Lluvia de críticas al plan de inversiones del Estado para la C. Valenciana en los presupuestos de 2016

Lluvia de críticas al plan de inversiones del Estado para la C. Valenciana en los presupuestos de 2016

El proyecto de presupuestos del Estado 2016 no ha gustado nada en la Comunidad Valenciana, ni siquiera entre las filas populares.

La consellera de Vivienda, Obras públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha tachado de “burla” las inversiones contempladas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en la Comunitat Valenciana para 2016. La consellera considera que los 717 millones de euros destinados a infraestructuras son claramente “insuficientes y se alejan de lo que consideramos una inversión equitativa y justa”.

María José Salvador considera insuficientes las inversiones estatales para  2016 en el proyecto de PGE

María José Salvador considera insuficientes las inversiones estatales para 2016 en el proyecto de PGE

Salvador ha considerado insuficientes los 122 millones destinados al Corredor Mediterráneo y ha calificado de “lentísimo” el ritmo inversor previsto en el tercer carril para esta comunidad. En los PGE para el próximo año se fija en 2018 la finalización del ancho estándar, “lo que evidencia el escaso interés del Gobierno de cumplir sus propios objetivos, ya que debería estar acabado en 2016. Si además lo comparamos con el AVE Madrid-Extremadura, para el que destinan 200 millones, consideramos que los presupuestos son una burla para los valencianos”.

La consellera ha declarado que se sigue sin fecha para el AVE Valencia-Alicante ni para el Tren de la Costa. Además, ha lamentado la falta de inversión en el transporte de cercanías y que se hayan obviado actuaciones tan necesarias como Alicante-Villena, Alicante-Murcia, Castelló-Vinarós, o Cullera-Gandía, entre otras.

En materia de carreteras, la consellera considera muy escasos los 136 millones previstos, frente a los 437 millones demandados. Salvador ha puesto como ejemplos la Font de la Figuera, punto estratégico con mucha siniestralidad, Benissa o el barranco de la Bota en Morella. Estas obras estabas presupuestadas en 2015, pero no se han llegado a licitar, por lo que vuelve a aparecer en 2016.

De igual manera, la consellera ha criticado la falta de inversiones en la AP-7. “No se ha destinado ni un euro para liberar o reducir peajes en puntos conflictivos como Altea, Benicassim y Oliva. Sin embargo, el Gobierno sí que destinará 45 millones de euros para liberar tramos de autopistas en otras comunidades autónomas”.

En materia de vivienda, ha criticado que los PGE no hacen ninguna mención a los 15 millones que se pidieron para la rehabilitación del Cabañal, “inversión que queríamos destinar para amortiguar los 18 años de destrucción de este emblemático barrio”. 

Mucho más crítico se ha mostrado Joan Ribó, alcalde de Valencia, quien ha denunciado la desaparición en el proyecto de ley de inversiones prometidas y anunciadas tanto por la anterior alcaldesa como por la ministra de Fomento. En concreto se refiere al túnel de Serrería: “El año pasado había 4 millones para hacer el estudio de viabilidad que no se han ejecutado, pero este año desaparecen totalmente”.

Denuncia también la desaparición de las inversiones anunciadas para el soterramiento de Serrería (130 millones) o la liberación del Parque Central y la construcción de la estación definitiva del AVE (900 millones)

Reconoce Ribó las inversiones en el Corredor Mediterráneo, pero señala que tiene  “un cuello de botella por el que habrán de pasar mercancías, el túnel de Serrería, pero también habrán de pasar trenes de cercanías, trenes de media y larga distancia, y el AVE cuando vaya a Castellón y Barcelona, y habrá un colapso absoluto”.

En inversiones de transporte de cercanías, Ribó denuncia que mientras Madrid, Barcelona, Málaga o Sevilla se van a repartir más de 700 millones de euros, la partida para Valencia se reduce a un millón. 

 

Las críticas también proceden de las filas populares. César Sánchez, presidente de la Diputación de Alicante, si bien reconoce inversiones como el Corredor Mediterráneo, echa en falta “la lanzadera del AVE a Benidorm, porque si hay una línea de alta velocidad rentable en nuestro país es esta, por ser uno de los lugares, desde el punto de vista turístico, más importantes de todo el territorio nacional”.

“Somos -agregó- la quinta provincia en PIB y la inversión que hace el Estado en nuestro territorio, como se ha puesto de manifiesto, está por debajo de la media.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.