Goirigolzarri” La rentabilidad bancaria está en torno al 4%, cuando antes de la crisis era del 20%

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, destacó hoy la gran fortaleza de la dinámica comercial de la entidad en la Comunidad Valenciana, que se está traduciendo en un crecimiento constante en la concesión de crédito y en un aumento gradual de la cuota de mercado en recursos de clientes, que ya es mayor que cuando se acometió la reestructuración de la red en 2013.

jose-ignacio-goirigolzarri-presidente-ejecutivo-de-bankia-5En un discurso pronunciado en la Cátedra Pavasal en la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir, Goirigolzarri detalló que en los nueve primeros meses del año, Bankia concedió en la Comunidad Valenciana 1.615 millones de euros en nueva financiación, lo que supone un 33% más que en el mismo periodo del año anterior, con especial foco en el mundo de los autónomos, comercios y pymes, así como en la financiación del consumo de las familias.

Así, al segmento empresarial se destinaron 1.246 millones en nuevos créditos, con un crecimiento del 44,4% en volumen y del 88% en número de operaciones (frente al 77% del conjunto del país). Al tiempo, la financiación destinada al consumo de los hogares aumentó un 40%, hasta los 192 millones de euros.

La concesión de nuevo crédito en estos dos segmentos ya está superando a las amortizaciones, afirmó el presidente de Bankia, de manera que el saldo crediticio de empresas y consumo ya está teniendo avances mes a mes por primera vez en los últimos años.
En recursos de clientes, Goirigolzarri insistió en destacar la fidelidad de los valencianos a Bankia, un comportamiento que ha permitido que la cuota de mercado en depósitos haya superado ya el 20% (con datos de junio, últimos disponibles), una cifra que mejora la que tenía la entidad cuando acometió el ajuste de su red de oficinas en la región y es un punto superior a la que tenía hace un año.

Retos del sistema financiero

En su conferencia “La crisis del sistema financiero en España: causas, soluciones aplicadas y perspectivas”, el presidente de Bankia hizo gala de que el sistema financiero español ha tenido una gran mejoría en los últimos tres años, mayor y más rápida que sus competidores europeos, debido al gran esfuerzo de transformación realizado. Aun así, recalcó, sigue teniendo retos muy importantes por delante. Los principales: elevar la rentabilidad y mejorar su reputación.

Sobre la rentabilidad, apuntó que la banca española está de media en niveles de entre el 4% y el 5% cuando antes de la crisis se movía en torno al 20%. “Y lo que es peor, está muy alejada de su coste de capital, que es, en definitiva, el rendimiento que un inversor exige para comprar acciones de una entidad”, apuntó.

Incrementar la rentabilidad en el conjunto del sistema va a requerir “además de un excelente control del coste de la morosidad, una mejora constante de su ratio de eficiencia”, que va a ser la “variable clave del futuro”, señaló.

Ante este reto, Bankia parte con una rentabilidad sobre fondos propios (ROE) del 9,9% a final de septiembre, a un paso del 10% fijado como meta prioritaria del Plan Estratégico 2012-2015. Además, tiene una eficiencia del 41,5% y un ratio de solvencia fully loaded del 11,7%, los mejores entre las grandes entidades del sistema financiero español.

Respecto al reto de mejorar la reputación, el presidente de la entidad se mostró convencido de que la realidad de la banca es hoy mucho mejor que su imagen, pero abogó por seguir trabajando duro para conseguir que la sociedad entienda la utilidad del sistema bancario.  

“Un sistema financiero sólido es necesario para asegurar un crecimiento sostenible de la economía española, que es el medio para asegurar un mejor nivel de vida a los ciudadanos y luchar contra el desempleo, y sin un sistema financiero sólido la economía no se puede financiar, lo cual impacta de forma inmediata en la creación de riqueza”, señaló. “Por tanto, la sociedad no debe pensar que los bancos no deben ganar dinero”.

Suscríbete a nuestra newsletter