otros diferentes ampliando el abanico de posibilidades de los trabajadores del futuro.

sectores empleo futuroTendencias sociales que alterarán nuestro mercado laboral
Los factores que influirán de forma directa en el mercado laboral son los siguientes:

– Los avances tecnológicos: 8 de cada 10 encuestados piensan que el desarrollo tecnológico tendrá un impacto muy alto en el empleo del futuro. Las empresas creen que las nuevas tecnologías las obligan a reinventarse y, por tanto, a reinventar sus formas
de trabajo. Para ello, será necesario desarrollar la capacidad de adaptación a nuevas situaciones.

– La globalización: su impacto será muy alto, según el 57,5% de los encuestados. En materia de relaciones laborales se está globalizando la legislación del mercado de trabajo y se está exportando a los países emergentes los modelos de gestión de Occidente, globalizando así los valores culturales, económicos, empresariales y laborales.

– Los nuevos medios de comunicación y relaciones sociales, que tendrán un importante impacto en el mercado laboral, tal y como señala el 55% de los expertos. Según ellos, se van a multiplicar el número de formatos y de herramientas empleadas en las comunicaciones entre empresas, como ya ocurre con el correo electrónico o las llamadas a través del ordenador.

– Tendencia VUCA también tendrá un importante papel. Este fenómeno, así conocido por las siglas en inglés de las variables que lo componen (Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad), hace referencia a la necesidad de contar con personas versátiles y con gran capacidad de adaptación al cambio y del fomento por parte de las empresas del autoliderazgo de sus trabajadores.

– El cambio de los valores sociales y los cambios demográficos: sustitución de los valores tradicionales por otro tipo basados, entre otros aspectos, en el individualismo y el materialismo, que se unirán al progresivo envejecimiento de la población y al nuevo estilo de vida de los millennials, lo que supondrá para un 27,5% de los responsables de recursos humanos, un alto impacto en el futuro laboral.

– Avances en ciencias sociales, la urbanización y crecimiento de las ciudades españolas, los cambios en las políticas educativas, la evolución de la economía nacional y la escasez de recursos naturales.

El impacto de la tecnología en el trabajo
Según la Unión Europea, hasta 2020 se crearán 900.000 nuevos puestos de trabajo tecnológicos. Para la patronal de empresas tecnológicas, Ametic, entre 2013 y 2017, el número de empleos TIC debería haber aumentado en 300.000 con las políticas de apoyo adecuadas. 

Sectores que liderarán la contratación
Entre los nuevos sectores, los expertos han señalado cuatro como los de mayor proyección de futuro:
· El sector tecnológico y de I+D+i. Se considera el área que más empleo generará en los próximos 5 a 10 años, tal y como apunta el 92,5% de los expertos consultados. El desarrollo económico de España dependerá en gran parte de la capacidad del país de generar conocimientos científicos, tecnológicos e innovadores y de tener un liderazgo empresarial en I+D+i. Este gran reto estará ligado a la transformación digital, a la rentabilidad del sector y a la creación de startups.

perfiles demandadosLa tecnología y la inversión en desarrollo e innovación propiciarán la creación de nuevas oportunidades de empleo, especialmente aquellas vinculadas a la biotecnología (en la última década el número de empresas españolas en esta área ha aumentado casi un
360%), el e-commerce (es de los pocos mercados que crece a ritmos de dos dígitos) y las TIC (un ámbito especialmente destacado en España por su competitividad).

· El turismo y el ocio será uno de los sectores que genere mayor número de empleos, principalmente por la necesidad de mejora en los transportes y la creciente demanda de ocio por parte de la sociedad. Además, la afluencia turística en España es superada año tras año y se espera que la tendencia continúe al menos durante el próximo lustro, lo que hará imprescindible la creación de nuevos puestos de trabajo.

· La salud y el bienestar también serán protagonistas en nuestro futuro mercado laboral debido, en parte, al progresivo envejecimiento de la población y al incremento de la demanda de bienestar por parte de la sociedad. También serán decisivos los hábitos de consumo y la preocupación por la calidad de vida. Todas estas variables generarán puestos de trabajo orientados a los cuidados paliativos, a la tercera edad, a la nutrición y el deporte, a la atención psicológica, a la industria farmacéutica y a la sanidad pública.

· La dependencia energética y la necesidad de encontrar energías alternativas, como las renovables, favorecerá la creación de nuevos empleos. Tres son los grandes retos a resolver en este sector: la sostenibilidad ambiental del sistema eléctrico, la reducción de su impacto social y medioambiental, y la gestión y certificación del sistema energético.

Otros sectores que seguirán al frente de la creación de empleo, aunque en menor medida que los anteriores, serán la industria manufacturera; la cultura e industrias creativas; logística e infraestructuras o la responsabilidad social empresarial;

Sectores con menor creación de empleo

En el lado opuesto se encontrarán los sectores que podrían vivir mayores dificultades para crear empleo en los próximos años cabe destacar el comercio y la agricultura y alimentación, por un lado, y la construcción y la banca, por otro. 

Habilidades y perfiles de los trabajadores del futuro
Según un estudio del Centro Europeo para el desarrollo de la Formación Profesional, de 2013 a 2025 crecerá la demanda de perfiles comerciales y de servicios hasta ocupar el 27% de la demanda total de empleo en España, frente al 16% de media en la Unión Europea.

Las habilidades de profesionales cualificados demandados, supondrán el 13% de la demanda total del empleo en nuestro país,
frente a la media del 25% en la UE, por lo que también se plantea un escenario de migraciones. Ya existe un déficit de profesionales de perfil digital que podría agrandarse en el futuro. 

Entre los más mencionados están los perfiles tecnológicos o digitales cualificados, motivados por el gran peso que tendrá el sector en los siguientes 5-10 años. Entre ellos destacarán los analistas de big data, los orientados a resolver problemas complejos en el campo de la ingeniería, los especialistas en redes sociales o los híbridos entre diseño y tecnología, incluso perfiles como los
Youtubers.

También ganarán relevancia los perfiles relacionados con el trato con personas, como es el caso de los coaches, los facilitadores de empresas, los gestores de nuevas formas de trabajo o los psicólogos. En último lugar, los perfiles especializados en ventas o marketing, con mayor hincapié en los especialistas cualificados en desarrollo de negocio y vendedores técnicos.

Los expertos en recursos humanos creen que las cualidades que deberán reunir los trabajadores en 2020 estarán enfocadas a habilidades transversales que compartan todos los perfiles, independientemente de rangos, especificidades o formación concreta.

Las principales que destacan son las habilidades de colaboración, que incluyen el trabajo en equipo y la capacidad de trabajar de manera remota (no sólo centrada en el teletrabajo sino en la gestión de tareas o proyectos). También valoran las habilidades para gestión el cambio, que engloban desde la polivalencia y el aprendizaje constante al intraemprendimiento e innovación. Las habilidades técnicas y de orientación a resultados y las habilidades interpersonales, como la capacidad comunicativa de los trabajadores y el liderazgo, que ya están siendo demandadas, adquirirán mayor importancia aún.

Suscríbete a nuestra newsletter