Emuca, modelo de control de gestión

2015-dic-Altair-Enrique-Serrano-Emuca

 Tras la intervención de Artemio Milla tomó la palabra Enrique Serrano, responsable de Control de Gestión en Emuca, empresa cliente de Altair, que lleva más de 15 años aplicando el modelo presupuestario y de control de gestión propuesto por la consultora  y utilizando la herramienta de Cuadro de Mando Económico-Financiero para hacer el seguimiento. Emuca es una multinacional de capital 100 % valenciano, que diseña, fabrica y comercializa herrajes y otros accesorios para muebles. Exporta a más de 50 países y más del 40 % de la Cifra de Negocio la consigue en el exterior. La empresa dispone de diferentes centros de producción y en el Balance de la compañía consolidan los resultados de otras actividades e inversiones no vinculadas con el negocio core.

[masinformacion post_ids=”63798,63975″]

“¿Qué nos llevó a implantar este modelo?”, empezó preguntándose Enrique Serrano. “Comprendimos que teníamos un problema de control financiero, porque teníamos que reunir e integrar la información de varias empresas, con tipologías distintas de clientes, productos, mercados e inversiones en cada caso”.  

Emuca tuvo un crecimiento relativamente rápido y vieron pronto la necesidad de optimizar la información económico-financiera para mejorar la gestión, “desarrollando una estructura rígida de reporting: todas las filiales y actividades informan siguiendo el mismo modelo y en el menor plazo de tiempo posible”. Esto permite a la Dirección conocer fácilmente “cómo va a afectar cualquier decisión empresarial al Presupuesto, a la proyección y al Plan Estratégico. Nos movemos en entornos dinámicos y a veces tenemos que modificar el Presupuesto para adaptarlo a la nueva realidad del mercado”

¿Qué metodología presupuestaria sigue Emuca? “En una primera fase, la Dirección define los parámetros básicos del Presupuesto, obteniendo con ello un primer boceto de modelo financiero para el ejercicio y una estructura presupuestaria”. En una segunda fase, desde la Dirección Financiera los encargados del control de gestión “empezamos a desplegar el Presupuesto, poniendo números concretos a las directrices establecidas. El Presupuesto desagregado resultante tiene que ser aprobado por la Dirección”. Ese Presupuesto desagregado y aprobado por la Dirección, elaborado con la herramienta de Cuadro de Mando Económico-Financiero de Altair, “se traslada a todas las áreas de la organización, para que todo el mundo conozca sus objetivos, tanto de venta como de producción, por líneas de producto, mercados, costes unitarios, precios de venta, etc.”.

Una vez aprobado, durante su ejecución “hay un seguimiento y control de gestión exhaustivo, bajando en cada área al detalle de cada gasto desviado, qué cliente o qué producto nos ha fallado en qué mercado y qué va a suponer eso en las proyecciones económico-financieras, etc. Ese control de las desviaciones es importante y lo hacemos mensualmente para intentar corregirlas cuanto antes. El control, para ser útil, ha de ser exhaustivo y en tiempo real”.

Suscríbete a nuestra newsletter